Jerome, mi roommate

La semana pasada se dañó la señal de mi celular, estuve desesperado porque el internet no servía. A pesar que hay wifi en el apartamento donde vivo, la señal es muy mala. Paradójicamente el internet tiende a empeorar entre más cercano uno esté al centro de Londres, y no es un mito, es verdad. Lo he confirmado con los vecinos.

Mi celular es la fuente para agendar mis encuentros, hoy en día uno no es nadie sin un teléfono móvil. Tuve que pedirle el celular a mi compañero de apartamento para llamar a reportar el problema a mi operador. “No hay internet”, parece algo que los agentes de servicio al cliente no entienden en este país. Un sinfín de preguntas tontas para verificar la identidad de uno, les tomó un día completo para restablecer mi señal.

Jerome, mi roommate, es un canadiense de 40 años aproximadamente que trabaja en una empresa de tecnología hace dos años. Desde que lo conocí me pareció muy guapo, pero con el tiempo se ha vuelto como un hermano para mí. Se ha ofrecido a ayudarme en todo lo que necesito, siempre se interesa por saber sobre mi vida, en navidad me regaló una camisa,  ha cocinado para los dos en varias ocasiones, y siempre está muy pendiente de mí. Jerome se ha vuelto como esa persona que me hace falta en este país  que me recuerda a mis amigos y mi familia, él se ha vuelto como mi familia en Londres.

Pedirle el celular prestado a Jerome me hizo descubrir algo que pensé tenía muy bien controlado. Después de contactar a mi operador móvil, tuve que volver a llamarlos para saber por qué rayos todavía no me servía el internet, así que le pedí de nuevo el velular a Jerome. Entré al historial de su navegador para ver el teléfono de mi operador y encontré algo que no me esperaba. Lo primero que vi fue una búsqueda en google que decía: “What to do if my roommate is a prostitute” que en español significa “Qué hacer si mi compañero de apartamento es un prostituto”.

Rápidamente continué mirando las páginas anteriores, y su historial estaba innundado de páginas y foros en Quora, Yahoo answers y Google groups sobre el tema, personas que escuchan sonidos de sexo en donde viven, hombres entrando y saliendo a cada rato, condones en las canecas, gente duchándose a varias horas en el día. Mi corazón empezó a palpitar rápidamente, me empezaron a sudar las manos y se me revolvió el estómago. Se me pasó todo por la cabeza. Me imaginé la conversación que tendría con él diciéndome “Esto no es un burdel”, “De dónde sacas a esos tipos”, “Si sigues haciendo eso voy a llamar a la agencia para que te corran”. Sentí un nudo en la garganta porque fue como si un amigo cercano o un familiar se enterara de lo que hago en mi habitación.

Sospecho que él sabía de lo que hago desde hace días, pero desde que descubrí la búsqueda de Jerome en su celular,  muchas cosas tuvieron sentido. Una noche, después que vino el segundo tipo con el que me acosté ese día, Jerome estaba en la cocina. Siempre les he pedido a los que me visitan que sean callados cuando Jerome está en su habitación, porque no quiero que él se entere.

Yo no sabía que Jerome estaba en el apartamento ese día, y no estoy seguro si me escuchó gemir, porque vaya que sí me hizo gemir el tipo que me folló. Jerome vive en el piso de arriba, el apartamento donde vivimos tiene 3 pisos y una disposición extremadamente rara, así que nunca he sabido si él puede escuchar cuando estoy cogiendo. Esperamos a que Jerome saliera de la cocina y entrara a su cuarto para que se pudiera ir el personaje con el que había estado.

La mañana siguiente cuando salí de mi cuarto para ir a la cocina, Jerome estaba en el corredor, lo saludé como todos los días pero su saludo no fue el mismo de siempre. Fue un saludo incómodo, como cuando alguien está decepcionado o molesto con uno, fue forzado, y no me miró a los ojos como siempre. No le puse atención a eso y continué mi camino, pensé que tal vez había tendio un mal día.

Hoy, después que estuve con 6 hombres en mi cuarto me encontré a Jerome en la cocina, estaba haciendo té. Entonces salió de su boca algo que no me esperaba. “I’ve been seeing some strange men around here (He estado viendo hombres extraños aquí).”

Me quedé callado. “Friends of yours? (amigos tuyos?)”, continuó. Me miró con una cara de lástima, como de: dime la verdad, pero no fui capaz de decirle nada y no pude seguir mirándolo. “Yeah”, respondí y me fui a mi cuarto. Creo que hoy me dio la oportunidad que le explicara todo, como adultos, de discutir la situación. En lugar, lo tomé como si él fuera un tonto, cosa que no es, como si yo fuera amigo de muchos hombres y todos vinieran a “visitarme”. Sus palabras me pusieron nervioso, e hice lo que me podía mantener en mi zona de confort.

Minutos después de entrar a mi habitación recibí un mensaje en whatsapp que decía: “We need to talk (tenemos que hablar)”. Se me pusieron los pelos de punta. Yo no sabía como él podía tomar la situación, creo que él tampoco, por eso le pidió ayuda a Google. Si Jerome no quiere que traiga hombres distintos, él no es nadie para decirme que no lo haga, pero tal vez me sentiría más cómodo estando en otro lado donde pudiera seguir puteando, sin miedo a que alguien escuche mis gemidos o me juzgue.

Nos sentamos en la cocina, me hizo un té, estaba temblando del miedo, pero oculté mis nervios. No me había bañado desde que estuve con el sexto, y tenía nervios que pudiera sentir el olor a sexo que emanaba de mi cuerpo.

You know you are like my little brother, you could be my son (Sabes que eres como mi hermano menor, incluso podrías ser mi hijo)”, dijo, pero yo me quedé callado. “Is there anything you would like to tell me? (Hay algo que quieras contarme?)”, me preguntó.

El nudo en la garganta me ahogó y el sorbo de té que tenía en la boca terminó en el suelo. Jerome, a quien veía como mi hermano mayor pero nunca se lo había dicho, me acababa de decir que me veía de la misma manera como yo lo veía. Odio llorar, no me gusta que me vean hacerlo, porque es el estado más vulnerable del ser humano, y siempre he buscado construir un blindaje contra eso.

Me abrazó y me tranquilizó, pero su mirada de decepción me hizo sentir aún peor, le tengo miedo a eso, a causar decepción en las personas que me importan. Ahora sabía que Jerome lo sabe todo, cómo pude pretender que él no sospechaba nada después de tantos meses de hacer lo mismo. Lloré como bebé, descontrolado, frenéticamente. No pude seguir mirándolo, y cuando me calmé volví a mi cuarto. Hay alguien a quien tenía citado en la noche en mi habitación, pero mi conversación con Jerome, si es que le podemos llamar conversación, me desestabilizó, hoy no va a haber séptimo.

No he podido sacarme lo que vi ese día en su celular: “What to do if my roommate is a prostitute”, mejor empezaré a buscar otra habitación aquí cerca. Solo espero dormirme, mañana será otro día.

6 comentarios sobre “Jerome, mi roommate

  1. O podrías dejar de actuar como una puta, porque la situación con Jerome, es la capa del pastel de como sería con un amigo o familiar de toda la vida.
    Creo que acá cada lector sabe que tú tienes ese agujero que jamás vas a llenar, no por eso significa que no puedas intentarlo.

    Me gusta

  2. Hace poco he encontrado este blog y me sorprendió bastante, hasta llegué a creer que era un experimento social o solo una de esas historias de wattpad que puedes encontrar en internet, al entender cual era la razón de este blog y saber que tenías una meta pr cumplir (tu lista de excel) me surgió una duda, si seguirías esa lista o te retiras de esta etapa de tu vida? , creo que todos somos libres de hacer lo que nos plazca en gana y nadie tiene porque juzgarte, pero como lo menciona el comentario anterior, tan solo piensa que en este momento fue Jerome a quien decepcionaste, como lo seria con tus padres o hermanos (familiares etc.) Incluso hasta yo que tengo 3 días de haber leído este blog siento un poco de pesar por ti y no en un mal sentido ni por hacerte sentir mal, pero creo que debes plantearte lo que estás haciendo, y no quiero sonar como la típica mamá jajajaja, pero creo que eres más que solo alguien con quien puedan tener sexo, al ver tu investigación y resultados planteados de tu lista de Excel me da a entender que eres una persona inteligente y aún más si estás estudiando en londres como lo mencionas, aprovecha esa experiencia haz nuevas cosas y quierete, valorate y valora a las personas como Jerome que ven una persona, y no solo un simple chico con quien puedan saciar sus deseos.

    Mis mejores deseos para ti.

    Me gusta

  3. pues sientate a conversar con jerome. Quiere conversar como un hermano. Deberias mostrar un poco mas de carino. No puedes seguir escapando y huyendo del vacio que Jhon ha dejado.. Puede que algo bueno salga de todo esto. Quizas necesitas un terapista con quien hablar de esos problemas. no es nada vergonsoso..Dale una chance a ti mismo

    Me gusta

  4. Qué bello hubiera sido hablar con alguien que se preocupa por ti. En tu caso ya van 1,000 hombres que han pasado por tu alcoba y sólo una o un poco más que te han dicho “hablemos”. Esas pocas personas que de verdad se preocupan por ti debes aprovecharlas al máximo. Ánimo 🅱️🅱️

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .