#94. El cirujano

#94 era un cirujano que quería que me tragara su leche. Fui a su casa la cual quedaba en medio de la nada, cuando abrió la puerta #94 tenía una cara linda y tenía puesta una cachucha. Fuimos a su cuarto, sentó en la cama y me paré al frente para que me bajara los jeans, luego le quité toda la ropa y empecé a chuparle la verga, tenía un pene muy lindo con perfectas proporciones y una curvatura hacia arriba perfecta, “se siente rico tener una perrita mamándomela” “te gusta la verga?”, “sabe rico?” me decía mientras me la metía hasta el fondo de mi boca.

Me tomó de la cabeza y empezó a metérmela más a fondo hasta tocar mi garganta. Luego me acostó boca arriba en su cama y se hizo encima mientras me jalaba la cabeza para que se lo siguiera mamando, me movía la cabeza con sus manos a ambos lados, de arriba a abajo, me hizo chupárselo todo. De vez en cuando sacaba su lindo pene de mi boca para darme cachetadas con su verga, estaba listo para venirse y empecé a oír sus gemidos de placer, luego empezó a mover su cabeza más rápido y sentí que estaba a punto de venirse, sentí un movimiento en la parte de abajo de su verga y luego probé su semen caliente en mi lengua. Lo mantuve unos segundos en mi boca para saborearlo y me lo pasé todo, pude sentir cómo bajaba suavemente por mi garganta, fue delicioso.


Puntuación: 10 de 10

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .