#254. El abogado de CAM4

#254 era un abogado que me contactó por skype. No recuerdo haber hablado con él antes pero una noche me escribió. Le pregunté quién era y me dijo que me había agregado cuando transmitía en CAM4 y me preguntó si podíamos vernos por cámara. Nos vimos por cam y resultó ser un man que estaba re bueno, tenía 32 años y era profesor de maestría de mi universidad, hasta la fecha nunca lo he visto por la universidad, debe ser porque dicta clases en la noche. Cuando nos desnudamos por cam pude ver que tenía un cuerpo bien tonificado, iba a l gym todos los días a las 5 de la mañana. Me gustaría tener esa disposición para madrugar todos los días a hacer ejercicio.

Me invitó esa noche a su casa pero estaba muy cansado, además al día siguiente tenía un parcial a las 7 de la mañana y por eso acordamos vernos el viernes de esa semana tarde en la noche. #254 vive en un apartamento muy lindo y moderno, es amante del arte y tenía unos cuadros y unas esculturas que hacían que su casa pareciera un museo. Nuestra conversación estuvo llena de risas y anécdotas de él como profesor, había dictado en varias universidades a estudiantes de pregrado y nos reímos de las cosas que he hecho como estudiante similares a lo que ha experimentado en sus años como profesor. Después de una larga conversación de casi dos horas creé un vínculo de confianza muy fuerte con él y le terminé contando prácticamente toda mi vida. Luego me invitó a su cuarto.

A diferencia de los otros con los que se me ha hecho una eternidad esperar mientras conversamos para tener sexo, no se me hizo larga nuestra conversación de casi dos horas porque disfruté mucho hablar con él. Incluso nuestra charla fue tan interesante como el sexo mismo. Hizo una especie de streptease y pude sentir el delicioso sabor de su precum cuando le chupé la punta de su verga. Aunque #254 era bien dotado, no me dolió. A #254 sólo le gustaba coger en 4, y no tuve problema con eso, aunque me hubiera gustado verle la cara si hubiéramos follado en pollo asado. no me di cuenta cuando se vino, sólo cayó encima mío y pude sentir su respiración fuerte. Me masturbé mientras le chupaba la tetilla y luego nos quedamos dormidos. Me desperté a media noche y pedí el uber. Espero volver a tirar con él en el futuro.


Puntuación: 9,5 de 10

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .