#461. El venezolano fashionista

Me duelen las piernas y los brazos. El viernes en la noche fui a un bar y me emborraché. Como la mayoría de veces que voy a estos sitios, después de unos cuantos tragos pierdo la voluntad y termino teniendo sexo con uno o varios esa misma noche en cualquier lugar: en los baños, en un lugar apartado, un parqueadero o en sus casas.

El viernes superé mis límites y no tengo recuerdos de nada, el alcohol me consumió por completo. Afortunadamente un activo con el que estuve esa noche me ayudó y me envió en un taxi a mi casa. Si él no hubiera hecho eso, no sé con cuántos más habría estado. Ayer me envió un video para “recordarme” lo que había hecho.

Confieso que al principio me dio morbo compartir el video, pero entre más lo veía, más avergonzado me sentía. Es un video fuera de lo común. La cámara enfoca mi cuerpo desnudo inconsciente y tirado en el piso, inmóvil, con mis ojos cerrados. Al rededor hay al menos 10 hombres mirando como me lo mete uno por el culo y el otro por mi boca.

Luego que el que me lo está metiendo se viene, otro se alista poniéndose el condón para metérmelo. No sé si dejaría que la gente viera un video como este, en el fondo no es el tipo de video que me gustaría que vieran de mí. De hecho, no refleja nada bueno y me avergonzaría que me pudieran ver en esa situación.

Volviendo a #461, lo conocí por twitter. Era un seguidor fiel y llevaba tiempo pidiéndome culo. Era un venezolano más que había venido a Bogotá para salir de la mala situación de Venezuela. Por sus fotos sabía que le gustaba la moda y se vestía muy “fashion”. Este tipo de hombres nunca me ha llamado la atención porque tiendo a pensar que son poco masculinos. Cualquier hombre que se depile las cejas y use pantalones entubados 100% forrados a sus piernas es un bloqueo automático para mi.

A pesar de esto, decidí darle una oportunidad. Resultó que sí trabaja en algo relacionado con la moda, y efectivamente tenía ademanes femeninos pero sonreía mucho y me hacía reír, por lo que me cayó bien desde el principio. Mientras hablábamos pensaba: qué tal que este hombre ligeramente afeminado resulte ser todo un activo varonil en la cama? Lo hacía para engañar mi cerebro y evitar ese bloqueo mental que golpeaba mi subconsciente.

Era blanco, medía 1.80, delgado y tenía el pelo peinado hacia un lado. Llegamos a la cama y nos desnudamos. El tamaño de su pene me sorprendió, tenía un buen tamaño: era largo y grueso, debía medir 18cm. Había un espejo en frente de la cama y me pidió que me arrodillara de espalda frente al espejo para que él pudiera admirar mi espalda y mi culo mientras se lo mamaba.

Me di cuenta de lo mucho que lo excitaba verse en el espejo mientras se lo chupaba. Sus ademanes femeninos y su acento gay de repente desaparecieron y sacó el hombre que había en él. Le gustaba que me atragantara con su dura verga y en varias situaciones estuve a punto de vomitarme.

Después de varios minutos de mamárselo me cansé y terminé con mis ojos llenos de lágrimas por el gran esfuerzo que hice al mamárselo. Llegó el momento de la penetración y me acosté en mi posición favorita. Me acosté boca arriba y me abrí de piernas para dejar entrar su verga.

Se puso el condón y lo insertó despacio. Sentí como centrímetro a centímetro de su pene ingresó en mi ano. Gemí con cada empujón de su verga en mi culo y cuando la tuve toda dentro dejé que hiciera lo suyo. Empezó despacio y con el tiempo apreté mi culo para darle más placer.

Me puso muy duro a medida que empezó a follarme más rápido, pero minutos después se cansó y volvió a un ritmo algo despacio pero constante. Puse mis pies sobre sus hombros y tiramos unos 5 minutos más hasta que sacó su verga, se quitó el condón y se masturbó sobre mi abdomen.

Me hice la paja después que él se vino. Fue un alivio sber que a pesar de lo afeminado que se veía, logró darme un buen momento en la cama.


Puntuación: 6 de 10

Un comentario sobre “#461. El venezolano fashionista

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .