#4. El que sudaba en exceso

Debido a mi falta de experiencia y poco conocimiento de sitios para tener sexo, estuve con #4 en el humedal Córdoba. Él era de la Costa y no conocía bienal ciudad y por eso me pidió que nos encontramos en el parque nacional (era lo único que conocía en ese momento seguramente). El recorrido del parque nacional al humedal córdoba era un recorrido tonto desde donde yo vivía pero me tocó recogerlo o si no, #4 nunca hubiera llegado al sitio.
En el bus camino hacia el humedal, #4 se quedó dormido y roncó durante todo el tiempo, esto no fue nada sexy. #4 era de pocas palabras, como muchos otros con los que he estado. Debo admitir que besaba delicioso y me repetía varias veces que yo le encantaba mientras tirábamos sobre prácticamente lo que era una mezcla entre pasto, maleza y tierra.
Me jalaba el pelo muy duro pero eso me parecía demasiado excitante y no soy masoquista. Bueno, en realidad con el tiempo que puedo serlo un poco dependiendo de la situación. #4 sudaba bastante, en exceso, sobre todo la espalda. En un momento en pleno ajetreo, como se caracterizan mis primeros encuentros sexuales debí pedirle que paráramos porque me estaba doliendo mucho. Lo sacó y nos terminamos masturbando. No sé cómo se devolvió a su casa ni recuerdo haberle dicho cómo. Solo espero que su camino de vuelta a su casa no haya sido traumático.
Puntuación: 7 de 10

2 comentarios sobre “#4. El que sudaba en exceso

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .