#425. El que le encantaba el color de mi piel

Desde que empecé a tener sexo, una gran cantidad de hombres con los que me he acostado me han halagado por el color de mi piel.  “Me gustan así blanquitos como tú”, “Tienes un color de piel muy lindo”, “Me encanta el tono de tu piel” son comentarios que recibo constantemente cuando me ven desnudo.

Me gusta mucho que me digan estas cosas, y #425 no escatimó en sus cumplidos respecto a mi piel. De hecho, #425 ha sido el que más me ha ovacionado por el color de mi piel. Todo comenzó con sus manos desabotonando los botones de mi camisa. Lo hizo despacio, de una manera muy romántica y excitante. Poco a poco fue descubriendo mi piel, y en ella su encanto y su fascinación de conocerme.

Me arrinconó contra la pared y me dio un beso pasional que duró mucho, entre tanto agarraba mis nalgas lo cual me dio toda la confianza para presionar la palma de mi mano derecha contra su miembro viril, que de hecho ya estaba grande de la excitación que le producía estar conmigo.

Boté mi camisa al piso y me dejé llevar por sus manos acariciando mi cuello, bajó sus manos suavemente hasta mis tetillas, mi abdomen, las cuales luego se asomaron dentro de mi pantalón y llegaron al interior de mis boxers, tocando con mucha excitación mi pene y mis bolas que estaban creciendo debido a la estimulación que me produjeron sus manos calientes. Sus manos morboseando cada centímetro de mi piel me produjeron de nuevo unas ganas intensas de besarlo y acerqué mi boca a la de él para darle un beso largo y muy apasionado.

Una vez terminamos de darnos nuestro segundo beso, sus labios y su lengua no se separaron de mi piel. Su boca recorrió las mis partes de mi cuerpo que recorrieron sus manos, desde mi cuello hasta mi entrepierna, lo hizo de una forma más suave y sutil esta vez con sus labios, apenas rozando mi piel, provocándome para que los acercara más a mí y durara más tiempo besando cada parte de mi torso.

Me hizo arder por dentro, no quería que ese momento acabara nunca. Estaba con todo un maestro del morbo y de los besos sutiles. “Tienes una piel muy linda”, fue el primer comentario que recibiría de él, de muchos otros que me hizo esa noche. Se quedó quieto, contemplando todo mi cuerpo, como alguien que ve el mar por primera vez. “Tienes un tono de piel muy claro y uniforme, nunca había visto alguien con una piel así”. Fue en ese momento cuando me di cuenta de lo mucho que le gustaba mi piel, pero todavía no había dimensionado su obsesión con ella.

#425 tenía un tono de piel blanco, pero no tan blanco como el mío, supongo que es alguien que se fija mucho en el color de piel de las personas. Estando parado y yo acostado en su cama, observó detenidamente mi cara, mi pecho, mis piernas hasta que me pidió que me volteara para poder contemplar mi espalda y mis nalgas. Acarició cada centímetro de mi cuerpo y repitió varias veces lo mucho que le gustaba mi piel. Le agradecí por sus cumplidos cada vez que me hizo uno, su admiración por mí hizo que me produjera mucho más morbo estar con él.

La penetración pasó a un segundo plano, por primera vez disfruté más tener morbo con alguien que sexo, y siempre he preferido tener una verga dentro de mi culo que el mismo morbo. #425 me ayudó a descubrir una faceta nueva en mí: al explorar el cuerpo del otro con besos y caricias me puede ayudar a disfrutar tanto o más que el sexo. Lo que más recuerdo de estar con él fue la forma como admiraba mi cuerpo a través de su mirada y las frases sobre mi piel que salían de su boca, las cuales estimulaban directamente mi líbido.


Puntuación: 10 de 10

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .