#491. El guajiro

Antes de conocer a #491 Había estado con opitas, paisas, caleños, costeños, pastusos, santandereanos, pero nunca con un guajiro. #491 era de la Guajira y su lugar de nacimiento era suficiente para poder guardarlo en mi lista de excel sin tener que buscar otra cosa específica en él que me hiciera recordarlo. “El guajiro” sería como aparecería en mi lista de Excel incluso antes de conocernos en persona.

#491 iba a venir a Bogotá por dos días por cuestiones de trabajo. Me avisó con suficiente tiempo de antelación antes de su viaje y aunque mi horario era apretado los dos días que iba a estar en la ciudad, nos vimos la noche que se quedó en Bogotá.

Llegué a media noche a su hotel, tenía miedo que no me dejaran entrar pero logré entrar fácilmente. Me dio su número de habitación, me registré en el Lobby y subí hasta su habitación. Cuando llegué la puerta estaba entreabierta e ingresé. Era moreno, de 28 años y tenía una camiseta blanca apretada, pude notar que tenía buen cuerpo, al mirarlo me di cuenta que sufrió de acné cuando era adolescente. Nunca antes había conocido a alguien de la Guajira (que yo sepa o recuerde) o escuchado el acento guajiro.

Me senté en su cama y hablamos un rato, me sentía cansado porque debía madrugar al otro día y ya era media noche, así que no tenía muchas ganas de hablar, sólo quería culear con él e irme a dormir a mi casa. La conversación se volvió un poco más larga de lo que esperaba, y por alguna razón no me sentí en confianza o lo suficientemente excitado para dar “el primer paso”. Fue #491 quien dio el primer paso, ese paso que estaba esperando que llegara.

Me dio un beso corto que alargamos por mucho más tiempo, fue el preámbulo perfecto para la noche. Nos quitamos la ropa y cuando se quitó la camiseta vi el cuerpo que me había imaginado. Moreno, acuerpado y con pelos cortos pero ricos en el pecho. Se notaba que iba al gimnasio.

Se acostó en la cama y me acosté encima de él. Mientras nos besábamos #491 acariciaba suavemente mi cola y mi espalda. Movía sus manos entre mi espalda y mis nalgas de la manera más sensual posible, sabía lo mucho que me deseaba por la manera como me miraba.

Se lo mamé, como buen costeño la tenía grande. Minutos después se puso el condón y me acosté hacia arriba abriendo las piernas para ser penetrado. Me penetró despacio como se lo pedí, pues debido al tamaño de su pene debía tener cuidado para que no me doliera. Lo metió hasta el fondo y me agarró de la cintura penetrándome, sacando su verga y metiéndola de nuevo. Me gustaba tocar su pecho mientras me cogía, hacía un esfuerzo por no gemir en voz alta para que no nos escucharan en el hotel.

Volvimos a basarnos y se acostó encima de mí, nuestros pechos ya no estaban a 45 grados de distancia, sino que estaban pegados. Lo abrazaba y tocaba sus brazos con su pene dentro de mí, mis gemidos aumentaron y me empezó a quedar algo difícil respirar con facilidad ya que #491 estaba acostado con todo su peso encima, pero no quería alejarlo porque estábamos en el punto máximo de excitación.

Me gusta que me avisen cuando se van a venir, y la gran mayoría lo hacen. Los pocos que no me avisan me lo hacen saber por la expresión orgásmica en su cara o un gemido, pero #491 sacó su pene rápidamente de mi culo y vi el semen dentro del condón, lo quitó rápidamente y se paró de la cama para botarlo. No me di cuenta cuando se vino ni hubo algún gesto que me avisara que estaba a punto de hacerlo. Debió ser porque tuve mis ojos cerrados todo el tiempo.

Me masturbé y pedí el uber para mi casa. Me volví a acostar con #491 otra noche que volvió a Bogotá por trabajo, pero el sexo no fue lo mismo.


Puntuación: 8 de 10

Un comentario sobre “#491. El guajiro

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .