#517. El pianista

No podría pasar mucho tiempo antes que algunos me empezaran a reconocer por mi cuenta de Twitter. Llevaba meses sin entrar a un chat gay de Bogotá que a veces visitaba, en ese chat encontré varios que hacen parte de mi lista de excel y decidí volver a entrar. Recibí un mensaje de alguien cuyo “nickname” me resultó muy chistoso. Era algo como “chupa culos sin vergüenza”.

Empezamos a hablar y le envié fotos de mi cuerpo. Tan pronto le envié las fotos me respondió: “jueputa que rico! Eres la perra de Twitter que se lo da a todo el mundo y se lo culean todos los días! Te sigo en Twitter y siempre leo tus relatos”. Dudé en aceptarlo, pero se notaba tan seguro que sabía que si lo negaba no me iba a creer.

#517 estaba sorprendido de estar hablando conmigo, me resulta difícil creer que tenga un grado de fama en este mundo, tan sólo una hora antes estaba sacando unas fotocopias para un trabajo de la Universidad y se me habían mojado por la lluvia de ese día, algo muy tonto para tener una fanaticada.

Tuvo que despedirse y me pidió mi whatsapp por si quería divertirme con él en el futuro. Me dijo que tenía un pene grueso y largo que me iba a gustar. #517 me pareció atractivo, me envió algunas fotos montando caballo, otras de su viaje a Europa, pero lo que más me gustó fue cuando me envió sus selfies sin camiseta frente al espejo de su baño. Siento que #517 tiene la impresión que soy muy fácil, y quería quitarle esa mentalidad que tiene de mí sin dárselo tan rápido, pero cómo podía resistirme a ese cuerpo?

Dos días después me escribió, se disculpó por haberse demorado en escribirme porque había estado muy ocupado. Quería “verme”, no especificó qué quería hacer conmigo pero eso era algo que los dos teníamos muy claro. Me envió la dirección de su apartamento cerca a Unicentro. Ese día llegué a la puerta de su edificio y me hizo seguir.

Medía 1.65, tenía 32 años, era blanco pero se notaba que se había bronceado hace poco porque su piel se veía naranja. Su cara era cuadrada, sus cejas parecían depiladas y aunque odio los hombres que se hacen las cejas, los que tienen el pelo largo, los que se pintan el pelo o se ponen pantalones pegados, #517 no era muy evidente en sus cejas retocadas y de hecho se le veían bien.

Su apartamento se me hizo muy grande para un hombre soltero, o tal vez mi punto de referencia genérico de los apartamentos de soltero no encaja con #517. Entramos directo a su habitación y cerró la puerta.

Me senté en su cama observando como se quitaba la camisa. No tuvimos sexo de inmediato, #517 empezó a conversar conmigo, lo cual sirvió de “foreplay”. A medida que hablábamos me di cuenta que #517 era mucho más interesante de lo que me imaginaba, y teníamos algo en común, con quien rara vez puedo hablar. Es pianista, tiene una banda de música y ha trabajado como pianista en La Voz Colombia. Inmediatamente sentí una empatía y una conexión con él.

Mis papás siempre se preocuparon por darme la mejor educación y desde pequeño siempre me gustó el piano, así que cuando tenía 9 años me pusieron en clases de piano. Debido a la Universidad en los últimos años no he podido practicar como antes, pero sigue siendo mi pasión.

No soy fan de la música clásica, nunca me gustó porque mis profesores siempre me imponían las canciones, además se me hacen aburridas; por eso prefiero compositores modernos como Hans Zimmer (el creador de soundtracks para películas como inception, interestelar, piratas del caribe, gladiador, batman, entre otras películas) y Jarrod Radnich (el pianista que hace arreglos de canciones para pianistas virtuosos).

#517 me mostró las fotos de su banda y sus apariciones en la Voz Colombia, desafortunadamente no tenía su organeta con la que trabaja en el apartamento porque la había tenido que sacar para trabajar; me hubiera encantado escucharlo. Después de una buena conversación dimos inicio a nuestra tarde de placer. Se quitó todo pero se dejó sus medias verdes fosforescente, algo para nada sexy pero en el fondo sólo me importaba lo que hiciera con su pene y mis dos huecos.

Se lo mamé estando sentado en la cama y él de pie, su cuerpo era delgado, tonificado y tenía unos abdominales bien definidos, su six pack se empezaba a notar. Era delicioso mamar su verga mientras tocaba sus abdominales duros. Se lo puse duro en segundos y nos montamos en la cama para culiar.

Puse mi cabeza sobre las almodahas y coloqué otra almohada debajo de mi culo para que me penetrara en pollo asado. #517 sacó un condón de su mesa de noche y se lo puso sobre su pene erecto, coloqué mis tobillos sobre sus hombros listo para recibir su pene. Primero sentí la punta, luego empujó hacia adentro, y así la fue metiendo dentro de mi hueco, las paredes de mi ano se abrieron para dar paso a la verga de #517 ansiosa de hacer lo suyo dentro de mí.

De repente lo tenía todo adentro, mi culo quería con ansias tener todo su miembro adentro. Desde ese instante no pude parar de gemir, mis piernas se resbalaron por sus brazos hacia los lados, mis pies pasaron de estar sobre sus hombros a estar completamente extendidos en el aire hacia los dos extremos.

#517 cambió de ritmo varias veces, empezó culiándome muy rápido, luego se cansó y empezó a darme despacio y cuando recuperaba su aliento volvía a follarme duro y rápido. Eran esos cambios de intensidad y velocidad que me tenían duro, ver como pasaba de ir despacio a darme más rápido era delicioso.

Así me culió por aproximadamente 8 minutos y de un momento a otro sacó su pene, se quitó el condón rápidamente y se vino sobre mi abdomen. Quedé lleno de su semen, el cual se escurrió hacia el lado izquierdo y gran parte cayó sobre la cama.

Sé levantó de la cama para traer papel higiénico y me limpió. Me masturbé besando sus tetillas con él acostado al lado mío. Nos quedamos hablando por unos 5 minutos más y me despedí.


Puntuación: 6,5 de 10

Un comentario sobre “#517. El pianista

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .