#319. El bisexual casado y afanado

Hoy por fin tiré con #319. Después de muchos intentos por follar al fin pudimos vernos. Empezamos a hablar por WhatsApp desde hace más de dos meses y siempre que me invitaba para ir a su casa cuando iba en camino me cancelaba diciendo que “había llegado visita”. Eso sucedió unas 4 veces, afortunadamente vive cerca. Lo que más caracteriza a #319 es  su constante afán, cada vez que me invitaba para follar me escribía: “pero tiene que ser rápido, no me puedo demorar”. Me escribió el fin de semana desesperado por llenarme de leche, pero preciso yo no podía y estaba muy lejos, incluso de ofreció a pagarme los taxis.

Hoy le escribí en la mañana y me invitó, llegué a eso de las 10. Me abrió la puerta y por fin lo vi en persona, era tal cual como se veía en su foto de perfil de WhatsApp. Media 1.77 aprox, blanco, de ojos y pelo negros, y acuerpado pero no gordo. Tenía una voz gruesa y muy varonil, además de una quijada gruesa y muy linda. Pensé que íbamos a conversar un rato pero como de costumbre, #319 tenía mucho afán y apenas cerró la puerta me llevó a su cuarto con la excusa de: “no me puedo demorar”. Tenía puesta una pijama azul. A la entrada del cuarto vi un cuadro de un retrato en lienzo donde estaba #319 sonriendo al lado de una mujer, esa fue mi primer sospecha que era casado. Entramos al cuarto y Me preguntó hace cuanto tiempo no follaba, le dije que hacia una semana pero es mentira, fue ayer. Se bajó los pantalones para que se lo mamara y sorprendentemente #319 no era dotado, lo cual no me hubiera imaginado por su tamaño. Cuando sacó su verga ya la tenía dura, la cabeza de su pene era muy linda, disfruté mucho mamando esa cabeza. Pude meter toda la verga en mi boca con facilidad para mamarla, #319 movía mi cabeza hacia adentro para que se la chupara por completo. Para el afán que tenía se la mamé un buen tiempo, pensé que me iba a pedir follarme mucho antes. “Quiero que hagamos esto otros días en la mañana” me dijo mientras se lo mamaba.

Después de mamárselo por varios minutos cogió su celular para revisarlo mientras se lo seguía mamando “tengo que mirar una cosa en el celular” me dijo cuando lo alcanzó. Era raro chupárselo mientras él veía su celular y se me hizo eterno mientras lo hizo, incluso se le alcanzó a poner un poco pequeño por no ponerme atención. Finalmente dejó su celular a un lado y se lo seguí mamando, sentí como se puso demasiado duro, antes no lo había sentido así, sabía que estaba a punto de venirse. “Quiero venirme en tu boca”, me dijo. Pero no quería que lo hiciera, desde el primer momento que empezamos a hablar me había dicho que quería llenarme el culo de leche, desde entonces quedé con las ganas que se viniera dentro de mi culo y no en mi boca. Le dije que quería que se viniera dentro de mí y me pidió que me pusiera en 4 pero quería ver su cara orgásmica cuando se corriera dentro, así que me puse en pollo asado.

Entró al baño antes de penetrarme para aplicarse crema y cuando volvió yo ya estaba con las piernas abiertas acostado boca arriba para que me llenara de leche. A pesar que tenía crema en la verga me dolió cuando lo metió pero una vez se empezó a mover lo empecé a disfrutar, él estaba parado y yo en el borde de la cama en pollo asado. Me encantaba ver su pecho peludo y su cara de placer mientras me cogía, cuando empecé a gemir me pidió que me callara y tuve que hacerlo más suave. Sentía que estaba bien mojado por dentro y su verga entraba y salía con facilidad. “Me quiero venir en tu boca” me dijo mientras culiabamos pero le dije que quería su leche dentro de mi culo. Siguió follándome cada vez más rápido y con más fuerza, como cuando están a punto de correrse hasta que  vi su cara orgásmica, cerró los ojos y supe que se estaba viniendo, mientras lo hacía movía su verga un poco hacia afuera, no se vino adentro en lo profundo de mi culo sino que lo hizo justo a la entrada de mi culo, cómo si quisiera que pudiera expulsar su semen fácilmente, sacó su verga y fue al baño.

Mientras #319 estaba en el baño analicé la habitación donde estábamos, era una cama queen, luego miré lo que había en unos mesones bolsos de mujer y vi unas botas de mujer al lado de la cama. Salió del baño y entré yo para orinar. Vi una plancha para peinar el pelo y cremas y maquillaje de mujer. Salí del baño y le pregunté: “eres casado?”, “sí”, me respondió. Sabía que con la prueba del cuarto matrimonial no podía negarlo. Me masturbé en la cama mientras se lo mamaba. Me vestí mientras #319 se duchaba, apenas salió le avisé que me iba y salió de la ducha, mientras me alejaba me dijo “espero que vuelvas” me dijo y me alejé sin responder. “No quieres volver?” Me preguntó al ver que no había respondido. “Vuelvo pero si no me vuelves a dejar plantado, la otras veces que me hiciste venir me cancelaste antes de llegar” le respondí. #319 de disculpó y dijo que nunca más iba a volver a pasar. Nos despedimos desde lejos y salí de su apartamento.


                                                 Puntuación: 8 de 10

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .