#106. El profesor de Tinder

Después de escuchar tanto a mis amigos de hablar de la famosa aplicación Tinder decidí bajarla en mi celular por simple curiosidad. No sabía que se podían encontrar manes por esa aplicación pero luego escuché que también sirve para los gays. La descargué y una semana después de haber hecho algunos match donde la mayoría nunca contestaba mis mensajes, #106 demostró mucho interés en conocerme. A medida que he estado con manes de 30 o que tienen una edad similar he desarrollado una debilidad por los que tienen esta edad. Sin embargo, tener 30 suma pero no quita para mí.

#106 era lindo y tenía 30 (creo). La primera vez que nos vimos fue en un bar, ahí hablamos de nuestras vidas. Me contó que era profesor de una universidad y había estudiado literatura (o algo similar), trabajaba editando libros y documentos de la universidad donde trabajaba. Mientras hablaba con #106 sólo quería que dejara de hablar y llevármelo a una cama para tirármelo (Minutos después mientras me lo metía me enteré que pensábamos igual, me dijo que cuando estábamos hablando en el bar solo quería comerme y que se había imaginado ese momento todo el tiempo mientras hablábamos). Después de unas cervezas en el bar, #106 me preguntó qué iba a hacer después esa noche y le dije que nada, en ese momento no tenía muy buenas esperanzas que terminara como yo quería.

Me propuso que fuéramos a un motel que quedaba cerca y sin duda le dije que sí. Yo no tenía idea de moteles por ahí pero al parecer #106 conoce muy bien esa zona. En el motel me lo hizo muy rico. Le gustaba cambiar el ritmo mientras me daba pene, podía ir rápido y de repente duro y luego más suave, le gustaba mucho cambiar de posición. Duré mucho tiempo tirando con #106, tal vez una hora. Al final tuve que preguntarle si se demoraba en venirse porque me estaba empezando a doler mucho.

Lo que más me gustó de estar con #106 era cuando me hablaba al oído mientras me follaba. Mientras estábamos en el bar le comenté que en esas fechas mis papás se iban de viaje y yo iba a tener la casa para mí solo por una semana y quería que él fuera para “pasarla rico”. Mientras tirábamos me decía “esto es lo que te voy a hacer en tu cama cuando vaya a tu casa”, entre muchas otras cosas que me mantuvieron duro todo el tiempo. Efectivamente volví a estar con #106 una segunda vez en mi cama cuando estuve solo en mi casa, el sexo fue igual de bueno como la primera vez. Se vino dos veces dentro de mí esa segunda noche que estuvimos, no usamos condón.

Después de esa noche en mi casa seguimos hablando por unos días en whatsapp hasta que dejamos de hablarnos para siempre. Hace un mes me lo encontré en una estación de transmilenio pero él no me vio, y la semana pasada le escribí a alguien en grindr que resultó siendo él, no lo sabía porque en la foto de perfil sólo aparecía el cuerpo sin cara. Me dijo que también me había visto en transmilenio y me pidió el celular porque le había pasado algo a su anterior celular. No sé si me eliminó o fue una excusa lo del celular,todavía no me ha escrito. Tampoco me interesa.


Puntuación: 10 de 10

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .