#23. El amor imposible

#23 es posiblemente la razón de este blog y de mi lista en excel. Podría extenderme páginas hablando de #23. En este punto debo confesar que en mi adolescencia, específicamente en vacaciones conocí una página llamada CAM4. No me arrepiento de haber entrado ese día a esa página pero sí estoy seguro que cambió mi vida para siempre.

Cuando transmitía en cam4 me acosté con algunos manes, de muchos que me agregaron a skype. Era bueno poder escoger entre muchos que me contactaron para tener sexo. #23 fue el primero que conocí en vida real y una tarde de vacaciones que no estaba mi familia #23 fue a mi casa.

Cuando entró traía dos smirnoffs para “amenizar” la visita, nos los tomamos en la sala y fuimos a mi cuarto. Empezamos a hablar y luego me dio un beso que nunca olvidaré. Proseguimos a desnudarnos y me dijo que pusieramos porno en computador.

Nunca he vuelto a ver porno con alguien pero tal vez era algo que le ayudaba a calentarse. Me pidió que nos metiéramos a una página de porno de twinks, de jóvenes delgados y vimos unos videos. Tuve la necesidad de ir al baño y cuando volví me di cuenta que había espiado mi skype, lo cual no me preocupó porque él sabía lo que yo hacía con cam4 y skype.

#23 ha sido el mejor sexo de toda mi vida. Ha sido la persona la que más he durado teniendo sexo, aunque yo no diría que tuve sexo con él, diría que hicimos el amor. Sé que para muchos no tendrá sentido que uno se enamore la primera vez que se acuesta con alguien, pero a mí me pasó, y fue la primera y última vez que me enamoré en toda mi vida.

Simplemente con una tarde con él en mi cama me enamoré. Nadie nunca me ha hablado así al oído, nadie nunca me ha besado así ni me lo ha metido de esa manera. Lo hicimos en todas las posiciones, duramos casi 3 horas haciéndolo. #23 tuvo mucho cuidado para que no me doliera, pero a veces por más que tengan cuidado con el tiempo se crea un dolor inaguantable.

Tuvo mucho cuidado, pero después de tantas horas tirando me empezó a doler demasiado, aún así no quería afanarlo ni dejar de disfrutar con él, así que esperé a que se viniera. Cuando lo hizo me sentí realizado, de no haber tenido que pedirle que parara, de haberlo dejado disfrutar conmigo hasta cuando él no pudiera aguantar más.

Cuando se vino estaba sudando demasiado y me dijo “estaba disfrutando demasiado contigo pero no aguanté más”. Eso significó mucho para mí.

Lo mejor fue la conversación que tuvimos después del sexo. Dicen que después de tener sexo se afianzan los lazos y crea una confianza que no se tenía antes de tenerlo, que uno es más sincero. Con #23 no hubo necesidad de tener  sexo para sentir esa conexión, desde el principio la sentí con él.

Llegó el momento de despedirnos porque mis papas ya venían en camino, y fue muy duro despedirme de él esa tarde. A partir de ese día hablamos algunas veces por celular y por skype, yo era muy joven y me arrepiento de no haber aceptado salir con él los fines de semana, me sentía mal diciendole mentiras a mis papas. Le proponía que nos viéramos entre semana ya que era más fácil para mi mentir esos días. Creo que perdió el interés en mí rápidamente.

Solo volví a ver a #23 una vez más, fue una tarde que le escribí para vernos en una residencia. Me dijo que esa tarde le pidió permiso a una compañera del trabajo para salir temprano y estar conmigo. Esa tarde hablamos mucho también, pero le quedó difícil venirse masturbando. Después de esa segunda vez le escribí varias veces por skype sin tener respuesta.

No respondía mis llamadas tampoco. Un día desesperado le escribí por skype que mi vida no tenía sentido si él no me respondía y finalmente me habló. Me dijo que era una buena persona pero que yo había desarrollado sentimientos por él a diferencia de él, además me dijo que estaba en una relación. No sé si así es su personalidad y demuestra afecto con facilidad, haciendo que me confundiera. No sé si fue error mío no querer verlo los fines de semana.

Sólo se que no he podido superarlo y lo pienso casi todos los días, más de dos años después de haberlo visto por última vez. Sueño con encontrármelo un día en transmilenio o en la calle, saludarlo y anotar su celular para poder vernos otra vez. Ese día nunca llegará pero imaginarlo me ayuda a reconfortarme un poco.

Desde entonces tengo sexo con muchos hombres a la semana para intentar olvidarlo. Creo que no ha funcionado.

Actualización: John (#23), murió el 26 de agosto de 2018. Este diario es un homenaje a él, su significado es su legado, pues mi respeto por él no se debe confundir con su contendio.

Descansa en paz, John

La imagen tiene un atributo ALT vacío; su nombre de archivo es fb_img_1557318482014.jpg


Puntuación: 1’000.000 de 10

17 comentarios sobre “#23. El amor imposible

  1. Hola, no había visto tu Tw ni este blog hasta hoy. Te felicito, este relato en particular uff hermoso marica, conmovedor, excitante, creo que muchos nos sentimos identificados contigo, y también un poco de pesar por ti. En serio te felicito por abrirte de esta manera al mundo, tus relatos dicen mucho mas que tus videos. Un abrazo gigante hermanito.

    Me gusta

  2. Me encanta leer tus relatos,en este pude sentir todo lo que expresaste en el.
    Aunque tienes una forma particular de ver la vida, se que muy en el fondo de tu corazón hay algo que no te llena por completo.
    Deberías tratar de enamorarte y buscar ese #23 en otro hombre…. Lo que es para uno tarde o temprano llega.
    Lo felicito.

    Me gusta

  3. Que patético, el síndrome de la puta mal querida, mejor dicho, El Amor en Los Tiempos del Cólera es un cuento de hadas muy mediocre comparado a su patético diario. Usted representa todo lo que está mal con esta generación y muchos dentro de la comunidad gay. Qué desprestigio.

    Me gusta

  4. Santi, muy bonito el relato y muy conmovedor pero estoy seguro que alguien mucho mejor que 23 está expectante por ti y lo descubrirás en el momento oportuno. Un abrazo bb.

    Me gusta

  5. Que pendejo, en serio cree q un tipo q lo conoce por redes, por cam4 y ve lo q hace se va a meter seriamente con Ud?? La puta es puta siempre, y desafortunadamente a esas no las quieren sino para culeo, para amor se busca a alguien normal , no una ninfomana o promiscua traga leche

    Me gusta

  6. Con este relato me sentí totalmente identificado. Una historia similar me pasó a mi y todavía no lo supero y casi 2 años después. Parce y chimba tus relatos y la forma de generar esas escenas de morbo en la mente de uno. Por muchos penes más para olvidar a ese amor infructuoso 🥂

    Me gusta

  7. Hola, no entraré en detalles, eres fascinante con eso lo digo todo, no hablo por el aspecto sexual, sino por que has logrado transmitir en cada historia detalles que para muchos son insignificantes. Tu forma de expresarte y llegar al lector, increible!!. Usas muy buena dramática. Y lo mejor de todo es que has logrado algo que a muchos, miles no les hubiera ocurrido y menos hacer un documento de todo lo que has vivido desde tu despertar sexual. Mis respetos….

    Me gusta

  8. Algo quería aportar, no si lo consideres, me gustó la historia con #23, sin embargo por el amor que le tuviste y le tienes seria mejor de todos los número que tienes en tu Excel a el llamarlo por su nombre John en ves de #23 colocarle John, ejemplo:
    #20
    #21
    #22
    JHON
    #24
    Digo eso marcaría la diferencia, que el de verdad llego a ti lonq 1 millón no ha logrado

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .