#270. El emprendedor narcisista

#270 es una de las personas más interesantes que he conocido de mi lista en Excel. Lo digo porque disfruté hablar con él tanto como el sexo. Es administrador y tiene una visión que ningún otro ha tenido, tiene varios proyectos emprendedores que ha realizado y que tiene planes de realizar, además con el dinero que ha ganado de varios de sus proyectos lo ha reinvertido en nuevos emprendimientos. Entre ellos una línea de fragancias, una tienda de jugos gastronómicos y muy saludables, cuadros personalizados, entre otros. Además pude confirmar el éxito de #270. Con 25 años, tiene un mercedes último modelo y un apartamento muy bonito en la séptima llegando a la 100.

Me recogió en la 85 un día que estaba cerca y me llevó hasta su apartamento. En su sala me ofreció cerveza y vino, con los que me alcancé a prender un poco por todo el tiempo que conversamos sobre su carrera y sobre él. Conocí mucho de #270 pero él no se interesó por saber de mí. Creo que nunca me preguntó mi edad ni a qué me dedicaba, sólo se interesó por hablar de él, de sus logros y de sus planes empresariales a futuro. Tampoco fue necesario hablar de mí, #270 podía hablar horas y horas sobre él y su corta pero exitosa carrera como empresario y emprendedor y lo hacía de una manera tan interesante y convincente que pasé minutos escuchándolo sin pensar en el sexo. #270 iba al gimnasio, tenía una barba muy sexy, tenía el pelo claro y era blanco.

Después de hablar seguido por casi una hora me sorprendió con un beso corto en la boca. Era algo que no me esperaba porque era como si estuviera hablando de sus negocios y para de repente para besarme. Después del beso corto nos dimos unos besos largos y apasionados, le quité la camisa y me llevó a su cuarto. Nos quitamos la ropa como si no hubiéramos tenido sexo en meses y nos besamos todo el cuerpo, desde los pies a la cabeza. Lo que más me gustó de la cama de #270 fue como sonaba.

Primero me lo metió en 4, le gustaba tocarme las tetillas mientras me penetraba y me pedía que lo besara mientras tirábamos. Tiempo después de tirar en 4 se cansó y me botó sobre la cama boca abajo para penetrarme acostado encima de mí, recuerdo como me respiraba en el oído y como me besaba la cara y mi oreja, era un gran besador. Debido a que #270 no tiraba hacía mucho tiempo, se vino rápido. Ojalá lo hubiera tenido más tiempo dentro de mí. Se disculpó por su precoz venida y me despidió al poco tiempo en la puerta de su casa. La conversación previa fue tan buena como el sexo.


Puntuación: 8 de 10

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .