#45. El mexicano infiel

#45 era chistoso, lindo y no estaba soltero. Se estaba quedando en un hotel porque era de México D.F. y había venido a Bogotá por cuestiones de negocios. Me había advertido que teníamos que ser discretos, era obvio que #45 estaba nervioso que fuera a su habitación de hotel sin que nadie se diera cuenta. No me importaba que #45 tuviera esposo, sólo quería que me diera de una vez por todas la dirección y la habitación del hotel donde estaba quedando porque se veía muy bueno en las fotos que me había enviado.

Una vez llegué a su habitación #45 y yo hicimos click, el encuentro fue inesperadamente bueno pero se sentía como si estuviéramos haciendo algo malo, su esposo hubiera estado devastado de saber que su media naranja estaba con un tercero. Al mismo tiempo sentí que le estaba haciendo un favor a #45, algo estaba haciendo falta en su matrimonio. Me dio la impresión que amaba a su esposo, a excepción de su familia, probablemente #45 sólo le fue infiel conmigo. Era época de navidad y tuvimos sexo en la habitación de su hotel dos veces. La última vez que culeamos fue en diciembre 24 una mañana, justo antes de su vuelo de vuelta a México D.F. para pasar navidad con su esposo. No era la primera vez que tenía sexo con un infiel, pero esta vez me sentí mal por miedo al karma. #45 me apreció una grandiosa persona. Me dejó la impresión que las personas grandiosas pueden ser infieles a la vez.


Puntuación: 10  de 10

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .