#502. El bisexual de twitter con cuerpo delicioso que me decía perra

Llevo meses esperando por escribir este relato. Con solo pensar en esa noche siento la necesidad de masturbarme.

La primera vez que lo vi fue en una foto de un retweet que alguien hizo de él. Inmediatamente me llamó la atención. Era la foto de un hombre grande, velludo y acuerpado, se veía parte de su quijada y pude ver que tenía barba. No se veía la cara pero por la foto de su cuerpo podía inferir que era alguien bien parecido.

Entré a su perfil y vi varias fotos de su verga y cuerpo, algunas bañándose. Era muy varonil y su pecho era perfecto, acuerpado y velludo. Lo que más me excitó fue los videos donde tenía sexo con diferentes mujeres en moteles. Algunas de ellas eran “hot wives”, un término para describir a mujeres que tienen permiso de sus pareja para tener relaciones sexuales con otros hombres.

Los vídeos eran muy cortos pero era suficiente para despertar unas ganas increíbles en mi por llevármelo a la cama. Se notaba sue cogía como un dios y que lo hacía delicioso. Seguí revisando su perfil y me encontré con que es alguien muy abierto sexualmente, usaba hashtags y palabras usados comúnmente por parejas swinger como #bull, #corneador, #milf, #cuckold, y #hotwife.

Decidí escribirle por mensaje de twitter, no sabía si era bisexual pero no perdía nada con insinuarme.

Yo: Hola, que deli te ves
@#502: Hola Men. Gracias
Yo: quisiera hacer algo contigo. Te llama la atención?
@#502 Y que quisieras hacer parce?
Yo: yo quisiera mamártelo y luego que me lo metas bien rico y hacerte venir como nadie y que me hagas gemir mucho
@#502: donde estas vos?
Yo: bogota y tu?
@#502: también bogota. Se puede ver una foto de vos para saber con quien hablo?
Yo: (le envío fotos de mi)
@#502: te ves bien parce. Sería cuadrar donde
Yo: estos días ando en estudiando para exámenes, te aviso cuando pueda

De vez en cuando veía sus fotos pero no volvimos a hablar hasta un mes después que me volvió a escribir.

@#502: Hola Men que tal todo?
Yo: Hola bien gracias y tu
@#502: yo en la calle haciendo unas vueltas. Pero vos sos de bogota
Yo si y tu donde vives
@#502: también. Vos me habías hablado hace un tiempito
Yo: si porque estas deli. Quisiera pasarla rico contigo
@#502: sería cuadrar algo. Donde sería?
Yo: no tengo sitio. Tu tienes?
@#502: no tengo, toca residencia
Yo: si, resi está bien. El viernes puedes?
@#502: no creo poder está semana. Te parece la próxima por ahí el martes?
Yo: si claro me parece
@#502: listo parce

#502 es de esos hombres difíciles. Bisexual y ocupado. Consumaríamos nuestro encuentro casi dos meses después de la primera vez que le escribí, pero como dice el dicho: lo bueno se hace esperar.

Nuestras conversaciones posteriores fueron por whatsapp y mucho más calientes. Intercambiamos nudes y muchas frases morbosas sobre lo que queríamos hacer cuando nos encontráramos. Hablamos cada 3 o 5 días y siempre me prendían nuestras conversaciones, eran llenas de morbo y cosas arrechantes. Simplemente hablar con él me ponía duro. Después empezó a enviarme mensajes de voz y la primera vez que escuché su voz casi tuve que hacerme la paja, su acento era sexy pero no sabía de donde era. Podría ser paisa, podría ser caleño, o podría ser un rolo de esos que le gusta hablar con acento de otro lado.

Una tarde por fin logramos cuadrar nuestro encuentro y nos vimos en la Panamericana de la 61 con 13. Llegué después que él. La idea no era hacerlo esperar, pero gracias al tráfico de Bogotá no pude llegar a tiempo. Mientras iba en camino sentía nervios, le pregunté cómo iba vestido para reconocerlo y a penas me bajé del uber caminé una cuadra hasta que vi al hombre blanco y alto con abrigo verde largo como me había dicho. Era guapo, se veía muy bien con barba y tenía unos labios lindos. Sus pestañas eran largas y tomaban gran protagonismo.

Nos saludamos con un apretón de manos y me sonrió. Como lo he dicho anteriormente, en los primeros 10 segundos de conocer a alguien puedo sentir si hay empatía o conexión, saber si el otro es amable o tosco, si es tímido o extrovertido.

A veces esta percepción puede cambiar durante el encuentro, otras veces la confirmo al despedirnos. En la mayoría de los casos mi primera impresión es acertada. El saludo y cordialidad de #502 me hizo inferir que era alguien con quien iba a tener una conexión interesante y con quien podía hablar tranquilamente. Caminamos hacia el norte, hacia donde estaban las residencias y me contó que es de Santander y que es bisexual. También me dijo que le gustan las mujeres maduras y que se ha comido varias gorditas solteras que lo buscan para darse placer. Casi siempre tiene sus encuentros en moteles y disfruta mucho hacerlo con mujeres pero rara vez lo ha hecho con hombres.

Luego empezamos a hablar de mí. “Y tu… eres terrible no?”, dijo riéndose. “Por qué lo dices?”, le pregunté. “Alguna vez vi tus videos”, respondió. Sentí algo de vergüenza y cambié de tema. Finalmente llegamos a una residencia que él conocía.

Entramos por un pasillo y la mujer que nos recibió en la entrada nos asignó una habitación. Pedí dos condones y la señora se fue por ellos, mientras tanto #502 hizo algo inesperado: me agarró el culo y me acercó hacia él hasta que quedamos uno al frente del otro, levanté mi cabeza y nos dimos un beso apasionante. Me quité el pantalón y en ese momento volvió la señora con los dos condones, #502 los reclamó, y cerró la puerta con seguro.

Se acercó de nuevo a mí y me apretó las nalgas, puse mis manos en su nuca y continuamos el beso que la mujer de la residencia había interrumpido. #502 me besaba con la arrechera que nos teníamos desde nuestras conversaciones por whatsapp. Se quitó el pantalón, luego los zapatos, sus bóxers y finalmente su camisa, se dejó las medias negras puestas. Descubrí ese hermoso cuerpo que había visto solamente en fotos y videos.

Pasé mis manos por todo su pecho velludo, luego sus brazos y finalmente bajé hasta su pene. Lo tenía duro, era blanco, rosado en la punta y lindo, así como su cuerpo y su cara. Debía medir 20 centímetros, su diametro era proporcional a su longitud y era sutilmente encorvado hacia arriba. Me arrodillé para mamárselo y a partir de ese momento me di cuenta de su faceta dominante, una que no me sorprendió.

Le gustaba que me metiera su vergota hasta el fondo de mi boca, sabía que lo disfrutaba y por eso hice un esfuerzo sobrehumano para no vomitar. Minutos después de empezar a mamárselo muchas lágrimas empezaron a salir de mis ojos y la sensación de náuseas aumentó por tener su pene estimulando mi campana, lo cual me daba ganas de vomitar.

Quería darle una de las mejores mamadas que le han dado en la vida, pues llevaba meses esperando ese momento. Después de haber mamado más de 700 vergas, todavía no logro perfeccionar el arte de la mamada. Me metí esa verga en mi boca como si fuera la última en el planeta y la disfruté por más de 8 minutos en mi boca.

Con el tiempo mi cuello se empezó a cansar y cuando me sentía agotado, buscaba cambiar la posición de mi cabeza o respirar para continuar dándole placer a su pene. A veces #502 tomaba el control y agarraba mi cabeza con las dos manos, luego me movía rápidamente para que se lo chupara a máxima velocidad. Cuando terminé de chupárselo me sentí realizado, sabía que le había dado una buena mamada.

Mi ano estaba listo para recibir su verga, #502 me tenía tan excitado que sentía que mi ano se había lubricado naturalmente. Me acosté con mi cabeza sobre la almohada para recibir su verga y me abrí completamente de piernas para hacerle saber que mi culo era suyo. Mientras tanto #502 se puso el condón y observó mi culo, luego se tocó la punta de su pene unos segundos y se montó en la cama para cogerme.

Abrí mis piernas lo más que pude y esperé a que #502 lo metiera. Primero sentí la punta rozar mi ano, luego un leve empuje hacia adentro y centímetro a centímetro fue ingresando su pene en mi ano hasta que lo tuve todo dentro. Empezó a moverse rápido y a sacar y a meter su pene, la madera de la cama sonaba al unísono de sus movimientos sexuales.

Mi ano se sentía cómodo con su verga dentro, era como si esa verga perteneciera todo el tiempo a mi culo. Ver su cuerpo rico y su pecho velludo acompañados de su cara de morbo y excitación mientras me culiaba me tenía haciéndome con la verga dura. Tomó mis piernas y con su mano las abrió un poco más, pues inconscientemente las había estado cerrando para abrazar su espalda con mis pies. “Eso, mi perra me abre bien las piernas”, dijo con una voz gruesa y en voz baja mirándome fijamente a los ojos, eso me volvió loco.

Follamos en esa posición unos 10 minutos y luego sacó su pene porque quería darme en cuatro. Me puse en 4, me agarró de la cintura y lo volvió a meter. Me empezó a dar duro y sin compasión, mis gemidos aumentaron de volumen. De vez en cuando me daba palmadas en las nalgas. En un momento dejó de moverse y supe que era porque quería que me moviera, así que tomé el protagonismo y empecé a moverme hacia adelante y hacia atrás para estimular su verga. Me agarró duro de las nalgas y me dio varias nalgadas mientras me mecía con su pene dentro.

No se pudo aguantar mucho tiempo sin moverse y volvió a hacerlo metiendo y sacando su pene de mi culo, llegó un punto en el que los dos nos movíamos sincronizadamente. Dejó de agarrarme de la cintura para poner su mano derecha sobre la cama su mano izquierda sobre mi hombro. Al sentir la presión de su cuerpo sobre mí dejé de estar en 4 y mantuve mi culo a la misma altura en la que estábamos tirando en 4 con las piernas arrodilladas pero con mi pecho y mis brazos acostados sobre la cama. “Eso, así”, susurró para inferir que estaba más cómodo de esta manera.

Giró 40 grados hacia la derecha sin sacar su pene de mi culo en una posición que rara vez he practicado y que llamaría: las 12:13. Porque era como si yo estuviera apuntando a las 12 en punto en un reloj y él encima mió apuntando a los 13 minutos. Continuó dándome nalgadas y disfruté cada vez lo que hacía, finalmente tomó mi pierna derecha y la subió son su brazo mientras seguía dándome verga.

Paró un momento, era hora de cambiar de posición y sería la posición en la que se correría dentro de mí. Fue la misma en la que empezamos, yo acostado boca arriba con mis piernas abiertas y él encima mío.

Me lo metió y vi de nuevo su lindo cuerpo y su cara disfrutando conmigo, me gustaba tocarle su pecho velludo mientras se movía hacia adelante y hacia atrás. Empezó a moverse despacio y me preguntó en voz baja: “Quieres más?”, “Sí!”, le pedí. Inmediatamente me volvió a follar duro y rápido e hizo otra cosa que me encantó: me empezó a dar cachetadas.

Lo que siguió a continuación fue un verbal-Fuck delicioso previo a su orgasmo.
“Mi perrita”, susurró.
“Qué Quieres?”, preguntó mientras me seguía dando verga.
“Leche”, dije suplicando por su leche.”Dame leche” le insistí.
“Si perrita, te voy a dar mi leche dijo en un tono de voz más alto que me traía loco “tu necesitas leche, quieres?”
“Sí!”, grité
“La leche?”, preguntó
“Por favor”, respondí.

Así siguió culiándome cada vez más rápido

“Ya te voy a dar tu leche mi perra”, dijo en un tono aún más excitante, un tono que me decía que pronto me la iba a dar.
“Oh sí!” Grité.
“Puta, te doy tu Leche, tu leche perra!” Dijo acercándose va a vez más al orgasmo
“Toma tu leche! Tómala! La sientes?”
“Sí!” Gemí

#502 se movió otros segundos más y empezó a ir más despacio.

“Ya?”, le pregunté para saber si había terminado.
“Sí”, me respondió en voz baja y cansado sin moverse, prueba que había llegado al orgasmo y se había terminado. Enseguida se agachó y me dio un beso en la boca.

Sacó su pene y botó el condón. Me masturbé mientras observaba su rico pecho velludo y recordaba el momento cuando me cogió. Nos dimos unos besos cortos antes de salir de la habitación, nos vestimos y salimos de la residencia, y me despedí de quien me dio uno de los mejores polvos de ese año.


Puntuación: 10 de 10

Le dedico esta entrada a Avicii, mi DJ favorito. Q.E.P.D. 

3 comentarios sobre “#502. El bisexual de twitter con cuerpo delicioso que me decía perra

  1. Hola, pues he visto esas folladas tuyas y me encantan….. me pone a 200… ja ja ya me gustaría culearte a ti tambien pero es imposible vivo en España. Ayer te mande vídeo pajeandome!!, y creo que te gusto aunque no lo pudiste publicar.
    Me gustaría saber como eres físicamente, pues todas tus imágenes aparecen pixeladas!!!, si quieres me mandas foto tuya por correo a Twitter.
    Tranqui , que yo miy muy discreto.
    El Relato de 10, eres muy morboso y muy calentito, ya me gustaría ser uno de esos 700…. gracias!!

    Me gusta

  2. El video de este polvo ha sido el causante de muchas de mis pajas…
    Sin duda el mejor activo que has tenido, o por lo menos el que a mi mas me ha gustado.
    Hazle un favor a la humanidad, vuelve a subir el video…

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .