#41. El barman

Tengo una debilidad por los barman. Fue con #41 con quien desarrollé esta característica. Esa noche había decidido que quería emborracharme, hacía mucho tiempo no tomaba así que los tragos me sentaron mal. #41 me miraba constantemente cuando estaba sentado pero no le hablé esa noche, solo para pedirle trago porque era barra libre. No recuerdo bien con cuántos estuve esa noche, pero sí cuando #41 me tuvo que ayudar al final de la madrugada para devolverme a mi casa. Estaba en el baño orinando y #41 entró para preguntar cómo estaba y sostenerme para salir.

Semanas más tarde volví al bar con el único propósito de comerme a #41, con quien no había podido estar la primera noche que lo vi. Cuando volví esa noche me senté estratégicamente en un punto tal en el que #41 tuviera que verme cada vez que se moviera. Estaba sentado prácticamente al frente. Esa noche no iba con la intención de emborracharme sino de tirar con él. Cuando le hablé para pedirle un vodka surgió la conversación que creía íbamos a tener en caso que habláramos más allá de un pedido de trago. Me preguntó si me acordaba de esa noche y si sabía con cuántos había estado. Le dije la verdad, pero no le dije que me acordaba cuando me había ayudado a salir del baño.

Después de unos tragos y mantenerme prácticamente sobrio seguí hablando con #41 e intercambiando miradas, solo faltaba encontrar la oportunidad para que #41 y yo pudiéramos encerrarnos en algún lugar a tirar. En la madrugada, cuando ya casi nadie se acercaba a la barra y el bar estaba solo nos encerramos en un cuarto, cuando estábamos en pleno ajetreo a #41 le entró el miedo que alguien estuviera en la barra o que lo regañaran y me dijo que iba a salir un rato del cuarto para revisar que todo estuviera bien. Mientras lo esperaba el tiempo se me hizo eterno, y aunque no pasó mucho tiempo antes que volviera en algún momento pensé que nunca iba a volver. Cuando regresó consumamos lo que habíamos empezado.

#41 es un gran besador y le encanta probar diferentes posiciones. Le gusta meterlo duro. Un año después me lo encontré en Grindr y le escribí, me dio su whatsapp y un día me invitó a su cuarto. Allí follamos y me grabe con él, pero cuando lo vi esa vez ya no me gustaba. Pensaba: yo que le vi en ese momento?


Puntuación: 8  de 10

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .