#189. El lindo que me ahogaba la garganta

#189 era un osito. Tenía una barba deliciosa, era panzón y tenía un pecho velludo. #189 es el más cerdo al que se la he mamado. Digo cerdo porque literal fue un cerdo. Le gustaba metérmelo tan al fondo, hasta el punto que casi vomito en varias ocasiones. Me tocaba más allá de la campana por lo que me quedó doliendo mucho la garganta después de estar con él. “Papasito” me repitió varias veces mientras me metía su cerca hasta el fondo. Lo hacía con tanta fuerza que pensé que me iba a ahogar. Me salían lágrimas como si estuviera en el funeral de un familiar. A #189 también le gustaba darme cachetadas a las cuales yo accedía, no soy fan del sadomasoquismo pero #189 me gustaba mucho, así que me dejé. Aunque #189 era muy lindo no disfruté mucho mamarselo, era muy brusco y me dolió mucho. En un momento le pregunté si quería metérmelo pero dijo que no me dejó con las ganas pero si así era para que se lo mamara no me quiero imaginar cómo hubiera quedado mi culo si me hubiera penetrado.


Puntuación: 1 de 10

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .