#312. El paisa de armenia que creía que yo era menor de edad

Había acabado de estar con #311 y lo despedí rápido porque quería ir a follar con #312. Había quedado de llegar a us casa entre 9:y 10, y ya eran más de las 10, por lo que en grindr me escribió que se iba a hacer una paja porque nunca llegué, pero sin embargo al terminar con #311 le escribí preguntándole si podía ir todavía y me dijo que sí. Al abrir la puerta me abrió el hombre con el pecho más sexy que he visto en mi vida, tiene unos pelos que le quedan muy bien, sólo tenía puesto sus bóxers y estaba prácticamente desnudo. No era musculoso pero era acuerpado y se veía que iba al gimnasio, además tenía unos labios lindos y largos que lo hacían ver como si estuviera sonriendo todo el tiempo. Tenía poco pelo en la cabeza, seguramente sufre mucho de la caída del pelo, todo en él era demasiado sexy. Pero lo que más me cautivó de #312 fue su acento paisa: el acento más sexy que he escuchado, además hablaba muy varonil.

Cometí el error que cuando le escribí por grindr mi edad me equivoqué en una décima y escribí que tenía 10 años más de los que tengo. Cuando abrió la puerta me preguntó sorprendido si en realidad tenía la edad que le escribí por grindr pero inmediatamente le expliqué que fue un error al escribir en el teclado. “Qué quieres hacer?” me preguntó y le dije que fuéramos a su cuarto y cuando entramos cerró la puerta, nos dimos un beso largo y se lo mamé un rato. Tenía un pene demasiado lindo que brillaba un rosado espectacular en el glande, después de un rato tomó mi cabeza con sus dos manos para moverme al ritmo que él quería. Cuando se lo terminé de mamar y nos levantamos para supuestamente acostarnos bien en su cama me dijo: “eres muy lindo, pero esto es ilegal. Tú eres un menor de edad, no puedo, es ilegal”. Preciso ese día no había llevado mi billetera y sólo pude jurarle que era mayor de edad, sé que me veo jóven y algunos han dudado de mi mayoría de edad.

No había forma de comprobar que era mayor de edad en ese momento, pero #312 tenía miedo y estaba convencido que yo era menor de edad. Aún así, no quería que me despidiera sin haber tenido su hermosa verga dentro de mi culo, y después de intentar convencerlo con palabras que era mayor de edad sin tener éxito me desnudé todo y me volteé para que viera mi culo y provocarlo: abrí mis dos nalgas con mis manos para que viera mi ano y me moví hacia adelante y hacia los lados para seguir provocándolo. Mi estrategi sirvió y #312 no se pudo resistir a mi culo. “Tienes condón?”, me preguntó, y afortunadamente había llevado uno porque uno nunca sabe. Se lo puso y me pidió que me pusiera en 4 sobre su cama, así me penetró.

Me encanta cuando me cogen duro de la cintura para follarme en 4, y eso es precisamente lo que #312 hizo conmigo en su cama. Me movía tan duro y tan fuerte que sentía que perdía el equilibrio y tuve que bajar mis rodillas de la cama para poner mis pies en el piso y tener mayor balance. #312 es alguien que sabe meterlo, lo hacía duro y fuerte como me gusta últimamente, me hacía gemir bastante duro hasta el punto en que me dijo “shhh”, y tuve que gemir más suave, pero no pude evitar dejar de hacerlo.

“Que rico me lo metes”, le repetía varias veces. Luego movió mi cuerpo y me acostó boca abajo en su cama para seguirme cogiendo, ahí me siguiendo dando bien duro y rápido y tuve que morder una almohada para no gritar tan fuerte. Me encantó la forma como puso sus brazos alrededor mío para que no me moviera tanto mientras yo mordía la almohada. Luego me volteó boca arriba para darme en pollo asado, de esta manera pude verle su cara y eso me puso más duro, me encantó ver su cara mientras me cogía.

“Te gusta mi culo?’”, le pregunté y me respondió que mucho. #312 cambió la posición de mi pierna derecha varias veces mientras me daba sentado y yo acostado boca arriba hasta que se quitó el condón. le pregunté qué pasaba y me dijo que él nunca se venía dentro. Botó el condón el baño y le pregunté si quería volvérmelo a meter y dijo que sí, pero dijo que primera iba a poner un video porno. “Te gustan los videos caseros?”, le pregunté y me dijo que sí. “Tienes videos tuyos?””, me preguntó y le dije que sí. Cuando supe que #312 compartía el mismo fetiche por los videos caseros pensé que era una forma de excitarlo para que me lo volviera a meter y acepté mostrarle el video en mi celular que había acabado de hacer con #311.

No recuerdo cómo pero le terminé mostrando mi cuenta de twitter pero antes de hacerlo le pedí que no me fuera a juzgar, tomó mi celular para empezar a ver partes de todos mis videos, sé que eso le excitó demasiado. Se acostó en su cama con mi celular y mientras los veía me dijo: “puedo pajearme con tus videos” y le dije que sí. mientras los veía me preguntó dónde conseguía tantos manes y me reí, no le respondí anda.

En realidad que se masturben con mis videos es algo que me excita demasiado. Se empezó a masturbar con mis videos hasta que hice la tonta pregunta si tenía wifi porque se me podían acabar los datos si seguía viendo todos mis videos, pero dijo que no sabía si la señal iba a llegar hasta ahí, así que me devolvió el celular para que no se me acabaran los datos. Le dije que no importaba, después podría hacer una recarga pero aún así no quiso seguir viéndolos, por lo que enseguida se lo empecé a mamar otra vez.

Quería tragarme su leche y le pregunté si podía hacerlo pero me confesó que se había masturbado hacía poco y pocos segundos después me dijo algo que me hizo sentir muy mal: “No quiero juzgarte, pero no me gusta estar con gente que ha estado con tantas personas. Me gustaría ser como tú y culiar con todo el mundo, pero no soy así” A pesar de sus palabras, lo dijo en un tono que se notaba que no quería hacerme sentir mal, de hecho lo dijo con algo de pena y sin poder mirarme a los ojos. No le tuve rabia, sólo que me hizo sentir de verdad muy mal. No digo que lloré, pero sólo pude taparme los ojos porque pensé que si no lo hacía de pronto iba a llorar. Intentó consolarme pero me tomó tiempo abrir los ojos y levantarme de la cama, había perdido una oportunidad con él de volver a tener sexo.

Esas palabras hicieron que le confesara sobre mi gangbang y se interesó mucho por saber sobre este encuentro. Estaba hablando con #312 de forma muy entretenida cuando recibí una llamada que interrumpió por completo nuestra conversación y tuve que vestirme rápido e irme. Cuando salí de su edificio abrí grindr para disculparme por la forma como me fui, pero el mensaje no se enviaba, me había bloqueado.


Puntuación: 9 de 10

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .