#194. El succionador de culos

Conocí a #194 por grindr. Cuando vi sus fotos me pareció muy lindo. Su barba me cautivó. Un viernes en la noche me invitó para que fuera a su casa al día siguiente, el sábado temprano en la mañana cuando no había nadie en su casa, sin embargo me escribió que le avisara cuando fuera a salir para confirmar que todos en su casa se hubieran ido. Ese sábado me levanté a las 7am y le pregunté si estaba solo pero me dijo que su hermana no iba a ir a clase ese día. Ese fue nuestro primer intento fallido para vernos. En otras ocasiones lo invité a mi casa cuando estaba solo pero podía darme cuenta que le daba pereza por lo lejos (#194 vive demasiado lejos) y además se escudaba en que no sabía cómo llegar aún cuando le había dado todas las indicaciones para hacerlo.

Así duramos más de un mes hasta que un sábado le pregunté qué iba a hacer ese día, me dijo que iba a ir a una fiesta en dark club, ese día no tenía plan así que le pregunté cuánto costaba y donde era. Aún sabiendo que existía la posibilidad de que #194 no fuera a esa fiesta, esa noche llegué al lugar. A pesar que tenía otras opciones para tener sexo esa noche, yo sólo quería tirar con #194. Una hora y media después de llegar a dark club lo vi. Me saludó con desinterés pero no me importó, sabía que en unos minutos iba a tirar con él. Se veía mucho más lindo en persona que en las fotos.

#194 estuvo con otros primero, aunque ya le había preguntado a qué hora iba a tirar conmigo me dijo que después. En un momento que lo vi solo me le acerqué, nos besamos y empezamos a tirar en una colchoneta que quedaba casi a la altura del piso. Lo hicimos sin condón, mientras otros nos veían tirar. No duró mucho hasta que sacó su verga  e inmediatamente después estaba succionando mi culo, no lo estaba chupando como siempre lo hacen los demás, me lo estaba succionando. Cuando terminó de succionarme le pregunté qué estaba haciendo y me dijo que había chupado su propio semen. Eso me pareció desagradable, no porque fuera semen, sino porque era su propio semen. Aunque me encanta tragar y probar semen, no me gustaría tragarme el mío, es algo que nunca intentaría. #194 se fue y nunca más volvimos a hablar desde esa noche.


Puntuación: 7 de 10

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .