#228-#241. El gangbang

Quiero contarles mi experiencia más hardcore. Todavía siento que lo que pasó esa noche del sábado le pasó a otra persona, todavía me siento como un observador, más que un protagonista. Si no fuera por la evidencia en mi cuerpo y el dolor que sentía al día siguiente, hubiera pensado que fue un sueño. Estaba de vuelta en Florida donde mi tío que vive allí, este no es mi tío de Miami sino el que vive en Tampa. Antes de viajar le había escrito a #66 con quien tuve sexo una noche de octubre de 2015, le dije que iba a volver a USA por unos días y que quería volverlo a ver. Llegué a Tampa y a los pocos días compré un tiquete demasiado barato por Spirit y viajé a Miami para ver al gringo de mis sueños.

Llegué el sábado en la mañana y #66 me recogió en el aeropuerto. Cuando llegamos a su casa hablamos un rato y fuimos a almorzar al una pizzería en South Beach. #66 Me dijo que esa tarde iba a haber una fiesta gay en Fort Lauderdale y quería que fuéramos. Al principio no me gustó la idea porque significaba que no iba a tener a #66 para mí solo pero finalmente accedí. Llegamos a la fiesta y era gigante! estábamos en una mansión llena de gringos y latinos en vestido de baño, todos de 30, de la edad que me gustan. No había viejitos ni pollos, todos eran de mi gusto. Había entre 50 y 70 esa tarde. Estaba muy arrecho, no podía esperar para tirar con #66. La fiesta estaba muy buena. No buscaba emborracharme ese día para recordar todo el tiempo que iba a estar con #66. Estaba haciendo calor y #66 sugirió que fuéramos a la piscina. Ya habían varios manes en ella. #66 y yo empezamos a besarnos en la piscina y nos comíamos a besos, nos tocábamos, estaba disfrutando su atención.

En un momento me tenía contra la pared de la piscina, besándome y tocándome abajo, luego puso su dedo en mi ano. Me estaba metiendo el dedo mientras habían otros 10 en la piscina. Estoy seguro que sabían qué estábamos haciendo. Tiempo después #66 salió de la piscina para ir por más cerveza para los dos. Me quedé esperándolo a que volviera hasta que #228, un cubano me vio solo y me habló. #228 estaba con más amigos e intentó besarme pero me alejé, luego se acercaron sus amigos con quienes empecé a morbosear, sólo tenía dos manos para pararlos pero no le veía nada de malo a jugar un rato.

Finalmente me di cuenta que #66 se había ido por mucho tiempo y me salí de la piscina, a pesar que el cubano y sus amigos no querían que me fuera me fui a buscarlo. No pude ver a #66 en ningún lado! pensé que estaba en el baño, había pasado mucho tiempo y quería asegurarme que estuviera bien. Entré al baño y no había nadie, podía oír sonidos viniendo del cuarto que estaba al lado. Alguien la estaba pasando bien, era obvio que estaban teniendo sexo. Después escuché la voz de #66 a través de la puerta. Salí del baño y entré al cuarto. Era #66 y otros gringos teniendo sexo con uno de los pasivos. #66 tenía su pene en en la boca de un pasivo mientras otro tipo lo follaba. Un tercero estaba esperando detrás para su turno. Estaba muy bravo, el man por el que había viajado hasta Miami y que me gustaba tenía su pene en la boca de otro, justo en frente mío. #66 miró hacia la puerta y me vio. Se sorprendió por un momento y cuando iba a decirme algo le dije: “fuck you!” y me fui. Estaba muy bravo. Ser cambiado por un pasivo gringo duele. Volví a la piscina y me senté solo en una silla. #229 me vio y me dijo que entrara a la piscina, estaba tan bravo que lo hice. Estaba demasiado frustrado pero mi estado de ánimo cambió rápidamente y me empecé a reír con ellos.

Continuamos con la pelea de agua con los que había empezado a hablar antes de salir de la piscina. Los otros que estaban en la piscina empezaron a tocarme el culo mientras que me besaba con #230 quien me dijo que era de Texas. #230 me bajó la pantaloneta de baño, no lo vi pero me volteé para pararlo y que me devolviera la pantaloneta pero él era más alto que yo y no podía alcanzarlo. Ahora el juego había continuado, sólo que estaba completamente desnudo, se pasaban mi pantaloneta entre todos pero yo no tenía éxito en alcanzarla por supuesto, eran aproximadamente 10 que eran más grandes y yo tenía todas las de perder. Finalmente me rendí y me relajé más con andar desnudo por la piscina con el grupo de gringos y cubanos, #231 era de Puerto Rico. Empezamos a besarnos entre #232 y #233, estaba pensando seriamente en invitarlos al cuarto donde había visto a #66 con otro como venganza. Dije:”I need a drink”, #233 se ofreció a traerme un shot. Minutos después volvió con trago. Me tomé la mitad en un solo trago y puse la botella de nuevo al lado de la piscina. Me empecé a sentir bien y #231 y #234 volvieron a mí para continuar con nuestros apasionados besos. Me tenían contra la pared y la cosa se estaba poniendo caliente. #233 estaba siempre besándome, mientras sus manos estaban por todo mi cuerpo. Ya no era un juego lo que estábamos jugando, se había vuelto muy apasionante. Era obvio lo que queríamos hacer y yo no hice nada para pararlo!, lo quería. Estaba tomando cerveza en el borde de la piscina desnudo cuando #228 insertó su pene dentro de mí. Me había sorprendido, era algo que no esperaba.

Pasó tan rápido que tomé un trago muy grande de cerveza que hizo que me ahogara pero a #228 no le importó y me quitó la cerveza de la mano para ponerla en el borde. Antes que pudiera recuperar mi respiración, #231 saltó encima y puso encima de mí, me agarró del pelo y jaló mi boca hacia su pene. Su pene se estaba poniendo muy duro y grande y lo estaba llevando todo hacia mi garganta. #231 hizo un movimiento poderoso en mí y se vino dentro empujándome hacia afuera y mi boca se salió del pene de #231. #228, quien me estaba follando lo sacó. Pensé que #230 iba a moverse y empezar a follarme pero no, volvió a jalar mi cabeza para que se lo siguiera mamando. Volví a sentir el pene de #228 dentro de mí, seguía bastante duro! solo que después me di cuenta que no era el pene de #233, había olvidado el resto de manes que estaban en la piscina y uno de ellos había empezado a cogerme. Intenté levantar mi cabeza para ver quién era.

Un trío estaba bien, lo había hecho antes pero no había planeado un Gangbang! #230 seguía moviendo su pene en mi boca. No estaba seguro si hubiera sido capaz de parar el gangbang en algún momento si lo hubiera querido, las cosas se habían salido de mis manos, y lo estaba disfrutando. Era bastante excitante ser cogido por alguien sin tener idea quién era. Empecé a chupárselo más rápido a #230 simultáneamente disfrutando de placer tratando que se viniera mientras el que me estaba penetrando, fuera quien fuera seguía haciéndolo. De repente sentí un espasmo caliente y tenía otra descarga de semen dentro de mí. Cuando lo sacó, no me extrañaba que había otro que quería tomar su lugar, quien sería #234. #234 lo tenía gigante. Incluso después que dos manes me lo metieran, e incluso ya estando relajado, sentía mi ano muy estrecho. alcancé con mis manos mi culo sentí sus bolas y su verga. Eran enormes! luego nos calentamos y empezó a darme más profundo y más rápido. Era muy grueso pero no muy largo, o sino me hubiera dolido más.

Finalmente #230 se vino en mi boca y me le tragué la leche caliente. Mientras sacaba su pene de mi boca, di un gran gemido de placer, me estaba viniendo como nunca! era como una escena de una película porno, pero no podía evitarlo. por poco me vengo después. #230 fue reemplazado inmediatamente por #231, uno de sus amigos que estaban en la piscina. Una vez más me estaban jalando la cabeza para mamarlo. Tenía otro pene dentro en un instante y no sabía de quién era! era el pene de #235 a quien alcancé a ver que tenía un cuerpo de dioses. #235 lo sacó para poner su descarga sobre mi culo y lo sentí. De repente tenía el pene de #229 dentro! Otro pene había sido deslizado dentro de mi culo, este entró con mayor facilidad. Minutos después, #231, quien tenía su pene en mi boca me la jaló hacia afuera y roció toda su leche en mi cara y lo reconocí, era un gringo que estaba demasiado bueno y lo había visto a la entrada hablando con un gordo. Dejó caer mi cabeza al suelo y volvió a saltar a la piscina.

Por primera vez podía ver algo más que el estómago del que estaba en frente mío con su verga en mi boca mientras se lo mamaba. Todos en la casa estaban viéndonos! Alrededor de 40 habían salido al patio para ver mi cara llena de semen tirando con varios. Tomé una manotada de agua de la psicina y me limpié el semen de mi cara, poco tiempo después #229, el que me estaba follando se vino, seguía gimiendo del placer, era claro que todos podían ver que lo estaba disfrutando. Estaba bastante ebrio para ese momento y un grupo de gringos me sacaron de la piscina, me llevaron cargado y me recostaron en el mesón de la cocina. Había muchos tipos dentro de los que me habían visto tirar afuera.

#235 me arrastró hasta la orilla de la mesa, levantó mis piernas, las puso encima de sus hombros y me lo metió. Mientras tanto #236, al otro lado de la mesa volteó mi cara hacia su verga y empecé a chuparselo.

Ese día conté 5 más que me lo metieron de la misma manera: #237, #238, #239, #240 y #241. #237 y #239 se vinieron en mi boca, luego alguien empezó a tomar fotos. Vi los flash de la cámara pero no me importó en ese momento, solo quería que el sexo continuara. Paré de mamar vergas, estaba muy cansado para hacerlo. Los manes seguían sosteniendo mi cabeza y haciéndolo con mi cara, disfrutaban más sacarlo de mi boca y rociar su semen en mi cara que ponerlo dentro de mi boca. En poco tiempo estaba hecho un desastre, ni siquiera podía abrir mis ojos con todo el semen que tenía en mi cara. Después de que varios se vinieron en mi cara me ayudaron a caminar hasta la piscina para limpiarme el semen porque no podía ver, creo que estaban ayudándome a limpiar sin ensuciarse las manos, eso me volvió a la vida porque estaba ya demasiado prendido y tenía que despertarme, luego alguien me ayudó a llevarme a un cuarto y acostarme porque creo que para ese punto ya estaba un poco ebrio. A penas me acababa de acostar en la cama cuando ya tenía un pene en mi boca, era #237 quien luego me lo metió.

Alguien tomó mi cabeza hacia su pene, podía abrir mis ojos por fin sin tener semen en ellos y vi a #66, el único con el que había querido pasar a solas toda la fiesta. Pude sentir el sabor de su precum y me recordó al pasivo con el que había estado esa tarde. Obviamente estaba probando las babas del imbécil del pasivo con quien había estado en la tarde. Minutos después el que me estaba cogiendo se vino y #66 tomó su lugar y me lo ensartó profundo dentro de mi culo. Ahora tenía por fin todo lo que había querido ese día. #66 me lo estaba metiendo! No era exactamente la noche romántica que había planeado. Olvidé que había estado con los demás por darle celos y vengarme de él. No recuerdo exactamente cuántos me lo metieron esa noche, solo los que aparecen en mi lista que son 14, pero estoy seguro que fueron más, el alcohol no me ayudó. Quién sabe? Solo sé que pasé mucho tiempo ahí. Finalmente me quedé dormido.

Al día siguiente me dolía todo el cuerpo, tenía moretones en las piernas y en los brazos, además me dolía la quijada. Me dolían mucho las piernas. Cuando me desperté habían unos manes despiertos todavía. Dos de ellos estaban en mi misma cama. Era casi medio día y olía mucho a cloro. Me bañé en una ducha que había en el baño de al lado, me levanté preocupado pensando que #66 se había ido, ahora no tenía a nadie que me llevara de vuelta a la casa de mi tío en Miami. Además estaba completamente desnudo y no sabía dónde estaba mi ropa. Afortunadamente cuando fui a la cocina vi a #66 hablando con un negro, sentí vergüenza al verlo y le pregunté a qué horas nos íbamos y me dijo que estaba esperando a que me despertara. “Are you hangover?” fue lo primero que me preguntó cuando me vio “a little”, le respondí. De vuelta a Miami pasé casi todo el tiempo dormido y cuando estaba despierto no hablamos casi. Me dejó en la casa de mi tío y me dio la mano, fue muy seco. Creo que esa noche arruinó mi amistad con #66, desearía nunca haber ido a esa fiesta. Lo más triste es que desde ese momento que me despedí, #66 y yo no hemos vuelto a hablar por whatsapp, y eso me duele porque éramos muy buenos amigos y hablábamos bastante seguido.


Puntuación: 1000 de 10

8 comentarios sobre “#228-#241. El gangbang

  1. perdon es “cirrosis” pero no es eso a lo que me refería… pero ve enserio donde un psiquiatra estas muy mal de la cabeza ya debes tener como mil enfermedades de transmisión sexual…

    Me gusta

  2. Me pone muy triste leerte, no sé que tanto sea real o sea mentira pero si la mitad de esto es cierto, necesitas orientación, alguien que te ayude a sobrellevar todo lo que has vivido. No estás solo.

    Me gusta

  3. No voy a juzgarte pero creo que te pusiste en riesgo. Aún así comprendo lo abrumador de este mundo lleno de ofertas para llenar de placer nuestros cuerpos, pero es porque le hedonismo es nuestra nueva religión. Somos una generación profundamente deprimida.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .