#509-#510. Trío con 2 activos en un baño

Llevaba meses hablando con #509. Mis sospechas indicaban que era un buen candidato para hacer cruising por la forma como hablaba y el interés que mostraba en hacerlo en un baño público conmigo.

No todos están hechos para el cruising. Muchos creen poder hacerlo y quieren hacerlo, pero muy pocos logran hacerlo. Uno puede inferir el éxito de un encuentro planeado en un lugar público desde la primera frase. “Y es seguro?”, “nunca lo he hecho”, y “qué otro lugar menos riesgoso se te ocurre?” son frases de alerta para decir: NEXT. Al primer titubeo pierdo el interés porque sé que seguramente será alguien que se puede arrepentir antes del encuentro o una vez estemos en el lugar, y no me gusta que me hagan perder el tiempo.

Rara vez he encontrado a alguien que haya nacido para hacer cruising, alguien que no le de miedo el riesgo de ser descubierto y esté dispuesto a todo. #509 era uno de ellos. Habíamos hablado de hacerlo una noche en un parque o un baño, además tenía experiencia, y eso le daba más 1,000 puntos en mi lista de encuentros pendientes.

#509 es joven y trabaja en un área donde hay muchas oficinas. Después de haber hablado por muchas semanas sobre nuestro encuentro me escribió una tarde para hacerlo en un baño de un edificio que conoce cerca donde trabaja. Su mensaje me tomó por sorpresa y emoción a la vez. Me dijo que había un baño en un edificio de oficinas que conocía donde quería cogerme y que debíamos hacerlo después de las 6 de la tarde cuando no hubiera casi nadie en el edificio.

Tenía planeado otro encuentro con alguien ese día pero cruising en un baño mata cualquier otra cosa, así que le cancelé al otro y le confirmé a #509. Camino al lugar me preguntó si quería un trío, y aunque no soy fan de los tríos, me gustaba la idea de un trío en un baño. Me dijo que el otro era activo y le dije que sí, me gusta ser el centro de atención cuando somos más de dos. Si el otro hubiera sido pasivo no hubiera aceptado el trío.

“Te estamos esperando”, me escribió. Le avisé que iba tarde y que había mucho trancón (tráfico). Después de una espera en el transmilenio que se mi hizo eterna por fin llegué. Subí las escaleras corriendo para buscar el nombre del edificio, dentro de un enjambre de edificios de oficinas, lo cual hizo que me demorara aún mas en encontrarlo. Finalmente encontré el edificio gracias a un guardia que me ayudó.

Seguí las instrucciones que me dio #509. Entré rápido y sin preguntar nada para evitar que los celadores me detuvieran, me sorprendió lo fácil que es entrar a ese edificio. Sentí nervios mientras caminé de la puerta hasta el ascensor, sólo cruzaba los dedos para que no me preguntaran nada, pero pensé que si #509 no trabajaba en ese edificio tampoco sino en uno cerca y pudo entrar, yo también podría.

El ascensor se abrió. Marqué el piso que me indicó #509 y seguí las instrucciones para llegar al baño donde me estaban esperando. Vi la puerta del baño y la abrí despacio, la luz estaba prendida y vi a #509, cerró la puerta y caminé hacia el fondo del baño donde estaba #510. #509 medía 1.70, era blanco y aparentaba 30 años, mientras que #510 era moreno, tenía barba, era más delgado y aparentaba 26 años. Los dos tenían vestido elegante y eso me excitó, sabía que llevaban tiempo esperándome para saciar sus deseos sexuales, #509 se había quitado el blazer de su vestido y estaba en su camisa blanca con su pantalón negro y zapatos negros brillantes, mientras que #510 también tenía zapatos y pantalón oscuro con camisa clara y un saco negro de abrir con botones.

El tiempo corría y existía la posibilidad que nos descubrieran, así que no teníamos tiempo que perder. Me quité toda la ropa y la dejé junto a mi maleta dentro de uno de los cubículos. Cuando salí desnudo del cubículo estaba #509 con el pantalón abajo y masturbándose, mientras que #510, quien se veía más tímido estaba parado observándome.

“Quién quiere empezar?”, pregunté. #509 se acercó para que se lo chupara y me arrodillé. Su pene estaba semi duro porque llevaba un tiempo tocándose, le medía 18cm y era rosado y brillante en la punta. No pasó mucho tiempo antes que #510 se bajara la cremallera y se empezara a masturbar. Acercó su pene a mi cara y mientras se lo mamaba a #509, con mi mano masturbaba a #510. Luego dejé de mamárselo a #509 y me metí el pene de #510 en mi boca mientras masturbaba a #509, empecé a alternar entre la verga de #510 y #509 en mi mano y mi boca, y así nunca dejaba de tener una verga en la boca y otra en mi mano.

Escuchamos un ruido de afuera y los 3 nos metimos a los 3 cubículos que habían en el baño, luego de un tiempo #509 abrió la puerta para revisar que no hubiera nadie y aforunadamente no había nadie cerca.

Les chupé las vergas y los masturbé hasta que la tuvieron bien dura. #509 fue el primero en penetrarme. Se quitó la camisa pero se dejó los zapatos, los bóxers y el pantalón, eso me arrechó muchísimo, que no se hubiera quitado lo de abajo. Me acorraló hasta la pared del último orinal y se puso el condón. Me metió dos de sus dedos antes de penetrarme y finalmente ingresó la punta, poco a poco fue abriendo paso dentro de mi culo. Volteé a mirar y allí estaba #510, masturbandose y mirándonos con deseo y morbo.

#509 lo metió hasta el fondo y luego me culió con propiedad, como todo activo debería hacerlo. Estaba allí, siendo follado por #509 contra el orinal de pie, perfectamente podría orinar en esa posición; mientras tanto #510 esperaba su turno. La situación era muy caliente y me producía mucho morbo, no sólo por el lugar, sino porque tenía a dos activos guapos a mi disposición que querían hacerme de todo. Los 3 teníamos nervios y de vez en cuando alguno de ellos dos se paraba para asegurarse que nadie viniera, pero estaban dispuestos a correr el riesgo para disfrutar del momento.

#509 empezó a cogerme más duro, tuve que poner las dos palmas de mis manos bien abiertas sobre la pared de loza para evitar resbalarme o caerme, pues sus movimientos eran rápidos y fuertes y podía caerme fácilmente si no tenía equilibrio.

Llegó el turno de #510. #509 lo sacó y enseguida estaba #510 detrás mío para insertarlo, lo metió suave y me cogió así por 1 minuto aproximadamente. #510 quería intentar una nueva posición, así que puse mi camisa sobre el suelo y me abrí de piernas para que me cogiera en pollo asado. #509 se hacía la paja mientras #510 se alistaba para penetrarme. Me metí el dedo en el ano y lo miré fijamente a los ojos para decirle que deseaba su miembro dentro de mí, se demoró un poco en agacharse para penetrarme pero por fin lo hizo. Se puso el condón y se arrodilló en frente mío con su pene apuntando hacia mi agujero, el cual ya estaba listo y no tan estrecho debido al pene que minutos antes me había metido #509.

#510 tomó su miembro con su mano y apuntó hacia mi ano, puse mis piernas abiertas sobre sus dos brazos y esperé a sentirlo todo dentro. Lo metió con facilidad, me empezó a follar despacio hasta que lo tuve todo dentro, me hubiera encantado gemir pero era riesgoso. Una doble hubiera sido delicioso pero un poco incómodo por el lugar. Tenía a #510 comiéndome en pollo asado mientras me agarraba de su cuello para estar más cómodo y permitir que su pene entrara y saliera con mayor facilidad. Ahora era #509 quien nos miraba con morbo haciéndose la paja, y vi que en al menos dos ocasiones se volvió a acercar a la puerta para asegurarse que no viniera nadie. No me imagino qué sería de nosotros si alguien hubiera entrado en ese momento.

#510 me lo metió en esa posición por unos tres minutos, me encantaba ver a #509 masturbándose mientras #510 me penetraba, en sus ojos vi que lo disfrutaba tanto como cuando lo tenía dentro de mí. El momento fue delicioso, lleno de excitación y mucho morbo, pero llevábamos muchos minutos y era peligroso demorarnos más tiempo. Sin embargo, #510 quiso cambiar de posición y darme en 4.

Me folló más duro en esta posición, sentí la libertad de gemir más duro mientras lo hacíamos así, y me deshinibí en ese momento gruñendo y gimiendo del placer que me producía estar en un baño donde me podían descubrir y tenía dos vergas para mí solo. Los músculos de mi ano estaban muy cómodos con la verga de #510 dentro, parecía que quería tenerla por mucho más tiempo para luego recibir otra dosis de #509. Lo que empezó en 4 terminó en lo que usualmente termino cuando el peso del activo y sus movimientos le ganan a mi cuerpo, caí sobre el piso pero continuó follándome, de hecho pienso que estaba más cómodo acostado encima mío que cuando me daba en 4.

Finalmente sacó su pene, se quitó el condón y se empezó a masturbar encima de mí, me volteé y quedé acostado boca arriba listo para recibir su leche, lo vi masturbarse hasta que se regó en mi abdomen. Me dejé el semen seco de #510 sobre mi piel, #509 estaba listo para darme una última follada. Me llevó hasta el lavamanos y me senté encima del mesón, mi lugar favorito para ser culiando en un baño.

Me recosté y me abrí de piernas para ser penetrado otra vez por #509, era más rico hacerlo ahí porque teníamos toda la luz encima de nosotros a comparación cuando me lo hizo contra el orinal donde estaba oscuro. Pude ver su cara y su pecho moviéndose al ritmo de sus embestidas, me cogió en esta posición por un rato hasta que se cansó y se masturbó.

Ordeñé las dos vergas de #509 y #510, había cumplido mí objetivo. Me sentía realizado, además nadie nos había descubierto. Entré al cubículo para vestirme, estaba cubierto de semen y mi cuerpo olía a semen, no hay olor que me guste más. Me vestí, con la leche sin secarse todavía sobre mi piel.

Cuando salí #510 y #509 ya estaban vestidos y listos, #509 salió primero para no despertar sospechas. Me quedé un rato hablando con #510, los dos salimos del baño al mismo tiempo minutos después. Cuando salimos del ascensor cada uno tomó direcciones opuestas.

En el trayecto a mi casa recordé lo que había vivido pocos minutos antes y se me paró, sobre todo porque ya sentía el semen tirante y seco sobre mi piel.


Puntuación: 10 de 10

4 comentarios sobre “#509-#510. Trío con 2 activos en un baño

  1. OYE POR CIERTO ESO DE ” DIARIO SEXUAL SECRETO ” DE SECRETO NO TIENE ES PERO NADA !…. SE NOTA QUE NO TE QUIERES NI UN POQUITICO, BUENO ESO Y DE QUE ESTAS MUY MAL DE LA CABEZA Y QUIEN SABE TAMBIÉN CUANTAS ETS TENDRÁS.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .