#487. El dueño del restaurante

Ayer estaba hablando con un bisexual recién casado. El tipo es vecino mío y pocos meses antes que se casara nos conocimos por grindr y me invitó a su casa para tirar. Aunque estaba cerca de su casa iba para otro lado, y le dije que no podía esa noche. Me insistió bastante pero pensé que consumaría ese polvo otra día.

Días después me confesó que conoce mi Twitter, y que le excita lo que hago, también me contó que se iba a casar dentro de poco y se sentía mal de serle infiel a su prometida y por ese motivo ya no quería hacer nada conmigo. Se casó y sigue siéndole fiel, pero todavía me escribe de vez en cuando para que le hable sobre mis aventuras.

Ayer me escribió de nuevo y me terminó contando que su vida sexual es buena pero que no es tan interesante como la mía; pero en mi opinión, me parece más interesante la de él. Siempre me ha dado curiosidad saber qué se siente ser monógamo, serle fiel a alguien, y tener sexo únicamente con esa persona por meses o años.

Acostarse con la misma persona ya sea 1,2, 3, 4 o más veces a la semana, y sentir amor, cariño y respeto por esa pareja durante el sexo es algo que me llena de curiosidad. Pero el hecho que me de curiosidad no significa que sea algo que quiero. Cada vez que escucho “cancioncitas de amor” de Romeo Santos no puedo identificarme más con su letra: “..Y sirvo de ejemplo, que el amor no debería de existir…”, “…he perdido la esperanza, aquí tiro la toalla, el romance y la pasión no es para mí”. Tal vez por eso está en mi lista de canciones favoritas de spotify.

Ahora bien, volviendo al personaje de este relato, intercambiamos mensajes y fotos con #487, me pareció alguien lindo y quedamos en encontrarnos en la puerta de su casa dentro de 10 minutos. Estaba muy cerca y llegué antes de lo esperado. Le avisé cuando llegué pero estaba dispuesto a esperar un rato, a los dos minutos vi una luz aprenderse a la entrada de su edificio y abrió la puerta. Era más guapo de lo que imaginaba y lo que más me gustó fue su sonrisa. Su cara y su presencia me dio mucha confianza y desde el primer momento que nos saludamos me di cuenta que es alguien muy amable.

Medía 1.80, era blanco, aparentaba 30 años pero después me dijo que tiene 27. Tenía barba y poco pelo en la cabeza, como si sufriera de caída de pelo. Subimos dos pisos y entramos a su apartamento, seguimos directo a su cuarto. Me informó que no se podía demorar mucho porque tiene un restaurante y tenía una reunión con unos proveedores dentro de poco. También me contó que tenía pareja pero no quiso entrar en detalle sobre ese tema.

Nos quitamos la ropa y cuando se bajó los boxers vi su verga dura, tenía un tamaño promedio. El tamaño era adecuado para que no me doliera mucho porque no era muy grande, pero tampoco era tan pequeño para poder sentirlo dentro de mí.

Me puse en 4 sobre su cama desatendida mientras #487 se quedó de pie mirando hacia mí con su verga erecta dentro de mi boca. La saboreé toda y jugué con ella dentro de mi boca. Me gustaba provocarlo con mi culo moviéndome hacia atrás y hacia adelante, y luego haciendo círculos con mis nalgas hacia arriba. Me apoderé de su pene con mi boca y lo estimulé lo suficiente hasta tenerlo listo para la penetración.

Sabía que no se podía demorar, el ritmo rápido que llevábamos era propicio y encajaba con la excitación que teníamos los dos. Íbamos rápido, pero era perfecto. Me acosté con mi espalda sobre la cama y abrí mis piernas esperando a que me clavara. Lo vi mientras sacó el condón de su closet y se lo puso rápidamente, volvió a la cama, se subió y se puso de rodillas para follarme. Me acomodé mejor y puse mi cabeza sobre una montaña de cobijas que había detrás mío para disfrutar de la función.

Sentía que estaba abierto ese día, o tal vez estaba muy excitado. Usualmente siempre sé cuándo me falta lubricación, foreplay o excitación para disfrutar de un pene en mi culo. A veces es psicológico, o simplemente tiene que ver con el tamaño del mismo pene: entre más largo y grueso duele más. No es lo mismo un pene largo y delgado, que uno corto y grueso; un pene grueso siempre dolerá más, y dependiendo de lo largo, puede doler aún más.

La lubricación siempre ayuda, aunque no siempre hay un frasco de lubricante a la mano. Su verga entró como anillo al dedo, sin ningún esfuerzo. Mi culo estaba ansioso y preparado para recibir su verga, y su pene estaba listo para entrar en mi ano. #487 abrió aún más mis piernas con sus brazos y me penetró a un ritmo rápido y constante.

Estar ahí acostado mientras él abría mis piernas con sus manos y me penetraba, sabiendo que le estaba siendo infiel a su pareja me dio mucho morbo. Aunque no me gusta la idea de destruir familias o generar separaciones, la parte del morbo de saber que alguien le está siendo infiel a su esposa, novia, o novio conmigo me da demasiado morbo.

En varias ocasiones sacó su pene por completo y lo volvió a meter rápidamente para seguirme culiando, quería tenerlo dentro todo el tiempo. “Me voy a venir, susurró mientras me cogía. Le dije que lo hiciera y 10 segundos después paró de moverse y sacó su verga de mi culo, pude ver una cantidad relativamente pequeña de semen colgar del condón.

El afán que llevaba hizo que nos vistiéramos ŕapido, iba tarde a su reunión. Agarró unas cosas y salimos al mismo tiempo de su apartamento, cerró la puerta con llave y a la salida nos despedimos y tomamos rumbos opuestos. Al día siguiente me escribió: “le gustó?”, y le respondí que sí. No hemos vuelto a hablar desde entonces.


Puntuación: 8,5 de 10

Un comentario sobre “#487. El dueño del restaurante

  1. Me encantan tus historias pero me des concentras cuando escribes “encima mío” o “dentro mío” o “debajo mío” porque es una expresión excluída por la Real Academia de le Lengua Española que debe reemplazarse por “-encima de mí” o “dentro de mí” o “debajo de mí” si se diera el caso, es un dato para mejorar, un abrazo!

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .