#291. El que me “echó” de su casa

Conocí a #291 una tarde por grindr. Cuando se desnudó me di cuenta que las fotos que me envió de su cuerpo no eran reales, pero su cuerpo era incluso mejor que el de las fotos. Después me dijo que no enviaba fotos reales de él por los tatuajes que tenía. Lo que más me produjo morbo e interés de conocerlo fue cuando me escribió por grindr que le  encantaba grabarse teniendo sexo. Y como sabrán, ese es mi mejor fetiche y es algo que disfruto bastante, de hecho es raro (por no decir imposible) encontrar gente que comparta esta misma afición. #291 ha sido con el que he tenido el encuentro más loco de todos, con un final absolutamente inesperado. Me citó en su apartamento a eso de las 7 de la noche y cuando abrió la puerta vi a un hombre de 1.80cm, pelo largo, ojos claros, blanco que tenía una cachucha puesta.

Tenía un acento raro, después me comentó que era de Medellín y que se había venido a vivir a Bogotá a los 12 años. Nos saludamos con un apretón de manos y fuimos directo a su cuarto. Se desvistió enseguida y pude ver su delicioso cuerpo de gimnasio con unos pelos muy sexis en el pecho y con tatuajes. Le pregunté su edad y me preguntó: “cuántos años me pones?”; “25, 26, 27, 29?” le dije mientras cambiaba la edad cada vez que negaba mi afirmación. Me dijo que tenía 28, luego me desnudé y me arrodillé para mamárselo. Debo hacer la anotación que el pene de #291 era hermoso. Era largo, de unos 22cm y además era súper grueso, demasiado grueso. Pero lo que caracteriza la verga de #291 es su punta. El glande se veía perfectamente, era un rojo escarlata que hacía brillar la punta de su pene. Nunca olvidaré lo rojo que era y lo provocativo que se veía. Después de estar arrodillado mientras #291 estaba parado, se sentó en el borde de la cama para que se lo siguiera mamando. Cuando le pregunté si podíamos grabar con mi celular me dijo que no, que íbamos a grabar con su celular.

Tomó su celular y empezó a grabarme mientras se lo mamaba, sabía que obviamente se me veía la cara pero aun así seguí disfrutando de su deliciosa verga en mi boca. “Sube ese culo”, me dijo para grabarme el culo y luego siguió grabando la mamada. Pocos minutos después dejó de grabar y puso su celular en la mesa de noche. “ojalá lo hubiéramos grabado con mi celular porque me grabaste la cara”, le dije sonriendo y seguí mamándoselo. Después de haberle dicho estas palabras borró el video en mi cara y puso su celular en la mesa de noche, sentí como su pene se hizo más pequeño, ya no estaba tan duro como antes.

Segundos después me alejó, se paró y me dijo que me vistiera para irme. “Perdóname, sólo fue un comentario, no tenías que borrarlo, perdóname”, esas palabras se las repetí unas 1,000 veces desnudo sobre su cama, luego en el suelo. #292 decía que se había cortado y que no quería hacer nada conmigo esa noche, que me vistiera y que me fuera. Me seguí disculpando porque en realidad quería que #291 me follara esa noche, además nunca nadie me había sacado de su casa y me indignaba, creía que si lograba convencerlo al menos para que me dejara mamárselo no iba a terminar siendo “echado” como él lo estaba haciendo. Se defendió diciendo que no me estaba echando de su casa, sino que simplemente no quería ya hacer nada conmigo y que su hermano estaba a punto de llegar. “Vístete ya, no quiero hacerte daño, y cuando me sacan la rabia me pongo agresivo”, me dijo varias veces amenazándome. Pero yo no estaba dispuesto a ceder, me sentía muy mal del comentario que tanto le había afectado, el tonto comentario por el que había arruinado esa noche y por el que me gustaría devolver el tiempo para no haber dicho esa bobada.

La situación se volvió muy incómoda, me amenazó con llamar a la policía y llamar a la portería pero yo no hice caso. Desde la puerta de su apartamento me decía que lo acompañara a “sacar los perros”, sabía que era una estrategia para sacarme de su apartamento. Sin embargo yo seguía desnudo en el piso de su cuarto y arrodillado, esperando que volviera para terminar lo que habíamos iniciado. Volvió al cuarto muy bravo y me dijo que no tenía que rogarle nada ni pedirle perdón, que me vistiera y me fuera. Mi falta de voluntad para vestirme hizo que #291 me pusiera cada prenda a la fuerza. Desde la camisa, los bóxers hasta el pantalón. Finalmente me arrastró de la mano hasta la salida de su cuarto. Cuando le pregunté por qué se había puesto tan molesto me dijo que era porque “no era tan morboso”. Eso me perturbó porque soy de hecho muy morboso, sólo que simplemente me siento extraño si me graban la cara con el celular de otro. No sé a dónde vayan a ir esos videos, pero tampoco desconfié de él. Cuando me dijo eso, mientras estaba en el piso intentando que no me sacara le pregunté si tenía cuenta de twitter y me dijo que no. Fue en ese momento que supe cómo probarle lo morboso que era.

Saqué mi celular y le mostré mi cuenta de twitter y la mayoría de mis videos teniendo sexo, salí del cuarto para sentarme al lado de él en el comedor para que pudiera ver mejor mis videos. Luego le hablé de mi lista de Excel y del blog que estoy  escribiendo, que iba a estar en mi blog y que sería la historia más interesante para contar. “Tú y yo no hicimos nada, no voy a estar en tu blog ni en tu lista”. Le dije que aunque no hubo penetración sí se lo mamé, y que esta historia iba a ser una de las mejores. Mientras le mostraba mis videos y mi blog en construcción pude ver su cara de desconcierto. Me dijo que era un depravado, que aunque él se graba le parece terrible que suba videos míos a twitter, y que tener una lista de Excel con los que he tenido sexo es algo demasiado (no recuerdo la palabra que usó), pero le parecía algo terrible, que estaba loco y que es algo que debería borrar. Finalmente accedí a salir de su apartamento para acompañarlo a sacar a sus dos perros, mientras caminábamos le comenté más sobre mi lista de Excel, mi blog sobre cada una de mis experiencias sexuales y que mis papás me tienen yendo al sicólogo porque vieron mis videos donde tengo sexo con muchos hombres.

Me reconfortó que me dijo que una vez habíamos hablado le caía bien, pero que tenía que cambiar. Me dijo que estoy muy joven para haber estado con tantos hombres, que tener una lista en Excel le parece algo desagradable y sucio y que no le debo rogar a nadie para tener sexo, que le parezco atractivo, que puedo tener a quien quiera, que no soy feo y que y que debo valorarme más, pero que mi “inmadurez” hizo que se le hubieran quitado las ganas conmigo. “Si no hubieras hecho ese show en mi cuarto, tal vez habría hecho más cosas contigo” me dijo. Además me reprochó que nunca en su vida había tenido que vestir a alguien, que yo era la primera a quien había tenido que vestir y que me había comportado con su sobrino de 3 años. Ahora me arrepiento de haberme portado así, en realidad sí fui muy inmaduro y ojalá nunca hubiera hecho el comentario de la grabación con su celular, de no haberlo dicho el final con #291 hubiera sido como lo había planeado, aunque no hubiera sido tan interesante.


Puntuación: 6,5 de 10

Un comentario sobre “#291. El que me “echó” de su casa

  1. Siento que el chico exageró un poco, aunque eso de grabar la cara es algo que no se hace y menos si es un desconocido, es una falta de respeto bastante grande ya que no tenía tu consentimiento. Por otro lado eso del show en el cuarto, fue demasiado e imagina lo incómodo que debió haberse sentido él, pensando “¿Qué clase de loco metí en casa?” y es que si alguien me hace un show así, podría esperar cualquier cosa, hasta que me saque un cuchillo o un arma~ son cosas que nunca se saben.
    Por suerte la gente madura y creo que tanto tú como él seguro aprendieron de aquella experiencia, no todo puede ser polvos en esta vida, también hay un porcentaje de aprendizaje en aquellos polvos que no fueron.
    Saludos!

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .