#281. El cubano del hotel de la 93

El mundo es un pañuelo. Hay varias maneras de comprobar esto. Una de estas es el hecho que durante los 3 meses que viví en Miami hablé con cientos de gringos por girndr, con la mayoría de los cuales nunca me llegué a encontrar. Dos de ellos los he visto estando en Bogotá. Es increíble pensar que con uno de ellos sí me vi en persona, pero no hubo sexo porque cuando me recogió en su carro y me subí, me pidió darle un beso al frente de la casa de mi tío para “ver si había química”. Obviamente me negué y por este motivo me dijo que me bajara del carro.

Este año en Bogotá lo vi en grindr pero cuando le envié mi foto me ignoró. Otro gringo con el que había tenido conversaciones y con el que habíamos intercambiado fotos hot en Miami nunca me respondió cuando lo vi conectado en la aplicación cerca de la 72. Lo curioso de # 281 fue que esta vez la historia era 180 grados diferente. #281 había puesto una foto de su pecho, tenía un cuerpo de daddy y me encantan los daddies, en su perfil decía algo así como:”top cuban”. Le envié una foto de mi cara con un saludo y me respondió: “esa cara la he visto en otro lado”. #281 me invitó a su habitación de hotel en la 93. Cuando llegué hablamos un rato, me contó que viaja con frecuencia a Bogotá. También me dijo que me había escrito por grindr en Miami pero que yo lo había ignorado. “Alguna vez estuviste en el downtown de Miami?, ahí vivo y ahí fue donde te escribí”. En realidad en los 3 meses que estuve en Miami pasé muchas veces cerca de downtown e incluso estuve un par de veces ahí.

Debí haber ignorado a #281 no tengo idea por qué. A veces hablaba con tantos (fueron cientos) que se me olvidaba responderle a unos cuantos. Se lo mamé y antes de ponerse el condón le pregunté si podía grabarnos con mi celular y no tuvo problema siempre y cuando no se le viera la cara. #282 tenía unos condones que nunca había visto en la vida: eran café oscuro prácticamente negros. Descubrí que los condones oscuros son algo que no me excitan mucho, prefiero mil veces los transparentes. Puse la cámara de mi celular en frente del televisor y empecé a grabarnos.

Primero lo hicimos en 4, luego me senté encima de él para cabalgarlo. Aunque #281 era bien dotado, pude disfrutar de su pene dentro por completo. “Estás que me haces venir, lo tienes bien apretadito” me dijo mientras lo cabalgaba. Me dio a entender que no quería venirse todavía y por eso cambiamos de posición, me acosté boca arriba y me lo metió en pollo asado. Me cogió por unos dos minutos y luego me avisó que estaba a punto de venirse, segundos después supe cuando llegó al orgasmo por su gemido y su cara. Cuando me vestí le dije que planeo ir a Miami pronto y me dijo que le avisara porque quiere follarme en su casa. Cuando salí del hotel recibí un mensaje de grindr pidiéndome que le pasara el video. Le respondí que grindr no dejaba enviar videos y no respondió nada. Le pude haber pedido el whatsapp para enviárselo pero no me interesa.


Puntuación: 7,5 de 10

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .