#74. Sexo en el carro con varada

Cuando estaba de vacaciones donde mi tío que vive en Tampa descubrí un sitio que se llama Craiglist, este es un sitio que funciona con anuncios de gente para tener sexo. Después de ver muchos anuncios me atreví a publicar un anuncio. Se llamaba: “horny bottom in need of milk”, que significa: pasivo arrecho necesita leche. Para esto creé una cuenta en yahoo que todavía uso para cosas explícitas y prohibidas. Había hecho una sesión fotográfica con mis mejores poses donde mi culo era el protagonista. No pasaron ni dos minutos cuando recibí la primera respuesta. En realidad estaba sorprendido con la cantidad de mensajes que recibí con el anuncio, debieron ser más de 70.

Recibí toda clase de respuestas, fotos de penes, fotos de viejitos, fotos de gringos y latinos que estaban muy buenos. En la mayoría de los correos que recibía no había foto de cara. Cuando me interesaba mucho un anuncio respondía el correo pidiendo la foto de cara; algunos la mandaban y otros no. Depurando todos los correos conseguí mis buenos prospectos donde seguía la fase final. Preguntarles si tenían sitio y si podían recogerme. Que se cumplieran estas tres condiciones: que tuvieran sitio, que pudieran recogerme y que me enviaran la foto de cara hacían que las probabilidades de tener sexo se redujeran al 5% aproximadamente. Mantuve contacto con varios pero nunca logré concretar un encuentro exitoso hasta que conocí a #74.

Me contactó por el anuncio y lo agregué a skype. Era alguien que había estudiado informática de unos 25 años y que vivía solo a casi una hora desde donde vivía mi tío. Por razones que no recuerdo acordamos hacerlo en el carro de él. Considerando que no vivo en ese país y no conocía a nadie, le mentí a mi tío cuando #74 me recogió. Le dije que un amigo del colegio que se había ido a vivir a Estados Unidos me iba a recoger para salir un rato por la ciudad. Esta es una excusa que usaría más veces en el futuro.

En la noche, #74 me recogió en su carro. Era uno negro de dos puertas con los vidrios tan oscuros que no se veía nada. Duramos aproximadamente 40 minutos buscando un lugar discreto donde pudiéramos parquear y tirar. Finalmente lo encontramos al frente de una droguería. Parqueamos el carro y puso el aire porque estaba haciendo mucho calor. Le pregunté si podíamos grabarnos y dijo que sí. #74 sudaba en exceso, hasta el punto en que llegó a ser algo desagradable. Cuando le pregunté si me lo quería meter, me dijo que prefería que yo se lo metiera. Me puse el condón y al momento de metérselo se vino (ni siquiera alcancé a meter la punta).

Cuando terminamos y estábamos a punto de irnos, pasé un susto horrible. #74 había dejado la luz prendida, el radio prendido y el aire prendido por las dos horas que duramos teniendo sexo. Esto hizo que la batería se decargara lo cual hizo que el carro no prendiera. Me imaginaba teniendo que llamar a mi tío para darle explicaciones de por qué iba a llegar tan tarde, no tenía idea a qué horas el carro iba a servir y podría llegar a mi casa. No pasó mucho tiempo antes que lográramos que el carro funcionara y logré llegar a la casa de mi tío.


Puntuación: 6 de 10

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .