#326.El australiano alcoholico

#326 tenía una foto de perfil de esas que uno quiere que se lo coman con solo ver la foto. Le envié unas fotos de mi cara y él me envió unas selfies en respuesta. #326 es de esos tipos que nacieron para tomarse selfies, era demasiado fotogénico y tenía una cara linda. Tenía 31 y por las fotos que me envió se nota que le gusta la rumba. Le pregunté qué buscaba y me respondió:”un mamador”. Su respuesta me llamó la atención porque por primera vez no era un mojigato que decía: “lo que se de”, o un directo que dijera”sexo”, sino que su objetivo era algo mucho más específico.

Me dijo que tenía sitio pero que debía irse en una hora y ese día no era posible para mí llegar a esa hora, así que no nos vimos ese día. Días después le volví a escribir y me envió su dirección y ubicación por whatsapp, pensé que estaba cerca y decidí irme caminando pero qué equivocado estaba, terminé caminando por mucho más tiempo de lo que pensé que me tomaría y llegué cansado y sudando a su edificio, hubiera preferido tomar un uber. Me anuncié en la portería y me hizo seguir. Cuando entré me saludó un hombre que se veía mejor que en las fotos y cuando nos dimos la mano sentí su mano completamente mojada, seguramente se las acababa de bañar. #326 vivía en un aparta-estudio bonito, apenas para un soltero como él.

Intenté hacer conversación preguntándole qué estaba haciendo antes que yo llegara y me dijo que estaba trabajando. Me senté en su cama mientras él se sentó en un sillón que estaba al frente mío, pude sentir un leve olor a alcohol de su boca pero no estaba seguro, eso fue algo que confirmé a medida que conversamos un poco más. Poco tiempo después que empezamos a hablar detecté un acento extraño que no era colombiano y me dijo que era de Australia, de Sydney específicamente. “Tengo una prima que vivió allá cinco años” le comenté y me respondió diciendo que “todos han tenido un familiar en Australia”. Para ser australiano habla español a la perfección, y su acento era tan excitante como su misma mirada y sus ojos claros. “Empezamos?”, me preguntó y me arrodillé para desabrocharle el pantalón.

Poco a poco se lo puse duro con mi boca, cambiaba de ritmo y unas veces se lo chupaba con más presión y más rápido para luego ir más despacio. “Más rápido”, me pidió cuando se lo empecé a mamar más despacio porque me estaba cansando de lo rápido que iba, así que con todo mi esfuerzo lo seguí haciendo con la misma velocidad, minutos después me pidió que lo hiciera más despacio. Le desabotoné la camisa y pude ver si hermoso pecho peludo, con el tiempo pude escuchar sus gemidos y hacer que llevara mi cabeza con sus manos para que lo hiciera tal cual como él lo quería. Tenía ganas que me lo metiera esa noche y me bajé los pantalones y subí mi culo para que lo viera mientras se lo mamaba. No pude evitarlo y le pregunté si quería metérmelo pero respondió que ese día no quería “Tal vez otro día”, me explicó y seguí chupándoselo.

Le hice la misma pregunta tiempo después y siguió sin querer follarme. Me extraña porque nunca nadie se ha negado a metérmelo, pero después entendí la razón de él. Se lo mamé por más de media hora y eso hizo que me empezara a cansar un poco: el cuello, mi boca, todo. Finalmente mientras se lo mamaba bien rápido porque ya quería que se viniera gritó: “Vengo!!” Fue demasiado chistoso porque ahí recordé que el español no es su idioma nativo, cualquiera que habla el idioma le hubiera añadido el “me” antes de “vengo”. Sentí como su leche caliente entró expulsada en mi boca y la saboreé toda. Por alguna razón terminé con semen en mis labios, aparte de mi lengua. Saboreé el semen que había quedado fuera de mi boca y me lo tragué todo con la lengua, estaba delicioso.

Se quitó la camisa por completo y me masturbé acostado en su cama mientras contemplaba su lindo pecho y su cara, me hubiera encantado que me lo metiera esa noche. Cuando me vestí me pidió un taxi y antes de irme le pregunté si algún día iba a querer metérmelo y me respondió: “después, cuando te conozca mejor. Esque soy bi y no me gusta tener sexo sin conocer bien a la persona, y tienes mi número”. Pienso volver a escribirle pronto para que me invite y nos “conozcamos mejor” porque quiero tener esa verga dentro de mi pronto.


Puntuación: 7 de 10

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .