#411. El que me dio como a rata en balde

La mañana siguiente de estar con #410 me levanté con un poco de guayabo (resaca para los que no son colombianos). Me dolía la cabeza y sentía náuseas, pero nada que un Bonfiest no pueda curar.

Me desayuné con un caldo levanta-muertos y a medio día ya estaba mejor. Debía estarlo para mi cita con #411 en su apartamento a las 3, la cual le había confirmado el día anterior. Me recibió en su pijama y la verdad eso es algo que puede hacer que mi líbido no llegue a sus niveles más óptimos.

Tiene 32 años. Mide 1.75, es moreno, de ojos café, pelo negro, mentón masculino, nariz grande y brazos musculosos. Entramos a su habitación y nos acostamos a ver “La Red”, el programa que más detesto en la vida. Si le hubiera tenido confianza le habría dicho inmediatamente que cambiara de canal. Tenía huevo, de todo lo que uno puede ver en televisión, le da por poner La Red? Con el que se va acostar en unos minutos? Qué falta de consideración.

Minutos después por fin se acercó y me abrazó, bajó mis boxers con su mano y me echó dedo. Mientras lo hacía le hice la paja hasta que se le puso bien duro. Se lo mamé un rato hasta que dijo que quería clavarme.

Me acosté en la cama y puse una almohada debajo de mi culo para que me clavara en pollo asado. Sentí ingres su pene poco a poco en mi ano. Entrelacé mis dedos con los de él y pronto dio inicio a una penetración salvaje y sin precedentes en cuanto a velocidad de clavada.

Sacó popper y olió hasta el fondo, me ofreció pero ese día no tenía ganas de popper. El sexo con #411 fue rudo y salvaje, sus movimientos eran rápidos, bruscos y arrechantes. Al lado de él, cualquiera de mi lista pasaría por delicado.

Lo tenía en frente mío, con su lindo cuerpo, sus pelos en el pecho y su cara de arrecho dándome verga a toda velocidad, con toda su fuerza. Le gustaba metérmelo duro y profundo hasta hacerme gritar del dolor, pero era un dolor de placer. En su cara veía lo mucho que le gustaba cada vez que gritaba. Me follaba duro y rápido, como rata en balde.

Cuando lo metía profundo me tomaba del cuello y giraba su cara hacia un lado para luego poner sus dedos en mi boca y se los lamiera. Después de eso volvía a poner su mano en mi cuello para ahorcarme levemente, hasta que me empezaba a quedar sin aire y las retiraba.

No supe cuándo se vino. Lo sospeché cuando dejó de moverse. Le pregunté si se había venido y asintió con la cabeza. Lo confirmé al ver el condón usado con su semen dentro después de sacar su verga de mi culo.

Quedamos cansados, estoy seguro que él más que yo. Estaba sudando, le caían gotas de sudor de la frente y el pecho. Los movimientos que dio a toda velocidad metiendo y scándolo de mi ano no fueron en vano.

Volvió a la cama después de botar el condón y se acercó a mí para manosear mis nalgas y mi abdomen. Me hice la paja mientras me tocaba. Lo arrechó mucho verme venir, para ese entonces ya habían pasado varios minutos desde que que se vino.

Una vez alguien me dijo: “tu culo es una máquina de orgasmos”, y me lo estoy empezando a creer, pues con el tiempo su pene se endureció hasta que quedó completamente parado. “Se lo puedo meter otra vez?” Me preguntó en un tono como si me estuviera pidiendo permiso para volver a follarme. Me sentía cansado y no era que quisiera un pene dentro tan pronto, pero me gusta complacer a los demás.

Le dije que sí y me acosté boca abajo para que lo metiera. Se acostó encima mío y lo insertó todo, metió sus brazos debajo de los míos, haciendo una especie de candado y empezó a follarme con la misma velocidad de antes. Mi mirada estuvo dirigida hacia la ventana de su cuarto todo el tiempo, el dolor de cabeza producto del guayabo había vuelto. Estaba ahí acostado, con su pene dentro, sin sentir nada, pero sabía que #411 lo disfrutaba.

Esperé a que se viniera y unos 5 minutos después lo hizo. Estaba sudando más que antes y entró al baño para bañarse. Me invitó a bañarme después que él salió de la ducha. Me fui después de bañarme.


Puntuación: 7 de 10

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .