#11. El enguayabado

Cuando llegué al apartamento duplex de #11 me di cuenta que mi visita no había sido esperada. A pesar de haber planeado el día y la hora una semana antes, creo que #11 no se acordaba de mí ese día. Se demoró mucho para abrir la puerta y cuando salió parecía recién despierto. Cuando subí al segundo piso de su dúplex la escena era un mundo de latas de cerveza y botellas de alcohol, se nota que había tenido una noche divertida, lo cual confirmé después por el tufo que tenía y su baño sucio. Habría disfrutado más los besos con #11 de no ser por su olor a guayabo, el alcohol le transpiraba. Lo hicimos en el piso, encima de una sábana. No sé por qué no me quiso a invitar a su cuarto y hacerlo en su cama en ese momento.

En mis primeros encuentros me daba miedo decir en qué colegio estudiaba cuando me lo preguntaban, todavía me da miedo a veces decir la universidad en la que estudio. Le dije el nombre de un colegio en Bogotá pero se dio cuenta que era mentira porque me corrigió cuando pronuncié mal el nombre. #11 fue el primero en preguntarme si quería ser su novio. En ese entonces no buscaba novio, y creo que hasta la fecha nunca lo he buscado. Creo que esto se debe a que si tuviera novio, no podría tener sexo con la cantidad de hombres que lo hago a la semana hoy en día. #11 tenía aproximadamente 30 años. Y aunque tengo una debilidad por los hombres de esta edad, le dije que no quería nada con él porque lo acababa de conocer.

Su olor era tan desagradable que cuando me preguntó si quería que me lo metiera le dije que no porque no tenía condones, luego me dijo que iba a salir para comprar unos pero le dije que no lo hiciera porque no quería que me lo metiera, sólo hubo morbo.

Dos semanas después recibí una llamada de un desconocido, era el novio de #11 que llamaba para reclamarme por qué tenía algo con #11 y para advertirme que no me volviera a meter con su novio. Resulta que el novio de #11 había visto las conversaciones entre #11 y yo en Skype. Tuve miedo con esa llamada, me sentí amenazado pero en esa época todavía no tenía experiencia en el campo, si hubiera recibido esa llamada hoy en día no me hubiera afectado para nada.


Puntuacion: 3 de 10

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .