#40. El conocido de toda la vida

#40 es tal vez la persona que más tiempo llevo de conocer en mi lista de Excel. Empezamos a hablar desde que se usaba Messenger, luego pasamos a hablarnos por skype y poco tiempo antes de conocernos en persona me pidió mi whatsapp. Pasaron casi 6 años de amistad, de largas sesiones de cam sex cuando ni siquiera me salía semen al masturbarme y teníamos esporádicas conversaciones en skype sobre sexo y más sexo.

Nunca hablamos de encontrarnos en persona pero días antes de hacerlo con #40, demostró interés en conocerme. “Te invito a motel” fue lo primero que me escribió después de no haber hablado por más de un año. “Quién eres?” le respondí y me envió una foto donde se veía muy bien con una barbita que lo hacía verse muy bien. Para ser honestos la adolescencia le sentó muy bien a #49. Nunca lo había visto mejor desde esa noche que nos vimos por primera vez en cámara y éramos tan solo unos niños. Cuando nos encontramos en la puerta del motel vi un hombre muy diferente al adolescente que había visto por última vez en cámara hacía dos años.

#40 Iba al gimnasio y tenía un cuerpo lindo. Fuimos al grano cuando entramos a la habitación y de una le quité los bóxers para chuparle la punta. “Te tenía ganas desde hacía años” me dijo mientras se lo mamaba. No tenía idea que a #40 le interesaba conocerme, a mí nunca se me pasó por la cabeza hacerlo con el. No pasó mucho tiempo antes que me dijera que quería penetrarme. Se puso el condon, se lo mamé un rato con el condon puesto y me lo metió hasta el fondo. A #40 le gustaba meterlo todo y sacarlo completamente, lo volvía loco. Intentamos varias posiciones: misionero, en 4, pollo asado y cabalgando. Me gustaba mucho besar sus axilas y sus tetillas. Tenía un pecho velludo, nunca lo hubiera sabido si no lo hubiera conocido. Tiramos por más de media hora y terminó viniéndose mientras se masturbaba sobre mi culo, su semen salió demasiado caliente. Luego me masturbé y nos despedimos con un apretón de manos. Nunca hubiera sabido que #40 es tan bueno en la cama, tampoco me hubiera imaginado cuando niño lo que íbamos a terminar haciendo en 6 años. Nunca más volvimos a hablar desde esa vez que tiramos.


Puntuación: 10  de 10

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .