#321. El seguidor de Twitter con fetiche por la leche

Hace días #321 me envió un mensaje por Twitter diciendo que llevaba dos pajas ese día viendo mis videos. No hay nada más que me excite que saber cuando alguien se masturba viendo mis videos. Eso me causó interés por saber más de él y me metí a su cuenta de twitter. Sorpresivamente #321 no tenía una cuenta porno, de hecho era una cuenta muy “normal” sin material explícito. Nuestras conversaciones posteriores fueron bastante calientes, me encantaba cuando me decía que quería tenerme todos los días para tirar con él. #321 tenía un fetiche por la leche igual al mío, y eso fue interesante porque nunca antes había encontrado alguien por la fascinación por el semen como la tengo yo. Me preguntaba si me habían preñado ese día y que me dijo iba a guardar condones usados de sus amigos para que me tragara la leche, y que quería tragarse mi leche después de preñarme.  

Además me pidió que cuando nos viéramos fuera preñado antes. Algunos días me escribió para que fuera a su casa pero preciso esos días yo no podía. Una vez cuadramos para vernos un día entre semana pero ese día él no pudo. La semana pasada por fin logramos cuadrar y pude ir a su casa. Abrió la puerta y tuvimos que subir en silencio porque  estaba la tía. Llegamos a su cuarto en el último piso y fuimos al grano. Me hubiera gustado tener una conversación previa con él porque hubiera sido interesante llegar a conocerlo al menos un poco antes de tener sexo, creo que fue porque no podíamos hablar en voz alta porque estaba su tía que todo empezó tan rápido. 

Me senté en el borde de la cama mientras él estaba parado. Quise mamárselo mientras estábamos desnudos así que me empecé a quitar la ropa mientras se lo chupaba, #321 me ayudó a quitarme la camisa y también se quitó toda la ropa. Tenía una verga linda y grande, me encantó probar su precum: era un adelanto muy excitante de lo que iba a tener pronto dentro de mi culo. Le chupé las bolas, jugué con mi lengua en la punta de su verga, me la metí toda hasta que me tocara la campana, se la puse erecta y dura como una piedra. Después de mamarselo sentado en su cama y él parado me acosté boca arriba y él se hizo encima para tener más control de su verga, de esta manera la podía meter en mi boca hasta el fondo. 

Me la metía bien hasta el fondo, de vez en cuando tenía que sacarla de mi boca para no ahogarme aunque eso significara quitarle un poco de placer, así que me la volvía a meter inmediatamente hasta que volviera a sentir que me ahogaba. Tener su verga en mi boca solo me producía placer y a diferencia de cuando he estado con otros, no quería que me lo metiera todavía porque eso significaba que íbamos a acabar antes de lo que yo esperaba. Se acostó boca arriba y me pidió que me sentara en su cara para hacerme beso de negro. Fue uno de los mejores besos de negro que me han hecho, me besaba el culo sin succionarlo, jugaba con su lengua y con mi ano de una forma demasiado excitante y mientras lo hacía le chupaba el pene. “Avísame cuando quieras que te lo meta” me dijo. Tenía muchas ganas que me lo metiera pero no quería que se acabara el momento, así que pospuse la culiada hasta que unos minutos después me volvió a hacer la misma pregunta y no pude resistirme. 

Abrí mis piernas para que entrara su hermosa verga dentro de mi culo y estaba tan excitado que no hubo necesidad de lubricarlo, lo sentía bien mojado por dentro. Al principio lo metió y lo sacó en repetidas ocasiones. “Te está doliendo?”, me preguntó unas cinco veces pero no me dolía, solo podía sentir placer de tenerlo bien dentro. Finalmente lo metió todo y me empezó a follar muy rico sin volverlo a sacar a un ritmo constante, hubiera querido gemir bien fuerte pero no era posible porque su tía estaba en el piso de abajo. Le pregunté si le gustaba besar y dijo que sí, nos dimos un beso corto y seguimos tirando. 

Cambiamos de posición y me puse en 4, en ese momento me hizo una de las cosas que más me excita que me hagan: hablarme al oído. “Te gusta?” Me preguntaba frecuentemente y yo le respondía que me encantaba. “Quieres que te haga esto todos los días?” y yo le respondí: “sí, por favor”.  Me preguntó si alguien me había llenado de leche mi culo ese día, su mayor fetiche. Me pidió que me acostara y me bajara y me siguió follando en esa posición hasta que volvimos a la posición misionero-pollo asado en la que habíamos empezado. 

Prendió el televisor para que pudiera gemir más duro y así pude empezar a hacer una de las cosas que más me gusta en la cama que es gemir, y una vez empezó a sonar el televisor pude hacerlo más duro. “Quieres que te llene de leche?” Me preguntaba varias veces y yo le respondía “por favor. “Te gusta?”, me preguntaba también y yo le respondía “me encanta”. Nuestra conversación en voz baja mientras tirábamos fue tan arrechante como el mismo hecho de estar teniendo sexo. Movió mi pierna izquierda sobre su hombro para estar más cómodo. Estaba demasiado mojado por dentro y sentir su pene entrar y salir me volvía loco acompañado de sus palabras. “Quieres la leche?” Me preguntó poco tiempo antes de venirse, “quiero tu leche dentro, quiero tu leche dentro” le pedí. “Te gusta?” Me volvió a preguntar y le respondí: “me encanta”. 

Sentí como de repente empezó a ir cada vez más rápido hasta que dijo en voz baja: “va a salir esa lechita” y segundos después se vino, nunca olvidaré su cara de placer mientras lo hacía. Dejó su pene unos segundos dentro y luego lo sacó con cuidado. Descansamos un rato acostados en su cama y nos limpiamos. Ese día se me quedó mi cinturón en la casa de él pero vive muy lejos para volver. 


Puntuación: 9,5 de 10

Un comentario sobre “#321. El seguidor de Twitter con fetiche por la leche

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .