#470. El que me hizo un verbal fuck delicioso

De haber sabido que estaba tan lejos de donde vive #470, habría pedido un uber o un taxi. Claramente mi noción de distancia en google maps no es tan acertada como pensaba. En realidad no puse atención al número de la carrera donde vive #470 ni la carrera donde me encontraba antes de salir caminado hacia su edificio, pero se veía tan cerca en el mapa.

Lo que inicialmente pensé que iba a ser una caminada de 15 minutos se volvió media hora, y a la media hora de estar caminando todavía me faltaban varias cuadras. Conocí una zona de Bogotá que no conocía, muy agradable de hecho, pero terminé tomando un taxi que me dejó a la entrada de su conjunto en menos de 3 minutos, y que me habría tomado al menos 15 minutos más caminando. Llegué muy cansado y subí a su apartamento.

#470 me escribió por twitter un día. Con todo lo que me escribió antes de encontrarnos me hizo saber lo mucho que deseaba estar conmigo. Al verlo en persona noté que era de estatura promedio, moreno, con pelo corto, sin barba y tenía una voz masculina y gruesa. Fuimos directamente a un cuarto que supongo es de huéspedes.

Sentados en la cama me contó lo mucho que había fantaseado conmigo y todas las veces que se había masturbado viendo mis videos, eso me excitó mucho. Me excita mucho cuando me dicen que fantasean y quieren acostarse conmigo. Podía ver a través de sus ojos que me deseaba, y eso es algo que confrimaría escuchándolo minutos después cuando estuviéramos desnudos en esa cama.

Nos quitamos la ropa rápidamente y se lo puse duro cuando se lo mamé. “Quiero estar dentro de tí” me dijo mientras se lo mamaba. A diferencia de muchos, su placer no estaba dividido entre una mamada y una follada, sino en la follada, pues se lo mamé muy poco tiempo.

Me abrí de piernas y me penetró en posición misionero. Sus palabras cuando me susurró que quería estar dentro de mí solo fue el preámbulo de probablemente el mejor “verbal fuck” que me han dado en la vida. Hablando del rey de Roma, algunos me han preguntado qué es verbal fuck. Creo que la mayoría puede inferirlo con un mínimo de lógica o un nivel A2 de inglés, pero para los que no saben todavía, esta es una expresión que alguna vez leí cuando alguien le habla “sucio” o sexualemente a alguien durante el sexo.

He conocido muy pocos que me han hecho verbal fuck, los puedo contar con los dedos de mis manos, y aunque #470 hace parte de los pocos que me ha hecho verbal fuck, se destacó con creces por la forma como me lo hizo. El verbal fuck se da naturalmente, es intrínseco y hace parte de la personalidad del otro. El verbal fuck no debe ser forzado y de ser solicitado, puede no darse de la mejor manera ni la más natural.

Desde el inicio #470 me demostró ser alguien que nació para hacer verbal fuck. Sus palabras y susurros a mi oído me pusieron duro desde el principio. “Soñaba con estar dentro de tí desde hacía mucho tiempo” me dijo con su verga dentro. “Hace cuánto?”, le pregunté. “Como 1 año”, me respondió.

“Me encanta estar dentro de tí”, “tienes un culo delicioso”, “estás muy rico”, “te tenía demasiadas ganas”, “me encantas demasiado” fueron algunas de las muchas frases que me dijo durante la cogida que me dio. Escuchar ese tipo de cosas mientras me cogen es algo demasiado arrechante. Era aún más arrechante cuando después de decirme cada frase, esta iba seguida de un beso profundo con lengua hasta el fondo, donde me comía la boca por completo. Me dijo muchas más cosas ricas y cada frase sexy que me decía me hizo sentirme como el hombre más deseado del mundo.

Sus movimientos eran demasiado suaves e iba muy despacio. “Qué pasa?” Le pregunté al ver que casi no se movía. “Estoy que me vengo” me dijo con algo de pena. En ese momento se tuvo que quedar quieto para no venirse, y menos mal lo hizo porque no quería que lo hiciera todavía. Lo mejor era ver su cara de excitación máxima y el esfuerzo que estaba haciendo para no venirse.

Sacó su pene, pues si lo hubiera seguido teniendo dentro de mi culo seguramente se habría venido, incluso estando quieto. Me dijo que quería darme en 4 y quería complacerlo. Me puse en esta posición y sentí como su verga ingresó de nuevo en mi ano que había sido dilatado y abierto minutos antes con su pene.

Empecé a gemir y a moverme, pues #470 no quería moverse mucho para no venirse tan rápido. Continuó diciéndome cosas deliciosas a mi oído mientras me follaba y no tardó mucho en exclamar: “me voy a venir!”. Moví mi culo un poco más rápido y me tomó con más fuerza de la cintura hasta que se vino.

Al final me ovacionó por estar tan rico y me preguntó si quería volver a repetir con él. Me volví a acostar una vez más con él.


Puntuación: 10 de 10

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .