#124. El que olía a bebe

Esa noche quería tener sexo, mis papás estaban de viaje y planeaba encontrar a alguien en el chat que viniera a comerme. #124 no estaba dispuesto a venir a mi casa pero sí tenía sitio cerca a la javeriana. Al principio no le gustaba mucho la idea que yo fuera, dijo que ya estaba tarde pero al final lo convencí. Resulta que cuando llegué a su casa me di cuenta #124 se veía mucho mejor en la cámara por skype que en la vida real. Cuando llegué a la portería de su conjunto y me dispuse a buscar su apartamento me sentí perdido, la forma como fue diseñado ese edificio no es la más convencional, parece un enjambre de torres desorganizadas y mal distribuidas, donde el orden y la lógica no van de la mano.

Finalmente en algún momento #124 estaba afuera asomado en un balcón y me vio con mi cara de perdido, me hizo una señal con su voz y pude ver donde estaba. Cuando lo vi no me pareció feo, pero se veía muy diferente a como lo había visto por cámara. Me invitó a un cuarto (no era su cuarto) que lo tenía acomodado como un estudio. Había un televisor, un sillón y un escritorio con un computador. Ahí nos sentamos a ver televisión. En el televisor estaba puesto MTV y estaban dando acapulco shore, #134 comparte conmigo su mismo interés por este programa, pude por fin hablar con alguien sobre cosas de este Acapulco shore porque al parecer nadie que conozco lo ve.

Vimos un capítulo completo de acapulco shore, que se me hizo eterno porque al minuto de sentarme en ese sillón a empezar a ver el programa como plan de amigos sólo quería empezar a chupárselo. Por fin se acabó el dichoso programa y #124 tomó la iniciativa. Acercó su cuerpo y me dio un beso. Allí nos besamos y luego le pedí que fuéramos a su cuarto para consumar lo que había ido a hacer.Me llevó al cuarto de al lado que estaba seguro era un cuarto de huéspedes porque no tenía nada, sólo una cama. Además desde el estudio había divisado lo que era su cuarto, el tercer cuarto en ese apartamento donde había una cama doble. E

l sexo con #124 terminó siendo más aburrido de lo que pensaba. Es probablemente el peor sexo que he tenido en mi vida. Al minuto de tener su pene dentro sólo quería que se acabara ese momento, además olía a bebé y creo que esa fue la razón principal por la quise que todo se acabara rápido. Cuando estás follando con un man quieres que huela a hombre, ya sea a sudor, a desodorante o a perfume, cualquier olor menos olor a bebé. #124 quería durar horas conmigo en la cama pero desde el principio le dejé claro que ya quería irme. Mientras cabalgaba a #124 le dije que quería que se viniera rápido o si no me iría sin que el se viniera antes, se afanó y se vino con un fuerte gemido. Sentí tranquilidad que por fin iba a poder irme. Nunca olvidaré el olor a bebé de #124, nunca creí que un simple olor podía cambiar tanto mi estado mental al tener sexo.


Puntuación: 0 de 10

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .