#304. El oso que me invitó a “ver una película” en su casa

No tenía idea que ese día iba a terminar teniendo sexo con #304, un oso de unos 30 años que me invitó a ver una película en su casa. Nunca habíamos hablado de qué rol era cada uno, ni de morbo, ni nada relacionado con sexo. Eso me hizo pensar que #304 sólo quería hablar con alguien como yo y distraerse. Me escribió por whatsapp que estaba aburrido y quería invitarme a comer una pizza y ver una película, no tenía nada que hacer ese día así que fui. #304 vive solo, mide 1.90m, tiene una cara linda, una barba linda y es muy varonil. Me contó que es gerente de proyectos en una constructora y que le gustan mucho los animales pero es alérgico a los perros y a los gatos, me mostró su colección de mezcladores de bar que ha ido coleccionando a lo largo de todos los viajes que ha hecho en el mundo, por lo que vi, ha estado en todos los continentes.

La razón por la que nunca pensé que iba a hacer algo con él era porque ni siquiera me invitó a su cuarto, pidió una pizza en Domino’s y nos sentamos en el sofá de la sala a ver capitán américa, tampoco hubo señales de querer hacer algo más por parte de ninguno de los dos hasta media hora después que empezó la película. #304 se acercó y me puso su brazo rodeando mi cuello y me miró fijamente a los ojos.

Yo no tenía idea si quería hacer algo más o sólo quedarse así, cuando acercó su boca para darme un pico. Después del pico agarré la parte de atrás de su cabeza con mi mano para volverlo a besar y nos dimos un beso de más de 5 minutos. #304 jugaba con su lengua con mis dientes y con mi lengua, me agarraba el culo y me mordía los labios, fue uno de los besos más excitantes que me han dado.

Se sentó sobre el sofá y yo me senté encima de él para rozar su paquete con mi culo mientras nos seguíamos besando, poco a poco le fui desabotonando la camisa hasta que se la quité toda, me encanta su pecho velludo y su panza de oso. le chupé las tetillas y su pecho velludo hasta que me pidió que me agarrara de su cuello para cargarme y volteranos esta vez yo boca arriba y él encima. Se desabotonó el pantalón para que se lo mamara. Cuando sacó su miembro vi un pene de su proporción: era bien gordo y muy largo, me moría de las ganas por tenerlo dentro mi boca y luego mi culo.

Empecé por chuparle la puntica, eso lo volvió loco. Gemía suavemente a medida que me metía su verga más al fondo hasta que sentí sus bolas en mis labios, ahí ya la tenía toda dentro. Tomó mi cabeza con sus manos y me empezó a mover a un ritmo muy rápido, pensé que se iba a venir porque empezó a gemir más duro. Le chupé las bolas mientras lo masturbaba con su mano “espera”, me dijo en ese momento y me apartó, “me vas a hacer venir” dijo en voz baja y me dio otro pico en la boca.

Le pregunté si quería cogerme y dijo que le encantaría, fue a su cuarto a buscar un condón y volvió con una caja nueva de condones today lubricados. “En qué posición quieres?”, me preguntó. Le pedí que se sentara en el sofá para cabalgarlo y así me ensarté su enorme verga dentro de mi culo. “Qué rico culo”, me dijo apenas entró todo y me agarré de su cuello para cabalgarlo y no perder el equilibrio. Mientras lo hacía #304 agarraba mis nalgas con sus dos manos y me daba palmadas, unas palmadas que me hacían gemir más duro cada vez que me las daba. Lo más rico de hacerlo en esa posición era que podía besarlo con facilidad, sentir su verga gruesa dentro y poder besar a #304 al mismo tiempo me tenía a punto de venirme sin siquiera tener que tocarme.

Varios minutos después de follar en esa posición me cansé y le pedí que cambiáramos de posición. Esta vez me folló en pollo asado, usualmente me duele mucho el culo cuando me ponen los pies en los hombros del otro pero esta vez disfruté demasiado tener mis pies sobre los hombros de #304, estaba demasiado excitado y me tenía a punto de venirme sólo con tener su pene dentro. #304 cambiaba de ritmo y podía ir muy rápido y muy fuerte para luego darme más suave, perdí el control y tuve la necesidad de masturbarme porque estaba a punto de venirme, y lo hice rápido, fue un orgasmo inolvidable. Me vine mientras #304 me follaba muy duro, cuando vio que me vine sacó su verga para venirse en mi cara, su leche salió muy abundante y bien caliente. Tuve que mantener los ojos cerrados hasta que me alcanzó papel porque había caído semen en mis ojos. Me bañé en su baño con él y nos dimos varios besos apasionados bajo el agua.


Puntuación: 9 de 10

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .