#79. Con el host de coach surfing

Estaba de vacaciones en Florida donde mi tío y mi papá me había dado de sorpresa el dinero para comprar un tiquete a Los Angeles para conocer Hollywood. Nunca olvidaré ese viaje. Con la plata para el pasaje, me dijo que planeara el viaje, buscara los vuelos y dónde me iba a quedar. Siempre había querido usar coach surfing pero nunca se había dado la oportunidad. Coach surfing es una página que funciona como una red social para contactar personas que viven en la ciudad a donde deseas viajar y que están dispuestas dar alojamiento en su casa a un turista por el tiempo de su visita. La ventaja de coach surfing es que puedes alojarte sin ningún costo (lo ideal es ayudar al menos con la comida y las tareas de la casa) con personas que viven en la ciudad y obtener una mejor experiencia que si estuvieras en un hotel. Fue cuando empecé a planear mi viaje a Los Angeles que empecé a contactar a varias personas pidiéndoles el favor que me dejaran quedar con ellos.

Me tomó por sorpresa la cantidad de gente que no responde, que no pueden por x o y motivo o que ya tienen planeado alojar a otra persona. Por suerte, #79 respondió mi mensaje por fin con una buena noticia. #79 estaba dispuesto a dejarme quedar en su casa, cuando vi su mensaje revisé su perfil para saber con quién me iba a quedar pero no había mucha información en su perfil. Decía que tenía 38 años, que era de Ohio pero se había mudado a California hacía 5 años y que trabajaba en una multinacional consultora.

#79 estaba bueno y aparentaba tener menos años. Cuando llegué a Los Angeles tomé un taxi para ir a su casa en las afueras de Hollywood. Afortunadamente mi vuelo llegaba de noche y #79 estaba en la casa para poder recibirme. Cuando llegué a su casa y lo vi era alto y acuerpado, se notaba que iba al gimnasio. Si me hubieran preguntado, nunca en la vida me hubiera imaginado que iba a terminar teniendo sexo con #79 al día siguiente. Esa noche que llegué me mostró mi habitación y cocinó una típica cena italiana para los dos. #79 vivía solo, esa es una pregunta que nunca me había hecho y que descubrí hasta que me mostró su casa la cual se me hacía muy grande para una sola persona. Esa noche antes de acostarme a dormir, #79 medio un mapa de Los Angeles y me dio algunos consejos para moverme en la ciudad. Al día siguiente visité los lugares turísticos como el paseo de la fama e hice un tour por las casas de los famosos.

La segunda noche que llegué a la casa #79 comimos y luego me ofreció una copa de vino. Aunque acababa de conocerlo me hizo sentir como si fuéramos amigos desde hacía años. Le debí contar toda mi vida desde que nací, y él también. Pasamos hablando de nuestras vidas y riéndonos unas 3 o 4 horas. En un momento la conversación se puso caliente y empecé a sospechar que #79 era gay. Eso fue después que hablamos de la homosexualidad y esos temas de sexualidad. #79 se veía muy bien esa noche, tenía una camisa ajustada que hacía que sobresalieran sus músculos. Me dio un beso en la boca, era algo que no me esperaba pero le devolví el beso y se lo di apasionadamente, #79 es uno de los mejores besadores que he conocido, me agarraba la cabeza y me jalaba el pelo, estábamos bastante arrechos. Me cargó desde la sala hasta su cuarto en el segundo piso y me tiró en su cama. Se quitó la camisa y me siguió besando apasionadamente. Lo hicimos en todas las posiciones, #79 es bien dotado pero a pesar de esto con él no sentí dolor, solo al principio. Le gustaba decir cosas ricas en la cama, cuando me empezaba a penetrar rápidamente y con fuerza me gritaba “TAKE THAT COCK!”, otra cosa que decía era:”you like it baby?”

#79 aguantó mucho, yo no tuve problema porque no me dolió a pesar de todo el tiempo que pasamos tirando, pero cuando se vino nunca olvidaré el grito de placer que dio, como si no hubiera tenido un orgasmo hacía un año. Esa noche dormí con #79, y las demás hasta que me fui. #79 Me dio el mejor sexo en Los Angeles todas las noches. La despedida fue bastante dura, la mañana que me fui habíamos tirado la noche anterior y justo antes de salir me pidió un “quickie”en su sala.


Puntuación: 10 de 10

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .