#2. El de la cámara espía

Entre #1 y #2 tuve el periodo donde duré más tiempo sin tener sexo desde que perdí la virginidad. No porque no hubiera disfrutado estar con #1 y no hubiera querido tener sexo en tanto tiempo, sino porque creo que después de tener tantas ganas de tirar y haberlo hecho al fin con #1, no tuve deseo ni necesidad de hacerlo hasta mucho tiempo después que estuve con #2. No recuerdo exactamente cómo conocí a #2, solo sé que me habían gustado mucho sus fotos y duramos meses hablando por blackberry Messenger. Fue una tarde de un fin de semana que me invitó a su casa (ya me lo había propuesto varias veces) pero yo no le había puesto atención.

Esa tarde le dije a mis papas que iba a “hacer un trabajo” con un amigo del colegio. Llegué a la casa de #2 y cuando lo vi presencié algo que no sabía que podía suceder  y es algo que me ocurriría varias veces en el futuro. En la vida real #2 se veía peor que en las fotos. No es que fuera del todo feo pero al verlo se me quitaron las ganas de estar con él. En esa época pensaba que todos los hombres guardaban cámaras escondidas en sus cuartos y se grababan con los que invitaban a su casa teniendo sexo.

Las primeras veces que tuve encuentros con hombres en sus casas revisaba muy bien que no tuvieran una cámara espía para grabarme teniendo sexo y luego chantajearme. Revisé muy bien el cuarto de #2 y moví a un lado un porta retratos que yo muy ingenuo a los 16 creía que podía ser una cámara espía. No tenía muchas ganas de tener sexo pero una vez estando allá no estaba dispuesto a perder el viaje. Nos acostamos en su cama, empezamos a tener morbo y a besarnos cuando de repente le escribió el novio. Mientras hablaba con el novio descubrí una foto en el mueble donde se veía muy de cerca con un man que parecía travesti, tenía varias fotos con él y su familia. Inmediatamente sentí asco. Luego vi cuando dejó su celular a un lado una frase que decía: “ve comiéndotelo que yo ya casi llego a comérmelo” pasé de sentir asco a sentir mucho miedo. Me imaginaba un travesti entrando al cuarto para violarme. Le dije que ya no quería hacer nada y me fui. Cuando salí de su casa casi me roban el blackberry pero no me dejé, hice fuerza y salí corriendo, el ladrón solo se quedó con la funda del celular.


Puntuación: 0 de 10

4 comentarios sobre “#2. El de la cámara espía

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .