#287. El lindo que vive cerca a titan plaza

#287 es de esos con los que me gustaría tener algo más que sexo. No solo es lindo, varonil y tiene un cuerpo de gym, con pelo en el pecho, y una barbita que le queda muy bien. Sino que también aparenta ser alguien que vale la pena. Ayer le escribí por grindr porque en su foto de perfil tenía un cuerpo espectacular y una barba deliciosa donde no se le alcanzaba a ver la cara. Le envié una foto mía y me dijo que ya habíamos hablado y que yo nunca salía con nada. Le dije que ese día (ayer) no le iba a faltar (en realidad no tenía idea quien era ni de cuantas veces habíamos hablado porque ahora me toca borrar grindr cada vez que vuelvo a la casa porque mis papás me revisan el celular desde que me descubrieron cuando me escapé de la casa una noche). Cuadramos el encuentro para las 6:30 en su apartamento que queda cerca a titán plaza.

Cuando me envió foto de su cara me acordé de él, recuerdo que su cara no me parecía linda, pero qué mal estaba cuando lo vi hoy en persona. Ayer en la tarde antes de salir a donde #287 me llamó mi papá para decirme que me iba a recoger donde estaba. No tenía ninguna excusa para decirle que no lo hiciera, así que mi encuentro con #287 se vio frustrado el día de ayer. Quedé con muchas ganas de tirar con él, y hoy le escribí en WhatsApp para disculparme, también por grindr pero esta vez ya no tenía foto de perfil, y su información de perfil estaba vacía. Pocos segundos después de escribirle por WhatsApp y ver que solo aparecía un chulo pensé que me había bloqueado, así que lo llamé para confirmar que no me hubiera bloqueado, y entró la llamada. Le expliqué por qué no pude ir ayer y le dije que quería verlo hoy, me pidió que le escribiera por WhatsApp y cuadramos el encuentro para hoy a las 6:30 también. A penas terminamos de hablar me escribió por WhatsApp que tenía una voz muy sexy, por un momento pensé que se burlaba de mi voz pero luego supe que era en serio. También me dijo que no buscaba una relación cuando le dije que me gustan los hombres de su edad (tiene 31).

Hoy mientras caminábamos hacia su casa me dijo que había borrado la aplicación porque estaba aburrido y que nadie salía con nada, no sé si el hecho que yo le hubiera faltado pudiera influir en su decisión. Nos encontramos en titan y de ahí caminamos a su casa. Me dijo que vivía solo, que tenía dos hermanos y que trabajaba en la 72 con séptima. Cuando llegamos a su apartamento seguimos hablando un rato sobre cómo perdimos la virginidad, de sus novios y de grindr. De vez en cuando hubo silencios incómodos pero yo solo podía pensar en el momento del sexo. Sorprendentemente #287 tomó la iniciativa mientras veíamos televisión, no pensé que fuéramos a empezar tan rápido (en realidad hablamos bastante tiempo antes de empezar a tener sexo, pero tampoco pensé que íbamos a empezar en ese momento).

Me tocó la oreja y con ese gesto me acerqué para besarnos, me dio unos besos deliciosos en el sofá de su sala. Como lo he mencionado en anteriores ocasiones, no me gusta tener sexo en un sofá y menos una sala, no hay nada cómo hacerlo en la cama. Le pregunté si podíamos ir a su cuarto y entramos, se desvistió todo mientras caminábamos hacia su cuarto pude ver su delicioso cuerpo de gym y sus pelos en el pecho. Se desnudó todo y se metió en su cama, donde se arropó con el cubrelecho. “Tengo frío” dijo en voz baja y mientras me quitaba la ropa le dije “te ayudo a quitarte el frío?” Y me dijo que sí. Me metí en su cama y nos arropamos con el cubrelecho, nos besamos apasionadamente y luego me puso boca arriba y él se puso boca abajo con el cubrelecho encima. Aparentemente a #287 le gusta más besar la oreja y le cuello que la boca, disfrutaba tanto sus besos en la boca que de vez en cuando movía mi cara para besarle la boca pero sus besos no duraban mucho, en cambio me besaba bastante el cuello y mi espalda.

Se lo mamé un rato pero creo que estuvo a punto de venirse porque me agarró fuerte para subirme y que no se lo mamara más. Me pidió que me acostara boca abajo y le daba palmadas a mi culo, luego metió sus dedos y escupió en mi culo, de vez en cuando rozaba su dura verga en mi culo. Llegó el momento de la penetración y se levantó para buscar un condón, aplicó lubricante y me penetró en pollo asado. Estaba tan excitado y me parecía tan lindo que no me dolió nada. Disfruté cada minuto de su pene dentro de mí. Lo hicimos en pollo asado, luego de frente acostados, después me puso de lado acostado mientras él me daba sentado arrodillado, luego en cucharita, después yo acostado boca abajo y el encima. Luego se volteó 180 grados y me lo metió en una posición que nunca había hecho, yo acostado hacia abajo y el encima, pero con sus pies en mi cabeza y la cabeza de él en mis pies. Me gustaba preguntarle si le gustaba mi culo y me decía en voz baja que le encantaba.

#287 sacó su verga y luego el condón y me pidió que me viniera. Le pregunté si él no se quería venir y me dijo que no, que tal vez lo haría si yo me venía. Le pregunté por qué no quería venirse conmigo, que si no estaba excitado y me dijo que es malo para el “gym”. Después de insistirle lo convencí para que se viniera dentro de mí con condón. “Quieres que me ponga otro condón” y le dije que sí. Se lo puso y me puso boca abajo, me dio verga como no lo había hecho antes, pude sentir como me disfrutaba y cada vez iba más rápido, disfruté gemir mientras lo sentía dentro y de repente dio un gemido. Reconozco ese gemido, lo he sentido varias veces que se me han venido dentro. Poco tiempo después del gemido paró de moverse y supe que se había venido. Me puso de cucharita y sin sacar su pene me pidió que me viniera, pero le dije que quería confirmar que se había venido si sacaba su pene de mi culo para ver la leche dentro del condón. Sacó su pene de mi culo pero el condón quedó dentro, jalé el condón de mi culo y cuando lo saqué vi la leche, era completamente blanca.  Le pregunté si podía tragármela pero dijo que no. Después de ver su leche y saber que lo había hecho venir dentro de mí me masturbé.

No hablamos prácticamente después de venirme. Se fue a la sala a hablar en su celular. Me hubiera gustado hablar después del sexo con #287, pero prefirió estar con su celular. Intenté de hecho tener una conversación con él, pero cada vez que le preguntaba me daba una respuesta corta y seguía mirando el celular. Antes de salir me dio un abrazo y le pregunté si quería volver a invitarme a su casa algún día, no recuerdo que respondió. Pedí el taxi y voy en camino llegando a mi casa.


Puntuación: 10 de 10

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .