#56. El ejecutivo bumangués

No hay nada más excitante que un hombre de 30, con buen carro, apartamento propio, ejecutivo, con buen cuerpo, buen reloj y masculino. #56 cumplía estas mismas características. La cita con #56 era a la entrada de su conjunto. Me hizo esperarlo casi una hora porque estaba haciendo ejercicio en el gimnasio.

Me recogió en la puerta de su conjunto en un súper Audi A5 último modelo. Debía tener un muy buen cargo, del que había renunciado hacía poco según lo que conversamos después porque se sentía muy estresado. #56 era de Bucaramanga, era ingeniero y llevaba 10 años en Bogotá. A #56 le daba miedo estar conmigo al principio, me dijo que era muy joven y que no estaba seguro que yo fuera mayor de edad, pero a pesar de su miedo no pudo resistirse a invitarme a su cuarto. Le pregunté si podía grabar con mi celular nuestro momento, dijo que si con la condición que pusiera mi celular mirando hacia nosotros estratégicamente de tal manera que no se viera la cara de el. Tuvimos sexo en una única posición, en pollo asado. A veces me masturbo con nuestro vídeo.


Puntuación: 9,5 de 10

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .