#169. Tirando gratis con el “escort” de grindr

Un viernes estaba revisando grindr y #169 me aparecía demasiado cerca. Tenía un cuerpo de gym y decidí escribirle. Me dijo que estaba de visita y se encontraba en el mismo conjunto que vivía yo. Esa fue la segunda vez que invitaba a alguien a follar conmigo mientras mis papas estaban en la casa dormidos, pero si esa noche lo volvía a hacer el susto de invitarlo con mis papas en la casa iba a valer la pena.

Al principio pensé que #169 nunca iba a ir, pero cuando me preguntó la torre y el apartamento me di cuenta que hablaba seriamente. Por un momento sentí miedo. Nunca había visto a #169 en grindr y tenía sentido porque no vivía ahí, estaba de visita pero llegué a pensar que era un ladrón, se me pasaron muchas cosas por la cabeza. Cuando me confirmó que ya venía le dije que no timbrara por obvias razones. Cuando abrí la puerta lo vi, era joven, tenía 22 años, tenía un cuerpo grande y musculoso pero vi que actuaba extraño. Le dije que se metiera rápidamente a mi cuarto en silencio.

Fue allí que me di cuenta que estaba borracho. Se notaba en su forma de actuar y de hablar, pero más se notaba en su aliento. #169 estaba en esa etapa de la borrachera donde ya ha pasado el efecto de la alegría y desinhibición y se portaba atolondradamente y como si solo quisiera acostarse a dormir de la borrachera. Fue desagradable besarlo pero estaba muy bueno, así que valió la pena el susto y aguantarme su fuerte olor a alcohol. Tenía un cuerpo de dioses y a pesar que estaba muy tomado, logró darme un sexo que nunca olvidaré.

A pesar de que estaba muy borracho, no tuvo problema para que se le parara, además era bien dotado. Estando con #169 no me preocupé por hacerle preguntas ni hablarle como hago de costumbre debido al hecho que estaba ebrio. Se terminó viniendo mientras yo estaba acostado boca arriba y él encima. Debido a que no quería botar el condón en el baño para no hacer ruido lo boté detrás de mi cama. Casi se me olvida tirarlo en el baño al día siguiente. #169 se acostó cansado en mi cama y yo al lado de él. Nos besamos por varios minutos hasta que paramos y se quedó dormido. Intenté no dormirme pero finalmente también me dormí y #169 se despertó dos horas después. Por alguna razón también me desperté al mismo tiempo. Se vistió y lo acompañé a la puerta. Todavia caminaba como borracho. Me dio risa cuando al otro día vi su perfil en Grindr que decía: escort. Esa noche estuve con un acompañante, y gratis.


Puntuación: 8,5 de 10

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .