#313. El actor venezolano

Nos empezamos a hablar con #313 por twitter. Me seguía y un día me envió un mensaje con fotos de su cara y me llamó la atención. Me llamó la atención su fetiche por “dominar” al estilo Christian Grey. Nuestro primer encuentro fue un fracaso, hace 3 días, no pudimos hacer nada por una emergencia que tuve y quedé con demasiadas ganas de tener sexo con #313, hasta ayer que le escribí en la mañana para vernos en una residencia en la tarde. #313 es de esas personas que se ven mucho mejor en persona. Tiene 29 años, es moreno, tiene una barba muy rica y un cuerpo muy rico, y también es actor.

También tiene pareja. El primer día que nos vimos en el cual no pudimos tirar se demoró en llegar donde lo estaba esperando porque estaba grabando una serie, le pregunté si era camarógrafo o actor y me dijo que actor pero que no aparecía mucho. Me muero por verlo en televisión, me daría mucho morbo ver a alguien que me comido en televisión. Llegué primero a la residencia y lo esperé en la recepción, hasta que finalmente llegó y subimos a la habitación. Se desnudó apenas entramos a la habitación se metió a la ducha, me invitó y lo hice pero el agua estaba tibia tirando a fría y no pude estar ni 30 segundos bajo el agua con él.

Me encantó verlo de nuevo, y también su lindo cuerpo con el que no pude hacer nada la primera vez que nos vimos, por fin iba a poder estar con #313. Nos acostamos en la cama y #313 se acostó boca arriba y yo encima de él. Empecé rozando su glande contra mi ano y me acerqué a su boca para besarlo. Me encantaba sentir su barba mientras lo besaba, está lo suficientemente larga para que no sea molesta, incluso cuando me hacía rimming. Nuestros besos eran cortos pero muy ricos, le gustaba besarme bastante las tetillas mientras me movía sobre su pene simulando que me estuviera follando, de vez en cuando me daba unas palmadas deliciosas en mis nalgas.

Le besaba la oreja mientras él me besaba el cuello, luego me pedía que pusiera mi tetilla en su cara para que pudiera chuparla. Alternamos las zonas que nos besamos y se lo empecé a mamar. “Es grande?”, me preguntó. Le dije que era bien dotado pero al parecer no lo creía, no lo dije sólo por hacerle el cumplido, sino que en realidad #313 sí es bien dotado. Sentí un poco el sabor de su precum, luego tomó mi cabeza con sus manos para moverme al ritmo que él quería. #313 me pidió que me volteara 180 grados con mi culo sobre su cara para poder chuparme el culo.

Me lo chupó delicioso, me gustaba sentir su barba y su lengua entrando en mi ano. Se lo mamé mientras me chupaba el culo y aunque era un poco difícil lo hicimos un buen rato. “Me avisas cuando quieras que te lo meta”, me dijo. Pero la estaba pasando tan rico que no quería que me lo metiera todavía quería seguir besándolo y mirándolo. #313 me dijo que le gustaba mi piel y que le encantaba mi culo. Nos acostamos de lado, como en cucharita y me volvió a repetir que le dijera cuando quisiera que me lo metiera. “Quieres metérmelo?”, le pregunté, y respondió que le encantaría.

Se puso el condón y me senté encima para cabalgarlo, nos grabamos contra el espejo de la habitación mientras lo montaba. Luego se acostó en el medio de la cama y lo seguí cabalgando, de vez en cuando me pedía que me relajara para que fuera él quien se moviera donde me tomaba del pecho y empezaba a mover sus piernas y su verga muy rápido dentro de mí. También me pidió que me agarrara de la cama mientras me follaba y me daba palmadas en el culo. “Tienes un culo grande”, me dijo. Después me preguntó qué posición quería y le dije que en pollo asado.

Así me folló bien duro, luego volví a cabalgarlo pero esta vez mirando hacia sus pies, de modo que #313 pudiera ver como mi culo entraba y salía de su pene. Me pidió que me pusiera en 4 y así me siguió dando, en esa posición me dio duro y rápido, también me daba nalgadas “Para el culito, eso así, chilla, chilla” me decía en voz baja mientras me hacía gemir cada vez más fuerte. Finalmente me penetró en cucharita y luego se quitó el condón para masturbarnos. Me vine contemplando su lindo cuerpo. Luego mientras se masturbaba me dijo que quería venirse de una forma “más romántica” y me pidió que me hiciera al lado con mi cabeza encima de su brazo y así lo vi venirse. Ojalá repitamos algún día, es de esos pocos con los que vale la pena repetir.


Puntuación: 10 de 10

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .