#378. El que me cogió bajo la ducha

#378 me había escrito cuando estaba de viaje, días después de volver a Bogotá me volvió a escribir y resulta que esta vez me encontraba en un centro comercial a menos de 3 minutos minutos de su conjunto.

Por suerte estaba cerca compré una caja de condones en el farmatodo antes de ir a su apartamento. Cuando llegué me recibió en toalla y me explicó que se estaba depilando. Me hizo seguir a su cuarto y me preguntó si quería bañarme con él, de hecho sentí como si fuera la única opción que tenía en ese momento, como si no pudiera esperar en su cama mientras se bañaba.

#378 es delgado, mide 1,75, creo que tiene 21 años, es moreno y tiene mucho estilo en su peinado: tiene el pelo largo y se lo pinta de amarillo.

Su invitación a bañarme con él se me hizo algo muy extraño y al principio me produjo cierta desconfianza. Nunca alguien me había recibido diciéndome que lo acomparañara a bañarse. Después caí en cuenta que fui yo quien interrumpió su depilación genital en el año cuando timbré en la puerta.

Me desvestí y entré a la ducha, esperé a que se calentara el agua y allí #378 se terminó de depilar sus bolas y su abdomen. Nos dimos unos besos y le mamé su verga bajo el agua. En ese momento me dieron ganas de hacer algo que no hacía desde hace mucho tiempo: tener sexo bajo la ducLe puse un condón y me puse contra la pared. Metió su verga despacio hasta que la tuve toda dentro. Era muy rico sentir el agua caer mientras nuestros cuerpos mojados se unían y se separaban al ritmo de nuestros movimientos. Me gustaba cuando se empecinaba en darme duro y sonaban mis nalgas al chocar contra su cintura.

Volteé mi cuerpo para besarlo y lo agarré del cuello hasta que me cansé. Volví a mi posición inicial contra la pared mientras me masturbaba y #378 me penetraba con sus manos agarrándome la cintura. Lo mejor fue cuando se acercó a mi espalda y besó el cuello y la oreja, eso me puso a mil.

Después de una buena sesión bajo la ducha fuimos a su cama. Mi culo estaba un poco adolorido porque aguané bastante tiempo su gran verga dentro mientras nos bañamosy no tenía muchas ganas de volver a meterme su pene. #378 me preguntó si podía volver a penetrarme pero le dije que no. Se lo mamé y cuando lo hice me dio pesar dejarlo con las ganas de meterlo y le puse un condón. Vi su verga dura y gruesa allí parada a 90 grados de su abdomen, completamente erguida y esperando que mi culito se sentará en ella.

Me acomodé y me inserté su pene a mi ritmo, poco a poco para evitar un desgarre. Una vez tuve su pensé dentro de mí empecé a jugar con él, moviéndome de arriba hacia abajo y dando vueltas. De vez en cuando me acercaba a él para besarlo y cambia a mis manos de posición para sostenerme: unas veces en la pared y otras veces en sus piernas.

Me cansé y al final me saqué su pene para masturbarlo, no me tragué su leche pero me gustó verla salir a chorros.


Puntuación: 9 de 10

Un comentario sobre “#378. El que me cogió bajo la ducha

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .