#179. El lindo de camiseta blanca

#179 fue alguien que me folló en el cuarto oscuro un día que fui a las cabinas de las 57. Lo vi y de lo que pude ver en la oscuridad me gustó su cara y su cuerpo, tenía una camisa blanca y estaba parado contra la pared. Me le acerqué y le toqué el paquete, luego me arrodillé para desabrocharle el cinturón pero no hubo necesidad porque eso fue algo de lo que #179 se encargó. Sacó su pene y pude sentir lo duro que se puso rápidamente. No podía esperar más para que me follara y le pregunté en voz baja si quería meterlo. Me preguntó dónde y le señalé una colchoneta tipo camilla que se encuentra dispuesta en el cuarto de tal forma que cualquier activo que mida entre 1.65cm y 1.80cm se pueda culiar un pasivo mientras está parado cómodamente.

Me desvestí completamente (no me gusta tener sexo con ropa, ni con medias) y puse todo debajo de la camilla para que nadie se pudiera llevar mis cosas, saqué el condón del pantalón y se lo di a #179 para que se lo pusiera mientras me desnudaba. En una mano puse mi billetera y en la otra el celular, me acosté en la camilla boca arriba y puse mis pies en los hombros de #179. Sentí cuando me penetró pero me relajé rápidamente. Lo más excitante de tirar con #179 (aparte de que se veía muy lindo) fue que todos los que estaban en las cabinas esa noche nos vieron. Podía ver que todos nos miraban y eso me excitaba demasiado, algunos me tocaban pero no se atrevían a hacer nada más que masturbarse.

#179 se movía muy rico, a veces cambiaba de ritmo o lo sacaba para volverlo a meter. Estaba haciendo mucho calor en ese cuarto, además que duré varios minutos follando con #179, empezamos a sudar. Sentía calor y me sudaba un poco la frente, se desabotonó su camisa blanca y se subió la camiseta que llevaba por debajo por detrás del cuello para dejar al descubierto todo su pecho, el cual me encantaba tocarlo mientras me follaba. Con el tiempo empezó a sudar más y más y empecé a sentir su pecho completamente mojado del sudor, lo cual fue bastante excitante. aproximadamente 10 minutos después de tirar sacó el pene, supe que se le había bajado porque sé cuando un man lo tiene duro y cuándo no. Al principio lo tenía duro pero con el tiempo se le puso pequeño, por eso lo sacó. Me ayudó a bajarme de la camilla porque me sentía muy mareado y cansado, aparte que tenía mucho calor. Mientras me vestía #179 se alejó y cuando terminé de vestirme se acercó, me tomó de atrás para voltearme y preguntó: “estás bien?”, “sí, por qué?” le pregunté y me dio un beso en la nuca. #179 fue muy tierno y mi respuesta fue grosera. Ojalá algún día me lo vuelva a encontrar si vuelvo a esas cabinas.


Puntuación: 9,5 de 10

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .