#417. El que me pidió ser su novio

#417 es blanco, tiene ojos color miel, mide 1.70, es acuerpado y tiene unos ojos grandes. Habíamos hablado desde hacía meses y me emocionaba conocerlo. #417 me veía como un ser humano y no como un objeto sexual. En nuestras converciones el sexo nunca fue mencionado. La forma como me hablaba me tenía con muchas ganas de conoceelo.

Dudé en encontrarme con él un día antes de acostarnos después que me escribió: “Quieres ser mi novio?”. Llevábamos meses hablando, habíamos compartido todos nuestros secretos, éramos como mejores amigos virtuales, además me parecía muy lindo.

Pensé en rechazar su invitación a su casa pero al final soy yo quien pone los límites de mis encuentros. Supe manejar la respuesta y manipular la situación para acostarme con él sin que inisistiera en una relación y evitando un segundo encuentro, pues no busco enamorarme ni mucho menos una relación sentimental.

Cuando lo vi en persona un pensamiento se cruzó por mi cabeza. El pensamiento decía que tenía un hombre que me parecía muy guapo y lindo, tenía un cuerpo lindo, con una sonrisa como las que me derriten. Tenía una voz masculina, demostraba seguridad, era amable y amigable. Tenía un potencial novio en frente mío, alguien a quien si le hubiera dicho sí podría cambiar el rumbo de mi vida 180 grados. Pero a pesar de todo, creo que tengo una incapacidad de amar.

Evité cualquier conversación, no quería que me volviera a preguntar si quería ser su novio. Lo llevé a su cuarto y me desnudé inmediatamente, #417 también lo hizo.

Me acosté hacia abajo y #417 se acostó al lado mío, empezó a hacerme un masaje en el cuello y poco a poco fue bajando sobre mi espalda hasta llegar a mi cintura. Siguió hasta mi cola y empezó a manosearme de una forma muy excitante, sentía lo mucho que me deseaba a través de sus manos.

Descubrí rápidamente lo erótico que es que me acaricien las nalgas. Levanté mi culo de la cama suavemente porque mi pene se estaba poniendo duro de nuevo. Lo tomó como un signo que quería más. No lo había pensado, pero descubrí inmediatamente que me gustó cuando me daba pincelazos con su dedo a través de mis nalgas.

Me preguntó si estaba bien y le dije que sí. En realidad estaba más que bien. Cuando paró de mover sus dedos sobre mí y puso la punta de su dedo anular contra mi ano…fue electrificante. Le dije que se sentía delicioso y me preguntó si quería que me lo metiera.

Asentí con la cabeza y subí mi culo para encontrar su dedo más profundo en mi ano. Eso hizo que mi duro pene rozara las sábanas. #417 presionó su dedo más profundo dentro de mi ano hasta que empezó a doler, moví mi culo hacia la cama para sacar su dedo.

Paró y dijo que necesitaba lubricación. Se paró de la cama para sacar lubricante. Inesperadamente también sacó un condón, no pensé que lo iba a meter en ese momento. Se acercó y se quedó parado al lado de la cama tocándose, jalando su pene mientras me observaba. En ese momento empecé a echarme dedo para provocarlo a que lo metiera, aunque sabía que no era necesario.

Vi la punta rosada de su verga volverse más roja y más grande, la quería dentro. Me imaginé salir mucho semen de ese glande, ya fuera dentro del condón en mi culo o en mi boca y tragándomelo. Llegó el momento, no hubo necesidad que alguno le preguntara al otro si quería follar en ese instante. Fue un mutuo acuerdo de telepatía.

#417 se acercó al borde de la cama y puse mi cola en el borde. Me abrí de piernas y dejé ingresar su linda y gruesa verga. La sentí entrar poco a poco hasta que la tuve toda dentro. Lo tomé de los brazos y él de mis manos abiertos sobre la cama. Tiramos en esa posición por un buen tiempo hasta que nos aburrimos.

Me pidió que me volteara hacia abajo y así lo hice. Me acosté con mi verga contra el borde de la cama con mi ano hacia él. Mis piernas quedaron sobre el piso y mi cuerpo acostado sobre la cama hasta la mitad.

Volvió a insertar su pene suavemente dentro de mí, gemí duro, creo que no podría haber tenido una mejor cara de placer en ese momento.

Continuamos con nuestra faena, cualquier actor pornonos hubiera quedado en pañales. El sexo fue salvaje y muy placentero. Mientras me penetraba me podía masturbar contra las sábanas, en varias ocasiones sentí que estuve a punto de venirme con el movimiento de mi pene hacia arriba y abajo, rozando la suave tela de las sábanas de algodón.

#417 también estaba a punto de venirse, por ese motivo tuvo que moverse más despacio y no meterlo tan profundo. Logró follarme por un minuto más hasta que susurró a mi oído: ” me vas a hacer venir”, le dije que se viniera si así lo quería ” me vengo”, dijo en un tono aún mas suave y segundos después sentí una presión leve del condón en mi culo a medida que empujaba su cuerpo contra el mío con más fuerza pero a poca velocidad.

Sacó su pene y el condón quedó profundo dentro de mí. Lo jalé y vi esa sustancia que tanto me encanta, blanca, abundante y espesa. Mi instinto me dijo que me la tragara. Puse el condón boca abajo y saqué mi lengua. Dejé derramar el semen en la punta de mi lengua. Cayó por gotas hasta que exprimí el condón para no perderme de ni una gota, comoalguien tomando bonice derrtido.

Dejé el semen un momento en mi boca para saborearlo y finalmente me lo tragué. Sabía delicioso.

#417 quiso hablar conmigo después de tirar, pero sabía a qué iba esa conversación y no quería terminar enamorándome en el primer polvo como con #23.

Le dije que debía irme y me vestí. Vi su cara de decepción, y auque me gustaba mucho y podría haberme quedado más tiempo acostado al lado de él, me despedí. En la puerta me dio un beso y me dijo que quería volver a verme.


Puntuación: 10 de 10

Un comentario sobre “#417. El que me pidió ser su novio

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .