#499. El colombiano que vive en Houston con pecho perfectamente promedio

Recibí un mensaje de un seguidor de twitter que decía: “qué hay que hacer para ser parte de su lista?”. Su foto de perfil mostraba un hombre blanco con barba en un lugar que aparentaba ser una planta petrolera. Le pedí más fotos y me pareció atractivo, se veía serio y muy sexy. No fue muy explícitó durante nuestra corta conversación por twitter en cuanto al sexo, ni me dijo lo que me quería hacer en la cama como todos lo hacen, ni me envió fotos de su pene. Fue muy reservado y eso me causó misterio, pero sus fotos me hicieron desear conocerlo.

Me contó que se estaba quedando con su tía en chapinero durante su estadía en Bogotá. #499 es un colombiano bogotano que vive en Houston pero vino a Bogotá por un período por cuestiones de trabajo. Días después me dio la dirección donde se estaba quedando y llegué a la hora que acordamos. Me pidió que le avisara cuando estuviera abajo y así lo hice.

Me abrió la puerta un hombre de 1.70 de estatura, delgado, blanco, de unos 30 años, con poco pelo en la cabeza, barba prominente y ojos grandes. No tenía expresión en su cara, lo cual concordaba con nuestra fría y corta conversación por twitter. Entramos y subimos por las escaleras, era un edificio viejo sin ascensor. Subimos como 5 pisos pero se me hicieron 10, llegué muy cansado porque no estoy acostumbrado a hacer ejercicio y mucho menos subir 5 pisos.

Entramos en silencio, el apartamento era tan viejo como el edificio. La sala-comedor era grande y todo estaba oscuro, en el fondo habían dos habitaciones con la luz prendida y pude escuchar la voz de una mujer madura que provenía de una de esas dos habitaciones. “No hay problema que te vean entrar conmigo?”, le pregunté en voz baja. Mi preocupación radicaba en qué pasaría si esa mujer me viera entrar al cuarto de #499, qué le preguntaría ella a él, y qué le diría él sobre mi?

La probabilidad que nos viera era alta, pues las dos habitaciones estaban abiertas. #499 se veía tan tranquilo y me hizo señas que no me preocupara, me quedé unos segundos en la sala y se aseguró que nadie nos viera, luego entramos rápidamente en silencio hasta su cuarto, el cual estaba justo al lado del cuarto donde parecía estar la mujer. Cerró la puerta con seguro y le subió el volumen al televisor. En su escritorio vi unos 5 libros en pila, todos estaban en inglés y parecían nuevos, por sus títulos todos parecían ser novelas, algunas de ciencia ficción.

Le pregunté si le habían gustado los libros y me contó que no había empezado a leer algunos porque no tenía tiempo. Poco tiempo después de empezar a hablar descifré su tipo de personalidad. Es alguien reservado y tímido, habla en voz baja y sus comentarios son cortos y precisos.

Considero que soy más de los que escucha que los que habla, pero con #499 tuve que llevar más lejos mis dotes de conversador. Era tan callado que sentí que tenía que crear un vínculo de confianza para evitar silencios incómodos y romper el hielo. Sin que me preguntara sobre mí le hablé de mi vida y por alguna razón, a pesar que no sabía mucho de él, me dio confianza para contarle muchas cosas que siento y pienso. Cuando tomó confianza empezó a hacerme preguntas que le respondí extensamente.

Su cara sin expresión me dio la intriga de saber cómo se desempeñaba en la cama. Será que haría cara de placer cuando lo hiciera venir? Será que le gusta besar? Eran algunas de las preguntas que cruzaban por mi mente a medida que le hablaba. 15 minutos después de empezar a hablar dimos inicio al momento que esperábamos.

Lo vi quitarse la ropa y cuando se quitó la camisa vi su hermoso cuerpo. Era perfecto para ese prototipo de cuerpo, pues no es el típico man que va al gimnasio. Era delgado pero en la proporción perfecta, sus pectorales estaban bien definidos y su abdomen también. Los vellos en el pecho le crecían de forma perfecta y dejaban ver de manera fácil las divisiones de su pecho. Una línea vertical abundante de vello que iba desde su vello púbico hasta casi su cuello separaba la parte derecha e izquierda de su pecho, otra línea horizontal se ubicaba entre sus pectorales y su abdomen. Su pecho, a pesar de no ser el típico pecho con six pack y pectorales musculosos, es uno de los pechos más lindos y naturales que he visto.

Con sólo verlo me puse duro y me imaginé gimiendo de placer con su verga dentro mientras lo tocaba con mi mano acostado boca arriba. Quedó sin camisa con su jean puesto y me hubiera gustado morbosearlo así, rozar su paquete sobre la tela azul del jean pero se lo quitó inmediatamente. Su pene era de tamaño promedio y estaba erecto, era excitante saber que se lo hice poner así de duro sin haber empezado todavía.

Se lo chupé por unos 3 minutos, lo hice despacio y con mucho morbo. Me preguntó en qué posición quería que me penetrara y le dije en pollo asado, mi favorita. Me acosté en dirección opuesta a la cabecera de la cama. #499 sacó una caja de condones y cuando lo abrió noté que los condones eran negros, recuerdo haber estado con alguien que usó un condón negro una sola vez, odio este tipo de condones porque cuando se lo pone el activo no se puede ver el pene erecto ni su color, sólo se ve algo con forma de pene cubierto por plástico negro, toda la magia de ver una verga parola se pierde. Además, cuando el activo saca el condón usado del culo no se puede admirar la leche producto de su orgasmo.

Se puso el condón negro y coloqué una almohada debajo de mis nalgas para mayor comodidad de los dos. Puse mis piernas sobre sus hombros y acercó la punta a ni ano. Luego lo ayudé con mi mano a insertarlo y sentí como las paredes de mi culo se abrieron para dar paso a su miembro erecto. Entró fácilmente, su hermoso pecho me tenía con muchas ganas de recibir su pene.

Estábamos en la posición en la que había querido estar cuando se quitó la camisa y descubrí su lindo cuerpo, con su pene dentro de mí y su pecho velludo encima mío moviéndose al ritmo de sus empujones. De vez en cuando me gustaba tocar su pecho velludo en movimiento, luego miraba su cara de placer y su barba rica, el hombre serio y callado que había conocido minutos antes me lo estaba haciendo muy rico y estaba superando mis expectativas.

Se movía muy bien y se notaba que lo estaba disfrutando. Sus labios rosados delgados abriendo y cerrándose me decían que estaba a punto de llegar al orgasmo. “Me voy a venir, susurró en un tono de voz agitado mientras aumentaba la velocidad, “vente”, le respondí. Los segundos que siguieron fueron llenos de excitación y agitación, #499 empezó a abrir más su boca y a cerrarla, sus ojos se cerraron con fuerza y de repente sus empujones dentro de mí se hicieron más largos e intensos. Paró, había acabado.

Se quedó quieto un rato y luego sacó el condón con cuidado. El color negro del condón hizo que no pudiera admirar el semen que había dentro, pero después de mirarlo detenidamente pude ver el bulto que representaba el semen que colgaba de la punta de abajo del condón. Luego puse el condón contra la luz del bombillo y pude ver la leche que había producido con mi culo.

El sexo hizo que hubiera más conexión entre los dos y nos quedamos desnudos en su cama conversando. En realidad me quedé más tiempo porque estaba lloviendo y no quería mojarme, pero también disfrutaba de su compañía y me había gustado hablarle sobre mí antes de follar. Continué mi discurso después del sexo y hablamos de la vida sexual de los dos, de lo que hacíamos en nuestro día a día, etc.

Media hora después cuando había escampado se vistió y también me puse la ropa. Cuando íbamos a salir escuchamos gente hablando afuera, y #499 no quería que nos vieran salir. Esperamos unos 10 minutos más hasta que los ruidos de la conversación cercana desaparecieron por completo. #499 salió primero con cuidado para asegurarse que nadie nos viera y me avisó para que lo siguiera. Salí rápido del cuarto y me acompañó hasta la puerta.


Puntuación: 8 de 10

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .