#328. El seguidor de twitter que casi nos descubre su familia

#328 es un seguidor de twitter que me escribió para tirar. Me gustó las fotos de cara que me envió y su tatuaje de serpiente que cubría casi todo su pecho de arriba abajo, tiene 27 años y trabaja en un centro comercial. Una noche que estaba solo me invitó a su casa y justo cuando iba en camino en el taxi me escribió que no podía porque sus tíos con quienes vive no se demoraban en llegar. Me dio mucha rabia porque ya iba en camino, “Me hubiera avisado cuando todavía no había tomado el taxi -.-” y me preguntó dónde estaba. Le envié mi ubicación (para ese punto ya estaba en su portería) y me dijo que subiera pero que nos podíamos demorar.

Recibí una llamada importante justo en ese momento y cuando colgué para subir a su apartamento me di cuenta que había dejado la billetera en el taxi. Me paralicé y me acordé que había pedido el taxi por la aplicación de tappsi, revisé el historial de trayectos y encontré el número del taxista que me había llevado, lo llamé y en menos de tres minutos llegó con la billetera. Le di lo de una mínima más propina y por fin me pude dirigir hacia el ascensor, había pasado mucho tiempo desde que me bajé de ese taxi y no sé si los tíos de #328 estaban a punto de llegar.

Para rematar había subido al piso 16 de la torre 1, pero él vivía en la torre 2. Cuando por fin llegué a su apartamento me recibió preocupado porque su familia podía llegar en cualquier momento, pero lo tranquilicé porque quería que me comiera esa noche y lo llevé a su cuarto. Haha, sí, fui yo el que me auto-invité a su cuarto, el pobre estaba tan preocupado que no me hubiera hecho seguir si no lo hacía yo. Me desvestí y lo desvestí, sabía que no nos podíamos dar el lujo de demorarnos. Lo raro de #328 era que le gusta follar sin luz y apenas entramos a su habitación la apagó. Le pedí que la prendiéramos pero no quiso, hasta que accedió a prender una lámpara que había en su cuarto.

Me arrodillé y se lo mamé un rato y luego se puso el condón. Me puse en 4 y aplicó saliva en mi culo, me dolió cuando recién lo metió pero poco a poco mi culo se fue abriendo hasta que yo mismo empecé a moverme de atrás hacia adelante, los dos íbamos a un ritmo unísono y de repente la preocupación y el afán por que sus tíos llegaran se desvaneció. Estoy seguro que en ese momento a los dos se nos olvidó por completo que su familia podía llegar en cualquier momento y nos dejamos llevar por el placer. El único sonido que se escuchaba era el de mis gemidos, no me imagino qué hubiera pasado si su familia hubiera llegado en pleno ajetreo.

Nos cansamos en esa posición y quise acostarme para no hacer ningún esfuerzo, me acosté boca arriba y me abrí de piernas para que me volviera a penetrar. Esta vez disfruté desde el momento que me lo metió, incluso se nota que él también disfrutaba esa posición porque me lo hacía más rápido que cuando estábamos en 4, era genial poder admirar su tatuaje de serpiente. No hubo besos, pero tampoco le pregunté si le gustaba besar aunque me hubiera gustado besarlo. Follamos unos pocos más minutos y de repente sentí que empezó a ir más despacio. Le pregunté qué pasaba y me dijo “me hiciste venir”, nunca me imaginé que se había venido porque no vi ninguna expresión en su cara, pero lo confirmé cuando sacó el condón y vi la leche colgando.

Se quitó  el condón y fue al baño para expulsarlo por el inodoro. Regresó al cuarto y le volvió a coger el afán y me pidió que me vistiera rápido. Cuando volví a mi casa me di cuenta que había dejado el cinturón en el cuarto de #327, y no me lo van a creer pero debe ser el octavo cinturón que pierdo por olvidarlo en la casa del que me coge, además el cinturón lo había comprado el día anterior. En este momento me gustaría aclarar que de esta misma forma he perdido dos relojes, el primero donde #51 y el segundo donde #286 pero nunca he vuelto por ellos. Nunca vuelvo a las casas de los que me cogen por un objeto, me parece una falta de dignidad. El último cinturón que perdí fue con #321, hace tan solo 7 manes que me comí, pero los dos viven lejos y me da pereza volver, así que prefiero volver a comprar uno nuevo. Espero que el próximo cinturón que compre me dure más tiempo.


Puntuación: 7 de 10

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .