#62. El psicópata

En grindr conocí a varios que vivían en conjuntos cerca al mío. Entre ellos estaba #62. El tenía sitio porque vivía solo, tiene un cuerpo delgado y lindo. Aunque vivía cerca, cuadrar una cita en su casa fue casi imposible porque era una persona muy ocupada o simplemente  no quería estar conmigo, pues siempre salía con una excusa. Tuve sexo con #62 4 veces. La última vez que estuve con él fue una noche que nunca olvidaré. Esa noche #62 por fín podía, era entre semana y le dije a mis papás que iba a bajar a la piscina (en mi conjunto hay piscina). Saqué mi maleta con la toalla para que todo se viera real y me despedí de mis papás. Ellos estaban contentos porque les gusta que haga ese tipo de cosas que ayudan a mi entretenimiento y mi salud. También se vieron extrañados, pues saben que no me gusta bajar a la piscina.

Caminar hasta el conjunto de #62 son unos 20 minutos caminando o 15 corriendo. Coger transporte público no lo contemplé dentro de mis opciones, pues me habría demorado lo mismo por toda la vuelta que hay que dar. Me imaginaba qué le iba a decir a mis papás respecto a mi demora, pues según mis cálculos eran 40 minutos caminando y una hora de tirar. Espero que no lo hubieran considerado sospechoso. Mi primer susto se dio cuando antes de tirar me acosté en la cama desnudo y #62 de repente como un loco psicópata y maniático de un momento a otro me ahorcó contra la cama y me gritó “QUIERO SEXO DURO!!”. Su grito, acompañado de una mirada que no daba miedo sino pavor, con los ojos completamente abiertos me dieron el indicio que iba a morir esa noche.

Le pedí que me soltara del cuello y en unos segundos se calmó y volvió a la normalidad. En realidad pensé que esa noche iba a morir durante esos segundos que me ahorcó. Cuando se calmó le demostré mi molestia, sentí miedo que me fuera a matar o a secuestrar. Por un momento sentí las ganas de escaparme pero con el tiempo me di cuenta que había sido sólo un ataque de él. Quien sabe si en realidad tendrá problemas mentales. La primera vez que estuve con él, le pregunté si podía grabarme con él y dijo que sí. La segunda o tercera vez también grabé pero ese video por alguna razón ya no lo tengo. El segundo susto se dio cuando llegué a mi casa. Mi papá abrió la puerta, me miró la cabeza y me dijo que teníamos que hablar. En ese momento supe que lo que estaba a punto de suceder. Me preguntó qué había estado haciendo, que había ido a la portería y le habían dicho que yo había salido, estaba acorralado por mi mamá y mi papá interrogándome qué había hecho, en qué pasos andaba y por qué les había dicho mentiras. El caso es que en un momento entré al baño y borré todo mi contenido sexual de mi celular:(videos, fotos, grindr, etc.). Lamentablemente nunca lo revisaron y perdí todos mis videos y fotos.


Puntuación: 5 de 10

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .