#82. Shrek

#82 tenía el síndrome de Shrek. Una tarde de desparche en vacaciones me metí al chat y lo conocí. Creo que estaba tan arrecho que fue suficiente con ver unas fotos de su cara y su cuerpo por facebook. #82 vivía cerca de mi casa y después de una conversación muy corta por el chat estaba cogiendo un taxi para ir a su casa. Cuando abrió la puerta y escuché su voz no sabía si devolverme. #82 tenía una cara muy fea, pero lo que más me producía rechazo por era su voz extremadamente femenina y aguda. Es el man con la voz más aguda que he oído.

Si alguna vez hubiera hablado con #82 por teléfono para pedir un domicilio, hubiera pensado que era una mujer. Lo único que me hizo quedarme y no devolverme era su cuerpo. No soy de los que cree que el cuerpo compensa la cara, pero en este caso influyó. #82 iba al gimnasio todos los días, tenía un muy buen cuerpo a simple vista y para ese entonces todavía no nos habíamos desnudado.

No me gusta rechazar a la gente y ya estaba ahí en su casa. Podía aprovechar para tener algo de morbo sin mirarlo a la cara ni escuchar su voz y de esta manera no devolverme a mi casa habiendo perdido el tiempo y la plata del taxi. No fui ni capaz de darle un beso, sólo era capaz le besaba el cuello y su cuerpo. En un momento no pude aguantar mis pensamientos y le dije las siguientes palabras tal cual: “tienes un cuerpo muy lindo, lástima tu cara” #82 estaba encima mío y cuando escuchó estas palabras se quitó de encima. Sabía que ese había sido el final pero no me importaba, creo que quería que se acabara.


Puntuación: 0 de 10

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .