#305. El santanderiano de los pelos ricos en el pecho

Estaba lloviendo muy duro, ya me había mojado y estaba a tan solo una cuadra del edificio de #305 pero no quería seguirme mojando porque el aguacero estaba más fuerte que nunca. Le escribí para pedirle el favor que saliera a recogerme con una sombrilla porque no tenía y en pocos minutos fue hasta donde estaba, debajo de un techo en la calle que ayudaba a que no me mojara y me llevó con la sombrilla hasta su edificio. Hago un paréntesis para mencionar que #305 me seguía en twitter y desde hacía meses me había escrito para tirar con él. Me encantó su acento, es un acento que nunca antes había escuchado.

Era un acento único, de Santander, no recuerdo de qué ciudad. Cuando nos encerramos en su cuarto hablamos de su vida profesional, que había estudiado una carrera donde vivía que no tiene aplicación en Colombia y por eso había tenido que homolgar su carrera que no servía con ingeniería industrial, además está haciendo otra carrera muy diferente, creo que es derecho si mal no recuerdo. Además me contó que lidera un grupo de 5 personas y está buscando un ascenso en la EPS en la que trabaja y mientras que me contaba todo esto yo como raro sólo pensaba en follármelo, esperando a que se callara para empezar a comérmelo, estaba bueno.

Finalmente nos desnudamos y pude ver su verga, se lo mam´y me di cuenta que #305 le gustaba metérmela hasta bien al fondo en la boca, hasta tocar la campana. Me hizo ahogar hasta el punto que estaba QUE VOMITABA, también me sacó unas cuantas lágrimas pero resistí, quería que lo tuviera bien grande para cuando me follara. Me preguntó en qué posición quería y le dije que en pollo asado, y así me penetró. Entró profundo, fácil. #305 no era muy de dar besos pero me hubiera gustado que nos besáramos mientras me lo metía. Me gustaba tocar su pecho, chupar sus tetillas y su lindo pecho velludo mientras sentía su verga dentro. Aunque el roommate de #305 estaba en el cuarto de al lado, a ninguno de los dos nos importaba mis ruidosos gemidos, mientras me lo metía rápido me sostenía de sus brazos y de su cuello.

Debo admitir que al principio pensé que #305 iba a durar un poco más, pero cuando estaba disfrutando de su verga dentro me dijo “me voy a venir”, no tuve problema y le dije que lo hiciera. Segundos después vi su cara orgásmica y dio un gemido cerrando los ojos. nos vestimos y casualmente él también tenía que salir. Estaba lloviznando y me acercó con su sombrilla hasta la estación de transmilenio más cercana. Antes de despedirnos me dijo  que quería hacer un trío, ya cuadré con quién y los dos están de acuerdo. Sólo falta cuadrar la fecha.


Puntuación: 8,5 de 10

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .