#358. El pelirrojo que estudia arquitectura

Estaba de vuelta en Bogotá y por fin las cosas se dieron para tirar con #358. Desde antes de viajar a Medellín habíamos intentado vernos pero por cuestiones de tiempo nunca habíamos podido. Llegó a mi casa, era un pelirrojo de 1,70m y tenía una voz muy suave. Lo invité a mi cuarto y cuando cerré la puerta lo primero que me dijo fue: “Te puedo dar un abrazo?” con un tono triste. Eso me pareció lo más bizarro, extraño, raro, salido de otro mundo y extraterrestre que me han pedido en la vida, incluso me pareció más extraño que el sadomasoquista que pidió hacerme fisting.

Que un desconocido con el que uno acaba de cruzar el saludo le pida a uno un abrazo se me hace demasiado extraño e incómodo. Cuando alguien viene a tirar conmigo lo último que espero es que me pida un abrazo; quiero un tipo varonil que me pida que me arrodille para mamárselo, no un abrazo. “Esque he tenido problemas con mi familia, no me llevo bien con ellos, no me siento feliz” dijo en un tono pasivo y con tristeza. Que alguien me hable de primerazo sobre sus problemas emocionales y personales no son las primeras palabras que espero que me digan antes de palabras como: “a qué te dedicas?”, “qué edad tienes?”.

No quise ahondar en su tema, no quería a alguien llorándome debajo del brazo, intenté animarlo y cambiar de conversación lo antes posible porque no le tenía la confianza para hablar de esos temas tan personales, pues las pocas veces que le contado mis situaciones personales a personajes que aparecen en mi lista es porque antes he desarrollado cierta empatía y confianza, lo que me da motivación para hablarles sobre mi vida.

Logré animarlo un poco y cambiar de conversación, me contó que estudia arquitectura y que vive cerca. Nos desnudamos y pude ver su cuerpo velludo y pecoso que iba muy bien con su cara. Le chupé sus tetillas velludas mientras me besaba la frente. Me acosté boca arriba y él encima donde nos dimos unos besos apasionados deliciosos y pude sentir su verga rozando mi abdomen a cual luego pasó por mi pene hasta tenerla muy cerca de mi ano, era genial como se movía porque lo hacía como si me estuviera penetrando.

A #358 le encanta hacer rimming y es algo hace muy bien. Para mí, alguien que sabe hacer rimming primero que todo nunca succiona el culo, segundo: sabe jugar bien con la lengua, y tercero: logra estimular el ano. #358 cumplía con las 3 facetas y por eso me gustó cuando me chupó el culo, además su barba se sentía delicioso. Me metía el dedo y me hacía gemir y de vez en cuando escupía sobre mi ano.

Un buen rimming hace que el ano se estimule muy bien y se prepare para la verga que va a entrar minutos después, y #358 lo hizo tan bien que sentí mi ano mojado después de su sesión de rimming. Me puse en 4 para que jugara con su verga y mi culo, le gustaba moverla en todas las posiciones y empujar la puntica dentro de mí. De igual forma también me movía de atrás para adelante para presionar su verga contra mi culo, seguimos jugando hasta que sin darme cuenta la insertó toda.

Gemí de lo rico que se sentía, entró fácil y no dolió porque #358 no es muy dotado, pero supo jugar muy bien con su verga. #358 la sacaba toda y la volvía a meter hasta el fondo. Pocos segundos después de meterlo se quedó quieto con su verga dentro lo cual me permitió jugar con su pene al moverme de adelante hacia atrás lo más fuerte que pude a pesar de lo cansado que estaba.

Lo sacó y volvimos a acostarnos en la misma posición en la que habíamos estado hacía poco tiempo, yo acostado hacia arriba y él encima mío, pero esta vez estábamos mucho más calientes y #358 se movía más rápido y más fuerte, haciéndome gemir también más duro, era delicioso poder hacerlo mientras nos comíamos la boca.

Nos masturbamos al final, me vine chupándole sus tetillas y pocos segundos después de venirme #358 lo hizo, con una gran descarga. Intentamos hacerlo al mismo tiempo. Cuando terminamos de follar #358 me habló de sus inseguridades y de su afán por ser alguien de la vida y demostrarle a su familia que puede hacer grandes cosas, no sé qué tan grave será su problema en su casa pero es una persona muy insegura y triste, ojalá se gradúe pronto y se vaya de la casa para ser feliz.


Puntuación: 6,5 de 10

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .