#175. El hermano gemelo de Jason Statham

Eran las 11 de la noche y me encontraba en salitre buscando la dirección de #175, aguantando frío y con sueño. Por un momento casi me arrepiento y me devuelvo pero no quería perder la ida. Me pidió que le avisara por whatsapp cuando estuviera en la portería para que bajara a recibirme, después me enteré que vive con dos amigos. Cuando entré a su cuarto puso el televisor a todo volumen para que sus amigos no nos escucharan. #175 tiene 26 años, tiene un cuerpo rico blanco, mide 1.70m y se parece en algo al protagonsita de “El transportador”, es su versión joven, además tiene el pelo muy corto. Me contó que trabaja en Davivienda y que es bisexual. La conversación fue muy corta pero al menos pude saber algo de él, su pene sabía a orines pero no es algo que me moleste. Se lo mamé tal cual como me lo pedía “metetelo todo”, me repetía cada vez que alejaba mi boca de su pene para respirar pero lo tiene tan grueso que debía hacer un esfuerzo para abrir mi boca por completo.

Tenía miedo cuando llegara el momento de la penetración porque sabía que iba a doler y finalmente el momento llegó. Se puso el condón y me puse en cuatro para que me lo metiera. Me penetró y fue menos traumático de lo que pensé que iba a ser porque se preocupó por tocar mi ano para relajarlo. Parece que a #175 no le importaba que sus amigos nos escucharan, a pesar que tenía el volumen del televisor muy alto mientras estaban dando “cuponmania” en TLC, era obvio que mis gemidos sobrepasaban los decibeles del televisor, y aún así no hizo ningún esfuerzo por callarme ni de preocuparse por mis gemidos. Incluso, cada vez que lo metía decía “oh si!, que rico!” Entre los gemidos empezó a susurrarme cosas.

Me decía que mi boca era rica pero que mi culo era “mucho mejor”, que lo tenía muy estrecho. Seguía follándome, se movía hacia adentro y afuera mientras me ofrecía que me quedara toda la noche con él. Luego se vino. Después que paró de follarme y sacó el pene se fue hacia el otro lado de la cama para sacarse el condón. Me preguntó cómo me sentía y le dije que bien y que había dolido un poco – le mentí, en realidad si me había dolido mucho. Me preguntó si quería volver a tirar con él otro día y le dije que tenía que revisar cuándo podía y me pidió que le avisara. Todavía sigo revisando cuándo puedo. Hehe


Puntuación: 9 de 10

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .